Tras la belleza y la perfección de las curvas del Autódromo del Mugello, el Campeonato del Mundo de MotoGP aterriza en la costa mediterránea de Barcelona

Arte, historia, cultura, sol y… ¡Pasión por las motos! Estamos ante otra joya del Campeonato del Mundo, tanto por su histórico trazado como por su región incomparable, el Gran Premi de Catalunya nunca defrauda.

MotoGP se planta en Montmeló con un líder solido que ya “piensa en el campeonato”. Maverick Viñales’ (Movistar Yamaha MotoGP) vio en La Toscana que para ganar tenía que arriesgar demasiado y, evaluando la situación en la que su compañero Valentino Rossi y Marc Márquez (Repsol Honda Team) se encontraban a la zaga, decidió sumar otros 20 puntos que afianzan su solidez al frente del Campeonato del Mundo de MotoGP con 26 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso (Ducati Team) y con 30 sobre Rossi.

Puede que no sacara el rendimiento al Gran Premio de casa, pero teniendo en cuenta que una semana antes de la carrera estaba ingresado en un Hospital, Rossi se mostró satisfecho con la 4.ª posición. En el Circuit de Barcelona-Catalunya estará al 100%: sabemos que es un circuito que se le da bien al nueve veces Campeón del mundo , y batir a Viñales en su propia casa podría ser un golpe de efecto.

Otros que buscarán cambiar la situación serán los pilotos del Repsol Honda Team. Sufrieron en el trazado italiano, una prueba que no se adapta a las características de la Honda: Márquez no pudo batir a Álvaro Bautista (Pull&Bear Aspar Team) por la 5.ª posición y Dani Pedrosa se fue al suelo luchando por la 11.ª. Estuvieron por debajo de lo exigible, y ellos lo saben. Sin embargo, la última parte del trazado de Montmeló (nueva modificación por aspectos de seguridad), parece que va mejor a las Honda, algo que esperanza al equipo japonés.

“Ha sido la única vez que hemos tenido el ritmo para rodar con los de cabeza” decía Dovizioso tras el magnífico triunfo en Mugello. No obstante, veía dificultades de cara a próximos Grandes Premios porque no tienen el ritmo suficiente como para rodar con los de cabeza. A Jorge Lorenzo le costó mucho en Italia, pese a que manifestó antes de la prueba que la Ducati estaba para ganar. Correrá en casa, donde ha logrado grandes triunfos, pero su objetivo será el que acostumbra esta temporada: empezar positivo y ver qué le depara el fin de semana.

En cuanto a los pilotos no oficiales, en Mugello brillaron Danilo Petrucci (Octo Pramac Racing) y Álvaro Bautista (Pull&Bear Aspar Team): Cal Crutchlow (LCR Honda), victima de un choque con Pedrosa, y Johann Zarco (Monster Yamaha Tech3) están deseando recuperar su lugar en cabeza a los pilotos sin equipo oficial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here