Del 26 al 28 de mayo, el Campeonato Mundial de Superbikes vuelve a su circuito natal, Donington Park, para la 6ª cita de la temporada. Efectivamente, el 3 de abril de 1988 Donington Park fue el escenario de la primera carrera de la primera edición del Campeonato Mundial de Superbikes.

Cortesía: Brembo (www.brembo.com)

Situado en las colinas del Leicestershire, Donington Park es una pista que alterna dos secciones muy diferentes: el primer tramo es rápido y muy fluido, en cambio, el segundo tramo presenta muchas frenadas secas que lo hacen parecer un circuito stop-and-go.

Otro problema son las bajas temperaturas que dificultan que los frenos alcancen una temperatura adecuada: en ambas carreras del 2015 la temperatura del asfalto fue de tan solo 21 grados, mientras que aquella del aire fue de 14 y 15 grados, y esto sin llover.

Según los técnicos Brembo que trabajan en estrecha colaboración con 17 pilotos del Mundial de Superbikes, Donington Park es un circuito sumamente duro para los frenos. En una escala de 1 a 5 se le ha atribuido un índice de dificultad 5, igual que él de las pistas de Imola y Chang.

La labor de los frenos durante el GP

7 frenadas por vuelta son el valor más bajo del Campeonato Mundial de Superbikes, a la par con Phillip Island y Chang International Circuit. La segunda parte de la pista, donde abundan las frenadas muy largas, hace sí que en una vuelta se accionen los frenos durante 25 segundos: en el Lausitzring y en Australia se frena durante menos tiempo.

Si bien sean pocas, las frenadas son muy laboriosas tanto para los pilotos como para los sistemas de frenos Brembo: lo demuestra que el promedio de las desaceleraciones máximas es de 1,23 g, pocas milésimas por debajo del récord conquistado por la pista tailandesa. No obstante se utilicen discos de acero, la desaceleración media de las Superbikes en Donington supera el valor medio de 17 de las 18 pistas de MotoGP, que en vez utilizan frenos de carbono.

Sumando todas las fuerzas que un piloto aplica sobre la palanca del freno, desde la salida hasta la bajada de la bandera de cuadros, el valor rebasa los 750 kilos, uno de los más bajos del Campeonato Superbikes. Si bien esté por debajo del valor de otros circuitos, equivale al peso de los once titulares, sin el portero, del Leicester City, ganador de la Premier League 2016.

Las frenadas más arduas

De las 7 frenadas de Donington Park, 2 se consideran muy difíciles para los frenos, mientras que las otras 5 son de mediana dificultad.

Entre todas, la más laboriosa es aquella que representa el comienzo de la Fogarty Esses (curva 9), ya que las Superbikes llegan con una velocidad de 273 km/h y bajan en pocos instantes a 105 km/h al final de 183 metros de frenada. Los pilotos utilizan los frenos durante 3,7 segundos, aplicando una fuerza de 5,8 kg sobre la palanca, quedando sujetos a una desaceleración de 1,5 g, igual que el valor para las MotoGP en Le Mans en las curvas 8 y 9. Al comienzo de las Fogarty Esses, la presión del líquido Brembo en el sistema de frenos llega a 12,4 bar, es decir 6 veces la presión ideal para poner una caña de cerveza.

Los frenos se someten a un gran esfuerzo también en la Redgate Corner (curva 1): las Superbikes pasan de 257 km/h a 95 km/h en 182 metros, que recorren en 4,1 segundos. La desaceleración es de 1,4 g y la fuerza sobre la palanca es de 5 kg.

Pero la mayor bajada de velocidad es en el Melbourne Hairpin (curva 11): 176 km/h menos, contribuye en ello la entrada en la horquilla a tan solo 51 km/h. Los pilotos accionan los frenos durante 4,9 segundos, pero llegar a tan “solo” 227 km/h impide catalogarla como curva sumamente laboriosa para el sistema de frenos.

Resultados de Brembo

Montaba frenos Brembo la Bimota YB4EI de Davide Tardozzi, que en 1988 ganó la carrera inaugural del Mundial de Superbikes. Con él también subió al podio Marco Lucchinelli que después ganó la Carrera 2 con la Ducati 851, también ella con frenos Brembo.

Las motos con frenos Brembo han monopolizado el podio en todas las 4 últimas carreras del Mundial de Superbikes disputadas en Donington Park. Por otra parte, las 8 últimas carreras disputadas en Donington Park las ha ganado Tom Sykes con moto Kawasaki con frenos Brembo. ¿Logrará tocar la novena sinfonía?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here