Hoy me toca analizar el futuro del australiano favorito de todos en MotoGP. Aunque esta temporada esta venido a menos, todavía se ve mucho de Doohan, Gardner y Stoner dentro de el.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Llega el Lunes y con él las Ráfagas de esta semana. Una vez recuperado de la terapia del fin de semana pasado y, como estamos en semanas de descanso de MotoGP, nos empiezan a llegar los rumores de las salidas de algunos pilotos de nombre ilustre.

El nombre que esta en la boca de los rumores ahora es Jack Miller, que estaba llamado a ser el niño mimando de Honda de Australia. En su momento, escribí hace tres años acerca del bombazo que fue un piloto que llevaba solo un par de años completos en Moto3 diera el salto directamente a MotoGP: “Quien mucho corre pronto para, las prisas no son buenas, vísteme despacio que tengo prisa…” Así podríamos seguir largo rato desglosando los dichos españoles y esto es lo que deberían pensar algunos equipos de MotoGP.

El último ejemplo es Jack Miller y su fulgurante subida a MotoGP. Claro, es entendible que Honda vea un gran mercado en Australia, pero esto no debería hacer que una empresa pierda la cabeza por las prisas, y cargarse la carrera de un piloto, del cual no dudo de su talento para ir en moto. Pusieron los dirigentes nipones todo su empeño en tener YA un piloto australiano sobre una Honda. No se pararon a pensar que, tal vez esa premura en tenerlo, podría terminar sin lo que ellos buscan y además dejando a un piloto en la cuneta con una bolsa de expectativas incumplidas.

Es muy fácil llenar la cabeza a un chico tan joven con lo gran piloto que va a ser, de la cantidad de dinero que va a ganar y lo famoso que será a nivel mundial. Quien va a decir que no a algo así: “Oye, para que perder el tiempo en un año más y ser campeón de moto3 o pasarse otros dos años más en moto2 para tratar de ganar otro mundial cuando te puedo montar en la autovia y subirte directo a MotoGP.” Pues muy sencillo, o eso me parece a mí, porque así los chavales MADURAN, como pilotos y como personas.

Imagino que alguien dirá que Honda seguro vio algo en Miller (no digo yo que no) ¿Pero esos mismos no vieron nada en Marc Márquez hasta que paso por las dos categorías inferiores y ganara dos mundiales?. Solo espero que no se carguen la carrera del chico y sea un juguete roto, que la historia del Mundial está llena de ellos. Creo que en definitiva deberían pensar un poco más a largo plazo, las soluciones instantáneas no suelen ser las mejores.

Yo decía en 2014:“Veremos cómo sigue las cosas pero me temo que los intereses de las marcar y los patrocinadores seguirán estando por delante de los intereses de los pilotos “,  y está claro que Miller es buen piloto con cualquier cosa que tenga dos ruedas, pero ahora estamos en 2017. Miller debutó en MotoGP en 2015 con una Honda de LCR, con un combativo Cal Cruchtlow de compañero. En esta primera temporada no terminó en siete ocasiones, siendo su mejor resultado en el GP de Cataluña donde termino la carrera en el 11avo puesto.

En 2016 dio con sus huesos en el equipo de Van der Stratten y EstrellaGalicia MarcVDS. Este año se dejó nueve carreras sin terminar, pero también logró su primera victoria en un Gran Premio de Holanda pasado por agua. ¿Su mejor puesto tras la victoria? Séptimo puesto en el GP de Alemania unas semanas después. De ahí, mas nada. Llegamos a 2017, y hasta ahora su mejor resultado, es un sexto puesto en Assen.

Me da la impresión que las expectativas de ambas partes han sido defraudadas por la dura realidad. Parece que lo que eran risas y buen feeling se va tornando en otra cosa. Esperemos que la posible salida de la órbita de Honda sea de la forma más amigable posible, sin reproches ni quejas mutuas. Esperemos no ver feos gestos por ninguna de las dos partes.

El mismo piloto en varias ocasiones ha hablado de lo poco que lo apoya Honda y que no logra pilotar al 100% con esta montura. Parece que los responsables de la marca de Minato también han llegado a la conclusión de que el pequeño canguro no era lo que ellos esperaban.

Honda quería el próximo Mick Doohan y se consiguieron al próximo Wayne Gardner… Y el que los haya visto correr, saben a lo que me refiero.

Es así que estando aun a mitad de temporada, se rumorea y seguramente en próximas fechas se hará público, su cambio de aires. Buscara aires más europeos, con una moto roja que se mueve como un verdadero toro australiano. Una moto que si hace falta un pilotaje muy especial, que si no gira, que si corre mucho… ¿Serán los australianos gente especial que le puede sacar el 120% a una Ducati? Ya tuvimos al omnipresente Casey Stoner, que logro el que es hasta ahora el único mundial de Borgo Panigale en MotoGP.

Parece ser que su estilo de pilotar una moto es adecuado al carácter de la moto de Bolonia, pero seguro que de eso nos tocará hablar y mucho tras el GP de Valencia de este año y toda la pretemporada. Además, seguro que en las próximas semanas, tendremos más protagonistas de estos culebrones veraniegos como Iannone, Lowes, Redding, Bautista, Baz,…. La lista puede ser interminable.

Me despido con ráfagas como siempre y desando que la espera hasta Brno se nos haga lo más corta posible. Mientras tanto, a ir a terapia.

Dejar respuesta