El español se marca como un objetivo que la Aprilia no sea superada por “ningún equipo privado”, además aseguró que es imposible “que no se levante una rueda de delante cuando aceleras”.

Por: Ricardo Rojas
Twitter: @Rick_Vzla

Para el español Aleix Espargaró las llamadas aletas, alerón o soluciones aerodinámicas, internas o externas en la moto, son parte del marketing del mundial de MotoGP y aseguró que no existen grandes diferencias en llevarlas o no sobre la máquina, por lo que indicó que si la decisión correspondiera a él “suprimiría todo y volvería a lo normal”.

“No hace falta inventar. Aunque es cierto que ganes estabilidad en aceleración, para mí no hay grandes diferencias”, dijo el piloto luego de la presentación del equipo Aprilia de MotoGP.

En ese sentido, afirmó que es prácticamente imposible “que no se levante una rueda de delante cuando aceleras”, ya que es parte de potencia del motor. “Lo nota un poco más Ducati, que tiene mucha más potencia”, detalló.

Al comparar su temporada anterior con la que afrontará este año con la casa de Noale, el mayor de los Espargaró lamentó su discreta actuación con Suzuki, en donde no encontró una razón lógica al nivel mostrado. “El año pasado lo pasé muy mal (…) no puede ser el nivel que yo tuve, muy lento, perdí la estabilidad de delante, tenía poca confianza”, dijo.

Sin embargo matizó que con Aprilia “Puedo volver a ser el Aleix que frena fuerte, que es más agresivo. Mi objetivo es que no se cuele ningún equipo privado por delante de Aprilia (…) Será un inicio difícil pero tenemos que estar delante de todos los equipos privados”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here