El piloto de Cervera saldrá primero mañana tras disputar una Q2 en la que fue muy superior a todos sus oponentes, incluido Dovizioso, que solo pudo clasificar noveno tras una jornada complicada desde el FP3. Johann Zarco y Andrea Iannone le acompañarán en la primera fila.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Marc Márquez ha vivido una gran jornada de sábado, la última de la temporada, de cara a buscar mañana su sexta corona mundial en el circuito Ricardo Tormo de Valencia. Tras conseguir un gran ritmo en los entrenamientos libres, especialmente en los cuartos, el piloto español logró otra pole, que significa para él la octava del año.

El 93 lo hizo en la primera salida a pista, cuando marcó un 1:29.897 que le valió para desmarcarse bastante del resto de contendientes al mejor puesto de la parrilla. Y es que, en el segundo ‘run’, el de Honda se fue al suelo en la curva 4, por vigésimo séptima vez en la actual campaña, a pocos minutos de la bandera a cuadros, lo que le privó de bajar aún más su registro.

Sin embargo, Márquez fue capaz de dejar atrás con dicho crono a Johann Zarco, por 349 milésimas, y a Andrea Iannone, por 502. Por un lado, el francés de Yamaha, marca de la que continúa siendo el gran destacado, sigue alargando su momento de gloria y su gran 2017, con la cuarta primera fila consecutiva. Por otro, el italiano de Suzuki volvió a conseguir un buen resultado en el que está siendo un buen final de año para la fábrica de Hamamatsu, al menos si se compara con la primera mitad del mismo.

Por detrás, quedaron Jorge Lorenzo, quien, al igual que Márquez, acabó en el asfalto de Cheste, pero en su primera salida a pista, Dani Pedrosa, Michele Pirro, Valentino Rossi, que hizo de salvador del honor para las motos oficiales de Yamaha, que siguen sufriendo durante otro fin de semana, y Aleix Espargaró, quien, con la mano lesionada y con una bronquitis pudo superar la Q1 y terminar en un meritorio octavo puesto.

Andrea Dovizioso, el otro contendiente al título, finalizó noveno en un mal día para él y para Ducati. El mal ritmo en el FP3, que pudo enderezar en el FP4, pero tal vez no lo suficiente, y la mala clasificación, noveno, y todo ello unido a la pole de Márquez, un segundo más rápido, dejan al italiano en una situación en la que, prácticamente, necesitará un milagro mañana para lograr quedarse con su primer título en categoría reina, dado que sólo le vale ganar y un duodécimo puesto o peor del español.

Álex Rins, Pol Espargaró, que superó junto a su hermano Aleix la primera fase de la clasificación, y Jack Miller, que también cayó durante la Q2, cerraron el Top 12 de la parrilla. Ésta la cerraron, tras no pasar el corte, Maverick Viñales, Tito Rabat, Danilo Petrucci, Cal Crutchlow, Bradley Smith, Karel Abraham, Mika Kallio, Héctor Barberá, Álvaro Bautista, Scott Redding, Loris Baz, Sam Lowes y Michael Van der Mark.

Sin duda, hay que poner el foco en la actuación de Viñales. El 25 no pudo quedar entre los 10 más rápidos del FP3, algo que sí logró su compañero de equipo, pero in extremis y en la última plaza, y, posteriormente, siguió sin sentirse cómodo ni en el FP4 ni en la Q1, tanto con neumáticos medios como blandos. Así, el de Roses está despidiendo la temporada con un sabor muy amargo, pero tratará de remontar mañana, pese al enfado que le supuso su mal sábado.

En esta situación tendrá lugar mañana la batalla final del año. Márquez ya está rozando y acariciando un nuevo trofeo de campeón, mientras que Dovizioso puede confiar sus opciones a la magia de la última carrera. Veremos cuál será la resolución de la contienda…

Dejar respuesta