El piloto italiano deberá pasar el jueves el test de fitness establecido por el equipo médico de Mugello. será el viernes cuando se monte sobre la M1 y conocerá realmente su condición física para el domingo

Por: Ricardo Rojas
Twitter: @Rick_VZLA

Valentino Rossi sigue convaleciente del golpe que sufrió mientras se entrenaba practicando motocross en Urbino y que le dejó lesiones en el hígado y el riñón.

“Il Dottore” señaló que aún sigue teniendo dolor en el abdomen y en el pecho pero que día a día está mejorando, “y esto me permite pensar un poco más positivamente sobre el fin de semana de Mugello”.

“Mi deseo es estar en el inicio del GP de Italia y estoy trabajando en la recuperación lo antes posible. No será fácil, pero todavía tengo unos días para continuar el tratamiento”, dijo en declaraciones que recoge Crash.net.

Además, el piloto italiano reconoció que el jueves tendrá que pasar un chequeó médico (test de fitness) establecido por el equipo médico de Mugello, quienes serán los que le darán luz verde para correr en el Gran Premio de Italia y no será hasta el viernes cuando se monte sobre la YZR M1 y sepa realmente cuál es su condición física.

“El jueves tendré que hacer el chequeo médico para obtener el visto bueno e ir a la pista. Si todo va bien, montaré mi YZR-M1 el viernes para realmente entender mi condición. Haré mi mejor esfuerzo para estar en pista el domingo”, dijo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here