La polémica comenzó desde la temporada pasada cuando se probó en Valencia la nueva carcasa para la gama dura delantera proporcionada por el gigante francés Michelin, único proveedor del mundial de motociclismo de velocidad en la clase reina (MOTOGP).

Conocida en términos técnicos como la goma “06” una versión “mas suave” de la antigua “70” que se empleó durante toda la temporada 2016, la versión mejorada de la “carcasa dura” de Michelin llegó prometiendo gran rendimiento sacrificando por una parte dureza en la parte de la carcasa, técnicamente el fabricante lograba tal solución al variar la forma de construcción de la mencionada goma.

Sin embargo ya desde el inicio de temporada varios pilotos se retractaron con el fabricante francés y propusieron regresar a la antigua variante más dura (70) de la goma dura delantera. Entre los más notables Valentino Rossi quien se quejó en cuanto a la pérdida de sensaciones con la parte frontal de su M1.

Ya en Argentina se pensó en probar la antigua gama dura de gomas sin embargo problemas con la logística que pasaron por el trámite de aduana del país sudamericano retrasaron hasta el GP de Jerez la prueba de las 70.

Luego de los problemas experimentados por buena parte de pilotos con la goma delantera producto de las altísimas temperaturas en el asfalto del trazado jerezano durante la carrera no faltaron las voces críticas hacia el fabricante francés de gomas.

Probadas las 70 un día después de la carrera de España, pilotos y equipos pudieron comprobar con resultados tangibles cual sería su preferencia de cara a la reunión que se realizó hoy luego de las prácticas libres de LeMans.

En reunión con la comisión de seguridad de la FIM 20 de los 23 pilotos se decantaron por la variante más dura de la goma francesa (70) dejando atrás la nueva variante (06) que venían usando hasta los momentos. Será a partir del GP de Italia en Mugello cuando entrará en vigencia el uso de las 70´s.

Trascendió de la reunión que Jorge Lorenzo (Ducati) fue uno de los que votó en contra de la decisión adoptada por la mayoría. Para Jorge la solución sería llevar ambas carcasas a los GP y que el piloto decida, cuestión que de plano queda descartada ya que complicaría aun más la ya complicada situación de tener que probar entre 3 diferentes tipos de gomas delanteras en cada fecha del resto del mundial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here