Ya conocéis todos como dan el salto los pilotos de Moto2 a MotoGP: Su primer contacto con los prototipos grandes es sin ayudas electrónicas. Bien, partiendo de ahí y conocidas las diferencias gracias al software que podemos disponer en la calle, voy a contaros qué sensaciones me encontré cuando coqueteé con la electrónica, que es lo que me lleva a opinar sobre el tema.

Mi capacidad de adaptación es básicamente nula, pero cuando llevé mi 999 a hacer su chequeo de rigor, tuve la oportunidad de “tomar prestada casi secuestrada” una DUCATI MONSTER 821, una moto ligera, manejable, con 110cv, ABS y DTC. Lo primero que haces al subir a una moto menos potente es poner su mapa de motor en modo SPORT. No va a sorprenderte una moto con 50cv menos y con ayudas electrónicas, ayudas o filtros, porque si bien hay que frenar muy duro para notar palpitar la maneta derecha, no es tan difícil ver el panel de instrumentos iluminarse, al menos con los neumáticos que traía la 821.

Un consejo: Si vas a probar una moto, lo mejor es ir a territorio conocido. Mis referencias de frenada y de apertura de gas las tengo grabadas en otra montura, así que la primera subida (hubo varias), a un puerto de montaña cercano a mi localidad, fue un poco verlas venir. Tampoco confundas ABS con potencia de frenado: Los discos de 320mm que muerdo normalmente frenan más y mejor, o tal vez la rueda más blanda; quizá la posición de conducción o tal vez el llegar más rápido al punto marcado para decelerar, el caso es que llegas más despacio pero frenas prácticamente en el mismo lugar, sin hacer saltar el ABS, con lo que luego toca testar si funciona.

A la hora de probar la flexibilidad de tu muñeca derecha, si quieres recordar la sensación de velocidad conocida, tienes y puedes acelerar antes, y los filtros te dejan igual que si hubieras esperado un poco a encontrarte más centrado en la rueda trasera.

Hay un problema por tanto con la electrónica, al menos para mí: Como tienes cierta confianza en que no vas a oler a goma quemada, aceleras donde sin filtros no lo harías, y claro, la moto no desliza, acelera y toca compensar la prontitud de tu entusiasmo con grados de inclinación. Ojo, a nivel de usuario en moto desconocida pero en territorio familiar, no tengo ninguna duda del beneficio en confianza que te da un sistema de control de tracción, pero también te invita a acelerar antes. Será una mejora en cuanto a tiempos por vuelta, pero personalmente no lo quiero, no me interesa, tengo regulado el control de sudores fríos a base de sentido común, no de algoritmos calculados por ingenieros.

Ya hemos descartado el FTC, (fucking track control), veamos que pasa con el ABS. En conducción normal no lo hice saltar en modo SPORT y probando a hacerlo “queriendo”, en dicho modo me sorprendió lo bien que te deja levantar la rueda trasera.
Probemos entonces en otro modo, ponemos el modo RAIN; lógicamente saltará antes teniendo en cuenta que ha sido programado para asfalto mojado, y en seco sigues teniendo buena capacidad de frenado, vamos a ver si al intentar que actúe pasa lo mismo que antes… pues no, palpita antes. Sí, me gusta, tienes la seguridad de poder ayudarle a tu instinto si te has dejado llevar por el optimismo al llegar a algún ángulo de la carretera. Yo montaría un ABS moderno sin dudar a mi moto, pero el control de tracción queda a mi mando.

Ahora bien, para las motos de circuito, qué? Siempre dicen los pilotos que sería imposible pilotar estas motos sin ayudas electrónicas… Pues yo digo que SI se puede. De hecho, el día que debutan en la categoría, ¡Lo hacen sin ningún tipo de filtro! No podrían hacer los tiempos que hacen hoy día, porque tendrían que esperar a acelerar. Vamos, lo mismo que tú y que yo, tener la posición correcta para dar rienda suelta a los caballos.

Pienso que si tienes reparos a la hora de abrir el acelerador de la moto, una de dos: o vas más seguir, o lo haces con más cautela. Los tiempos por vuelta se verían afectados, SI, pero veríamos unas derrapadas de auténtico campeonato del mundo, algo limitado hoy día a campeonatos regionales. Eliminar el “valor electrónico” haría también salir a la luz muchas carencias y virtudes de la parrilla que compone un campeonato. De hecho, cuando tienes carreras en agua, la mitad de la parrilla se arma de valor para despojar de los puestos privilegiados a los cuatro de siempre. Y eso, simplemente es posible por que no puedes ir rápido con el parpadeo del control de tracción, hay que jugar con el gas, con el suelo mojado y con menos potencia.

Una cosa está clara: gana quien mejor sabe aprovechar la potencia de su moto con los neumáticos que tiene. Antes era cuestión de tacto, ahora es cuestión de ajuste electrónico, poder de adaptación a lo instintivamente incorrecto, pero ellos siguen entrenando disciplinas de deslizamiento lateral…

Verdadero o falso, no lo sé, pero es algo que no pienso yo sólo, creo.

Sin filtros electrónicos @DESMO_adicto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here