A vueltas con las conspiraciones de los neumáticos, con un cierto aroma rancio del pasado.

Por: DESMO_Adicto
Twitter: @DESMO_Adicto

Nunca he defendido la estrategia del neumático defectuoso, que si bien puede suceder, tampoco puede pasarle siempre al mismo, pero una cosa es muy sencilla: Si haces unos entrenamientos muy buenos y la carrera es un desastre, puedo comprarte esa teoría, pero si no haces unos entrenamientos decentes en todo el fin de semana, eso no me vale.

Yamaha ha demostrado que funciona con los neumáticos actuales, pero con el chasis del año pasado. Tal vez sea un chasis defectuoso o tal vez el estilo de pilotaje también tenga que ponerse a punto, Viñales no iba bien, Rossi se la jugó con cambios y esta vez no funcionó.

Si bien los pilotos de Honda dicen que fueron rápido y no saben por qué (me extraña), los pilotos de Yamaha deberían, y seguro que son conscientes, saber qué ha fallado. Siempre ha habido ese aroma rancio de los neumáticos, desde la victoria de Elías en Estoril se hizo más claro, pero son los neumáticos que hay, y las fábricas tienen que adaptarse a ellos. Ahora llegará Michelín y cambiará los neumáticos por unos más duros y Pedrosa tendrá el buzón de entrada lleno de mails.

Grandísima actuación de Lorenzo, podium en su cuarta salida con DUCATI. Ya lo hizo Valentino en 2011 y luego llegó el desastre, espero que este resultado arroje luz en el desarrollo de la GP17, hace una semana se pedía tirar a la basura 2017. Me gusta ver a Ducati en el cajón; no soy de Lorenzo, lo sabéis bien, pero nunca he tenido duda de que es un pilotazo, otra cosa es que visualmente me guste su pilotaje o que yo dude de su adaptación a la D16.

No me escondo en adulaciones gratuitas, tengo mis preferencias, y Lorenzo/Jerez es un binomio que ciertamente ha callado bocas. El problema es que la pista gaditana es del agrado del 99, si bien Dovi también dio un paso adelante, Giorgio puso el resto. Que Yamaha no estaba, muy bien, tampoco es culpa de DUCATI, simplemente aprovechó la oportunidad, ahora llega el problema: seguimos o cambiamos.

Hay muchas ganas de ver a Lorenzo fracasar en Ducati, casi las mismas que de verlo triunfar. El problema es, o para mí lo es, que siempre se está comparando a Lorenzo con Rossi. Ciertamente han tenido que compartir mucho, y el salto de Yamaha a Ducati hace que tengamos más puntos que comparar, pero una moto no tiene nada que ver con la otra y la verdadera D16 “creada” por Lorenzo, llegará en 2018; esta, se la ha encontrado.

MotoGP aparte, llega el cara a cara Rea vs Davies. En Imola, lugar de encuentro o desencuentro, han saltado chispas últimamente entre ambos. Chaz necesita ganar y Rea simplemente puede aplastar las aspiraciones de las balas desmodrómicas.

El año pasado Davies ganó en Imola, con lo que no es mal escenario para el reencuentro, está extramotivado y delante de la afición de “casa” seguro que intenta devolver al V2 a la senda del triunfo.

Cada vez me gusta más SBK, hay una afición más “sana” un pique entre marcas, pilotos, pero sin banderismos. Ahora mismo hay muchos ducatistas conversos por la tiranía verde, pero nadie pone la excusa de los neumáticos. Si te sale malo, pasas al modo RACE2, sólo espero que una televisión con ganas de cambiar algo, del respeto que merece una categoría como esta y que sigamos chinchándonos unos a otros cerveza en mano, pero admirando lo que hace nuestro rival, es la motivación de ganarle lo que nos hace avanzar.

Atentamente @DESMO_Adicto

P.D. Sigo pidiendo VENDETTA!!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here