Davide Brivio quedó satisfecho con la mejoría de Alex Rins sobre la GSX-RR. Andrea Iannone con muchos problemas durante el día acabó fuera del Top 10

Por: Ricardo Rojas
Twitter: @Rick_Vzla

Suzuki completó el segundo día de pruebas en el circuito de Phillip Island con una notable mejoría de Alex Rins encima de la GSX-RR. El debutante español mejoró notablemente su registro respecto al día de ayer en más de un segundo y medio, situándose en la novena casilla en este segundo día.

Para Davide Brivio, manager del Suzuki ECSTAR, la mejoría de Rins es una buena señal para el equipo. “La dirección tomada parece ser eficaz”, dijo en nota de prensa del equipo con sede en Hamamatsu.

En ese sentido, Brivio es consciente que aún queda mucho trabajo por delante, “pero es alentador saber que (Alex) se siente bien con la GSX-RR”.

Sobre el nuevo carenado que mostró Suzuki en este segundo día, señaló que el propósito del día ha sido obtener los primeros datos que lleven a un estudio más profundo para determinar la eficacia del mismo. “Si este es el caso, tendremos bastante tiempo antes de que Qatar para desarrollarlo aún más”, detalló.

Por su parte Alex Rins aseguró que la segunda jornada ha servido para para probar diversos componentes. “Algunas nuevas especificaciones del chasis y también los nuevos carenados”, indicó.

Sobre su feeling con la GSX-RR, admitió sentirse “cómodo”. “Dimos un gran paso desde ayer. Paso a paso, vuelta a vuelta, puedo tomar mejores líneas y así poder ser más consistente”, reconoció.

El que no tuvo un buen día ha sido Andrea Iannone, quien tuvo muchos problemas durante la jornada y nunca encontró la puesta a punto ideal.

“No hemos encontrado una instalación adecuada que pueda satisfacer sus necesidades”, dijo Brivio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here