Los pilotos de la categoría reina del Mundial, que está más apretado que nunca, han vuelto del parón vacacional con la noticia del empeoramiento del estado del campeón del mundo español.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

El Mundial de MotoGP ya ha regresado de las vacaciones. En el día de hoy, se ha dado por comenzado el Gran Premio de la República Checa con una rueda de prensa en la que han estado presentes los cuatro primeros clasificados del campeonato, Marc Márquez, Maverick Viñales, Andrea Dovizioso y Valentino Rossi, además de Jonas Folger, segundo en la última carrera, celebrada en Sachsenring, y Karel Abraham, en condición de piloto local.

Evidentemente, uno de los temas más comentados de la comparecencia ha sido el estado de salud de Ángel Nieto. Fue Rossi, uno de los pilotos más unidos al campeón del mundo español en el paddock, quien tuvo uno de los recuerdos más cariñosos: “La situación para el mundo de las dos ruedas es mala porque Ángel es especial, no solo por sus victorias y sus títulos, sino por su carisma y por el tipo de persona que es. Para mí, lo más importante de él es la energía que desprende, pese a tener 70 años. Esperamos lo mejor para él”. Además, Márquez también se acordó especialmente de Nieto: “Tengo muchas anécdotas con él, como ver El Clásico en su motorhome. Desde que llegué al Mundial, en 2008, Ángel fue una de las primeras leyendas que se acercó a mí”.

Sin embargo, los pilotos se refirieron a varios aspectos más en la sala de prensa. Márquez fue el primero en hablar, comentando los test que hizo con Honda en Brno hace unas semanas: “La segunda mitad de la temporada será complicada, muy difícil. El test que hicimos aquí va a suponer una ayuda para nosotros, ya que siempre hemos sufrido un poco. Llegamos con una buena configuración base. Honda está intentando darnos a todos los pilotos el mejor material, en Japón están apretando y vamos en la misma dirección, por eso acabé contento tras las pruebas.”

Posteriormente, habló Viñales. El 25 vuelve del parón al máximo, preparado para recuperar el nivel que mostró a comienzos de año: “Me siento muy bien a nivel físico y mentalmente. Hemos tenido un mes para pensar, y Yamaha ha recopilado información sobre la moto, que debe tener una buena puesta a punto para sentirme tan fuerte como en la primera parte del año. En mi caso, tenemos que mejorar cuando las condiciones no son las mejores, es decir, mixtas o de mojado, y debe ser rápido.”

Andrea Dovizioso tomó el relevo. El italiano se mostró tranquilo y consciente de la nueva situación en la que se encuentra: “Hemos hecho la primera mitad de temporada de un modo adecuado. Yo estoy tranquilo, mis sensaciones es que soy capaz de luchar. La clave para ganar el campeonato es la misma para todos: intentar llegar al podio en cada carrera, y lo antes posible. En Brno sufrimos un poco el año pasado, pero creo que todos lo hacen, porque el agarre no fue el mejor, había muchos baches”. Además, habló de Ducati: “La fábrica me ha dado lo máximo hasta ahora, no he sentido que durante este año no haya sido así.”

Valentino Rossi fue el siguiente en recibir las preguntas por parte de la prensa. El nueve veces campeón del mundo, que llega a 10 puntos de Márquez, remarcó la situación del campeonato y lo comparó con la situación hace unos años: “Este Mundial está siendo muy interesante. Hay 5 pilotos luchando por el título y cada fin de semana será una sorpresa. Nuestro objetivo es estar en el podio el domingo, tienes que ser fuerte cuando te sientes bien con la moto y los neumáticos, y no arriesgar cuando no es así. Es increíble el nivel de rendimiento que hay ahora, la electrónica y la centralita única han ayudado mucho para llegar a esta situación. El espíritu de lucha de los pilotos con los que compito ahora es el mismo que tenían Biaggi, Gibernau o Capirossi, pero lo cierto es que nuestra profesión se ha vuelto algo más seria. Antes, se trataba más de estrategia.”

Después, fue el turno de Jonas Folger, quien se reivindicó en Alemania como otro de los pilotos revelación de la temporada, tras estar, en parte, a la sombra de su compañero de equipo. A eso se refirió el 94: “A principio de temporada, siempre era Johann quien recibía toda la atención, pero sabíamos que no estábamos tan lejos. Estaba muy enfadado, en los entrenamientos siempre estaba cerca de él, pero en carrera Zarco daba un paso adelante. Llego con hambre a Brno, queriendo aplicar las cosas que aprendí en Sachsenring. No esperábamos estar aquí en un principio, mi confianza ha mejorado mucho y, para mí, la confianza lo es todo. Si no la tengo, pierdo mucho.”

Karel Abraham cerró la ronda de intervenciones. El piloto checo se reivindicó ante los medios, aunque admitió que aún tiene que dar pasos adelante: “Estoy contento con mi regreso a MotoGP. Lo estamos haciendo bien con una buena moto y un buen equipo, pero ha7 que mejorar. La GP15 es la mejor moto que he conducido en mi vida, a pesar de que es un poco vieja. Aquí, tengo toda la presión, porque no hay muchos pilotos checos. Espero mantener la motivación durante todo el fin de semana.”

Finalmente, los pilotos contestaron a otras preguntas, referidas a la ampliación del calendario, que contará con dos pruebas más a partir de 2019, las de Tailandia y Finlandia. Márquez, Rossi y Folger, al ser requerida su opinión, coincidieron en que 20 carreras son aceptables, pero que dicho número de pruebas debe ser el límite.

Mañana, comenzará la acción en pista, con las primeras tandas de entrenamientos libres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here