Nos toca esta semana analizar cuales son las opciones del actual campeon en la presente temporada

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

La temporada vigente está en su ecuador, llevamos ya nueve de las dieciocho carreras previstas, hasta el momento varios han sido los vencedores de carreras, pero tan cierto como esto es que las sensaciones que se desprende de lo sucedido hasta ahora es que el mundial de este año solo tiene un número, el 93.

Estando ahora mismo en el parón veraniego muchos son los equipo que aprovechan a descansar, los menos, otros utilizarán estas semanas para reflexionar y ver cómo encara la segunda mitad de temporada, pensando en reducir lo antes posible la diferencia en la factura de puntos que tiene Marc sobre sus perseguidores.

Los tres pilotos que más cerca están ahora mismo del de Cervera son Valentino Rossi, Maverick Viñales y Andrea Dovicioso, que son, respectivamente Segundo, tercero y cuarto.

La diferencia de puntos es a día de hoy grande pero no insalvable aunque viendo cómo se mueve en pista y como tiene por la mano la Honda, parece difícil que se le escape el que sería en su cuenta global la séptima corona mundial, su quinta de la máxima categoría.

Pero que ocurrió en las ultimas nueve carreras de 2017? Que pueden esperar sus rivales en lo que queda de temporada y que esperanza les queda?.

Echando un vistazo a la segunda mitad de temporada que se marcó Marc el año pasado vemos que cosechó cuatro victorias, dos segundos puestos y fue tercero y cuarto en una ocasión, solamente cosechó un cero, esto le sirvió para sacar, de 225 puntos en juego, 185.

En este mismo periodo, los que son este año sus perseguidores, Rossi, Viñales y Dovicioso, tomo estos cuatro por ser los que van justo tras él, aunque puede ser que alguno que hoy está más atrás remonte posiciones, tuvieron dispar suerte.

Valentino facturó 89 puntos, Viñales 106 y Dovicioso 138, visto así los casi 100 que sacó al italiano con el 46 parecen insalvables, más cerca estarían Dovicioso y Viñales, que se quedaron a 47 y 79 puntos respectivamente.

Este año al parón veraniego el de Cervera se va de lo más relajado, con una diferencia respecto a sus perseguidores, que veremos si es insalvable o no.

Las diferencias son, 46 puntos a Valentino, 56 a Viñales y 77 a Dovicioso, como decía no son cifras que decanten al cien por cien la balanza del lado de Marc, pero las carreras son siempre (o casi siempre) una sorpresa y todo puede pasar. Todo apunta a que todos esperan, el gran fallo de Marc, en la situación en la que está ahora gesto a bien sus cartas será difícil que se le escape la corona de 2018.

Aquí cada uno tiene sus estrategias y sus posibilidades, cada piloto es diferente y todos tratarán de quitarle la victoria al 93.

Los dos más próximos son los chicos de Yamaha, este año es la gallina vecchia la qne va segundo y Viñales tercero, son este dueto el que puede con más posibilidades aguarle la fiesta.

Valentino con sus 38 años escucha el inexorable tic tac de su reloj biológico/deportivo, para redondear su currículum con el décimo contará con tres disparos ya que renovó como su compañero hasta 2020, es decir hasta los 41 años, si sigue en el estado d forma que ostenta ahora y sigue con ganas de correr, será uno a tener en cuenta nota seguro, aunque dicho d su propia boca, ahora las carreras son más duras y tienen que prepararse mucho más, si a esto le sumamos un casi dobla a alguno en edad, parece que no será tarea fácil la décima corona.

Viñales llegó a Yamaha el pasado año con muchas expectativas y muchas ganas de arrasar, de hecho en pretemporada si recordáis lo hizo, pero este año, ha sido firmar por dos años más y ha ido perdiendo fuelle, eso si su falta d entendimiento con la moto de Iwata no le impide estar tercero en el mundial.

Lo malo de los chico Yamaha es que no logran ser constantes, al menos Viñales y a Valentino le falta esas décimas que le permitan rodar con más margen cuando persiguen a Marc, la electrónica la logran adaptar al 100% a la moto y les cuesta sacar todo su rendimiento.

El caso de Dovi es algo extraña, esta cuarto pero cierto es que siendo ahora el piloto principal de Ducati, ya que Lorenzo anunció su salida para el próximo año, debería poner en valor sus galones, cierto es que hasta y el momento no lo está logrando y las buenas sensaciones que despertó a final del año pasado son ahora un leve y añorado recuerdo.

Sin duda las vacaciones les vendrán bien de cara a refrescar las cabezas y empezar desde el siguiente GP, pero que es en Brno, a tratar de arañar esa diferencia, lo malo es que en este circuito en los últimos cinco años solo ha repetido victoria Marc lográndola en 2017 y en 2013, en 2014 la victoria fue para Dani Pedrosa, 2015 el primer puesto se lo quedó Lorenzo y en 2016 fue el peculiar Cal Cruchtlow el que ganó. De sus perseguidores el último en ganar la carrera de República Checa fue Valentino y fue nada menos que en 2009, mucho ha llovido desde entonces.

En definitiva nos va a quedar una segunda mitad de temporada de lo más animada, lo que no sé si tanto por ver quién será el campeón o por ver quien acompaña a Márquez en el cajón final.

Por eso todos esperan el gran fallo de Marc que les dé un poco aire y puedan recortar distancias, en la actual situación Marc puede gestionar su diferencia y entrar en luchas solo cuando vea posibilidades, lo que ocurre es que los verdaderos campeones no corren con la calculadora, corre con el corazón y este, una vez sobrepasadas ciertas pulsaciones por minuto, pueden jugarle una mala pasada.

Me despido de vosotros una semana más con ráfagas para todos, pero esta vez no os digo eso de disfrutad del espectáculo (porque no lo hay), os diga mejor….disfrutad del verano, playa, montaña, lago o lo que sea, pero eso sí en moto, hasta la próxima semana.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here