Sin duda debemos comenzar felicitando al nuevo y merecido campeón del mundo de MotoGP.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Esa es la frase que encabeza este post no que define la carrera y la temporada de Marc Márquez, ha dado sin duda un grandísimo paso en su forma de pilotar,  ahora mucho más maduro y sereno. Muestra de esta madurez es que ha logrado ser el único en puntuar en todas las carreras de este año, con 5 victorias, 11 pódiums y ningún cero, frente a Valentino con 2 victorias, 8 pódiums y 4 ceros, Lorenzo por su parte lleva 3 victorias, 8 pódiums y 4 ceros.

En el comienzo de temporada, parecía que las Yamaha eran las motos que mejor se adaptaron en pretemporada, tanto a los neumáticos como a la electrónica nuevos y eran las motos naranjas la que parecían tener muchos más problemas. Una vez comenzada la temporada y con los motores sellados, pocas son las cosas que se podían cambiar para mejorar el rendimiento de las motos, así a priori se auguraba una dura temporada para Honda.

Pero según la temporada fue avanzando hemos visto como lo problemas de Lorenzo y Valentino con sus motos han aumentado, mientras que el binomio Marc-Honda ha mejorado ostensiblemente.

También es verdad que los problemas que han tenido con los Michelin tampoco les ayudaron, aunque estos problemas no han sido solo para los pilotos Yamaha. Prácticamente a todos  les toco esta lotería, Dani Pedrosa, Andrea Dovicioso, Iannone, Loris Baz……

Otra variable que jugo a favor del de Cervera, es que sus dos máximos rivales el 99 y el 46, en carreras en las que tuvieron más estrés, fallaron. Lorenzo con su falta de confianza en mojado y Rossi con alguna decisión en carrera no muy acertada, todos recordamos aquel cambio de moto que realizo cuando quiso desoyendo las indicaciones de su equipo y la rotura de Misano, hicieron que Marc les fuese arañando unos puntos que son los que le han dado este su quinto mundial.

La carrera de hoy? Tiene un resumen sencillo, Marc salió a hacer su trabajo, como hacen los campeones, a ganar y arriesgar. Vimos en las primeras vueltas unos adelantamientos propios de última vuelta. Eso es hambre de victoria, actitud que tienen pocos pilotos. Una vez puesto en primera posición poco pudieron hacer sus rivales.

La presión que tienen instalada en box de los diapasones, es a mi entender, uno de los motivos de los ceros de su equipo, con la mala relación que hay ente Jorge y Rossi, han centrado más sus fuerzas en luchar entre ellos y esto les ha llevado al suelo a ambos. Valentino se le veía nervioso desde el principio de la carrera y Lorenzo viendo a su compañero fuera de juego y con Marc muy lejos hizo que se relajase hasta ver que Dovizioso se podía acercar, momento en el que aumento su ritmo y termino en la grava.

Veremos cómo terminaron los Michelin de todos, ya que los tres que se jugaban el mundial eligieron los mismos compuestos, lo que en este punto deberían estar igualados, a no ser que a los de azul hoy les tocase la lotería con sus gomas.

En definitiva un merecido ganador hoy y un merecido campeón. Marc está llamado a lograr muchos éxitos en MotoGP, por su juventud, solo 23 años, tiene por delante mucho tiempo para lograr todo lo que se proponga. Es un piloto de ambición desmedida, lleva siete años en el circo del mundial y tiene en sus vitrinas cinco mundiales, con estas “prisas” hasta donde llegara? No lo sabemos, pero creo que todos estamos deseando verlo. Y no Descartemos que este año de los tres Gp que quedan, trate de ganarlos, su hambre es insaciable.

Felicidades campeón, nos vemos en Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here