¿Sabéis qué se siente cuando vas a hacer algo nuevo para ti, excitante y peligroso? Pues eso es lo que pasa cuando te vas a meter por primera vez en un circuito con tu moto.

Por: @DESMO_adicto

Mi día comenzó a las 04:00am y después de saber que mi compañero de rodada no venía, era día de primeras veces, me tocó subir la moto al carro yo solo (era mi primera vez), lógicamente atarla, y llevarla al circuito. También era mi primera vez con un carro en el coche, llegué con el tiempo justo para lavarme la cara y tomarme 17 cafés.

Bajé a inscribirme en la rodada; toca bajar la moto del carro, también mi primera vez, y casi acaba en el suelo pero bueno, salvamos la caída; BOX y a cambiarse. No tenía ni idea de si debía buscar vestuario, pero la visión de “el veterano” en ropa interior ya te hace ver que estamos en familia.

Toca la charlita del MAESTRO, el SR. MIERES. Él ya se ha fijado en un tipo vestido con un mono de DUCATI que intenta pasar desapercibido, yo le aviso de que soy lento, aunque no lo aparento…

Primera toma de contacto con la pista. Fila india, y al pitido del monitor, te piras y adelanta un compañero para ser evaluado. Ahí comienza tu bautizo, el mío fue ¡DESMO_PALO! Pero qué quieres, qué pensabas, qué puedes esperar de un tío que casi no puede con los párpados… Llega la segunda rodada, un poco mejor, el DESMO_PALO empieza a flexar, palo mojado es fácil de doblar; miras tus ruedas, has llegado al borde no, al límite, ya estás contento; llega el momento de ver el vídeo con tus compañeros y ves tus primeras imágenes como “PILOTO”. Te toca: Eres el blanco del profe, te alecciona y no sabes muy bien por qué ya que tú te has visto bien…

Tercera rodada, ya incluso adelantas a algún compañero.  No rival, COMPAÑERO… Los veteranos te dan consejos, hablas con tus “colegas”, te animan, te suben la autoestima… pero llega el MAESTRO y ¡zaska!, ¡Tenías que estar tocando deslizadera, queda el sitio suficiente para ver pasar la luz! Pero estás cada vez más cerca. Descanso y a comer.

¡Eh!, ¿Qué pasa? Los monitores tienen la pista para ellos, todos mirando desde la barrera al más puro estilo taurino, qué bestias, qué finos, parece tan fácil… claro, llevan años en este mundo, qué grandes, te dicen casi a escondidas que “TU PUEDES”. Va a ser que lo que hacía falta era comer algo y un poco de amor propio…

Cuarta rodada, vas cómodo, mucho. Ya sigues a alguien que antes sólo se alejaba. Bien, empiezas a olvidarte de todo, “El profe me tiene manía”, “Esto es bullying”, no me digas que no. Tengo un DESMO_STYLE increíble… Y de repente, algo cambia:

Tu rodilla vibra por el roce del plástico con el asfalto. Mira, tenía razón el MAESTRO, he aprendido la lección, a este paso saco nota.

Ya le pillas el truco a la postura, qué razón tenía el SR. MIERES, la izquierda ya roza más fácilmente. Acaba la rodada, entras en PIT-LINE y te recibe entre aplausos la gente que hace un rato te daba consejos, los PILOTOS de verdad que han hecho de liebres para que te aprendas las trazadas. YAYO y OSCAR metieron horas extras conmigo y ahora ahí están todos, animando… Si no llega a ser por la pantalla oscura, hubieran visto mis ojos brillar al borde de las lágrimas. Lo mejor de todo es que te dicen entre felicitaciones:

“Has hecho correr a MIERES a por la cámara para grabarte”…

Como no hay quinta mala, ahora con la lección aprendida, las notas bien cogidas y el ego por las nubes. Sales a pista y ruedas ya de otra manera, las curvas de izquierdas son tu mejor carta de presentación, rozar ya no es una meta, la meta rueda delante de ti. Acabas pidiendo paso a motos más potentes y pilotos/compañeros más experimentados. Te estás viniendo arriba y la reserva de tu depósito se enciende, a la vez que recuerdas otro consejo del MAESTRO: “Más vale un segundo más y volver entero”. Recogemos, no he perdido la guerra, simplemente me retiro de la batalla.

“¿Qué ha pasado?, ¿Estás bien?”, la gente quiere saber si tienes algún problema, te ofrecen gasolina y piensas: “Déjate, que empezamos a tener la mirada demasiado enrojecida”. No es cansancio… Es de oler sangre y queréis disputar las frenadas pero aún no estamos preparados. Recoger, despedirse y comenzar la vuelta a casa sabiendo que volverás.

Si crees que sabes montar en moto, ponte en contacto con MIERES RACING, de parte del DESMO_PALO, y ten en cuenta que como no te sepas la lección, es capaz de mandarle una nota a tus padres para que la devuelvas firmada y así justificar por qué no has estudiado lo que decías traer aprendido.

P.D. En 2.017 toca confirmar los avances, así que veremos qué pasa a la tercera, otro día si queréis hablamos de la segunda.

Atentamente, @DESMO_adicto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here