Los pilotos oficiales del Suzuki ECSTAR probaron la eficacia y facilidad de la que, según el fabricante japonés, “es la moto deportiva de producción más actualizada del mercado”.

Por: Ricardo Rojas
Twitter: @Rick_vzla

A tan solo pocos días de que se inicien los segundos test de la temporada en Phillip Island, Suzuki estrenó la GSX-R1000R con su pareja oficial Andrea Iannone y Alex Rins, quieren probaron la nueva moto que la casa de Hamamatsu pondrá a la venta para los amantes de las dos ruedas.

Durante el lanzamiento internacional de la nueva versión de Suzuki. El equipo oficial de MotoGP quemó el asfaltó del espectacular trazado australiano para presentar el ADN de la novedosa máquina de la casa japonesa. Tanto Iannone como Rins, pudieron apreciar la eficacia y la facilidad natural de la nueva máquina que tiene un ADN de carreras.

Según nota de prensa de Suzuki, la nueva GSX-R1000R “es la moto deportiva de producción más actualizada del mercado. Fue presentado en su última versión en Colonia, en el Intermot 2016 Motorcycle Show”.

La moto cuenta con una unidad de potencia de 1000cc capaz de 148,5kw / 13,200rpm (202ps). Además tiene un peso total de 203 kg, “lo convierte en la primera moto de producción con una proporción casi 1: 1 de potencia en peso”, lo que la hace ser muy similar a su hermana de MotoGP.

“La versión R de la GSX-R1000 que Iannone y Rins ha probado, está equipada con desplazador rápido bidireccional, control de lanzamiento, Motion Track Traction Control System Y Motion Track ABS controlados por IMU (Inertial Measurement Unit), así como una horquilla delantera Showa BFF y un choque trasero BFRC ‘lite’”, detalló el fabricante.

Tanto Andrea Iannone como Alex Rins, no ocultaron su admiración por la nueva GSX-R1000R

Tras la prueba, el italiano Andrea Iannone no ocultó su admiración por la nueva GSX-R1000R. “Realmente me impresionó. El motor es muy potente, pero la entrega de potencia es fácil de manejar y lo suficientemente seguro”, dijo.

“El manejo es excelente. Una vez más Suzuki ha demostrado ser muy hábil en la fabricación de motos que son fáciles de montar”, agregó

Por su parte, Alex Rins aseguró que “el manejo de esta GSX-R1000R es impresionante”, dada su versatilidad y fácil conducción”. “Es fácil montar y permite que casi cualquier piloto empuje, o simplemente se divierta. La potencia del motor es impresionante, pero al mismo tiempo muy suave y manejable”, expresó.

“Realmente se siente como una máquina de carreras, es muy estable en el frenado y tiene una excelente velocidad en curva. La potencia de giro es impresionante”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here