Todos muy contentos del fichaje de Jorge Lorenzo por Honda, incluso en Ducati marcan una pose de lo que parece falsa indiferencia, pero es bueno su cambio de moto al 100%… Como en todo, el tiempo lo dirá.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Está claro que una de las noticias de este año, es sin duda, el fichaje de Jorge Lorenzo por el HRC/Repsol, se habla mucho de la jugada maestra de ambas partes, pero es Honda la que más pecho saca con su equipo de cara a 2019.

Hemos escuchado y leído de todo, la mala gestión de Ducati de un piloto como Jorge, la cual disimulan con lo que a mí me parece una falsa indiferencia hacia su salida. También que Jorge ha hecho una gran negociación, pero hay algo a lo que llevo tiempo dándole vueltas.

¿Ha sido tan bueno y beneficioso este cambio? ¿Realmente es un paso que le acerca más a su objetivo de lograr otro mundial de MotoGP?.

Lo que es seguro, es que pasa de un equipo oficial a otro, con lo que no pierde estatus, ni cache como piloto, con Ducati es ahora, momento casi de sus salida, cuando los resultados comienzan han salir, la falta de paciencia de ambas partes y desaires hacen que el 99 busque el cariño no encontrado en la fábrica italiana.

Llegará a un equipo con una forma de hacer las cosas muy diferente, con un compañero de box como Marc Márquez, el chico de oro de la categoría, es sabido, siempre de forma no oficial, si como rumores, que no siempre las dos motos de un equipo son iguales, posiblemente si por fuera, pero siempre pueden tener “pequeñas” diferencias internas que marcaran después el rendimiento de la máquina.

Echando un vistazo a la historia del HRC/Repsol vemos que prácticamente siempre se ha caracterizado por tener un piloto dominador, tanto en el campeonato como dentro del box.

En este equipo que lleva cosechados un total de 15 títulos mundiales, contando las 500 2T y las actuales MotoGp, desde mediados de los 90, 1994 para ser más exactos, hasta 2003, en esos 10 años se quedaron con 9 campeonatos. Lo más llamativo de estos números es que el grueso de ellos llegó solo de 3 pilotos. 5 de Doohan, 4 de Marc 3 de Valentino y 1 de Crivillé.

En la historia del equipo solo Crivillé, Hayden y Stoner han logrado un título, ahora estamos en los 4, que de momento lleva Marc, en su camino ha encontrado un fuerte rival en Jorge, sus antecesores Nº1 en el equipo dominaron con puño de acero.

Todos recordamos a sus compañeros de equipo como buenos escuderos, Mick tuvo a Shinichi Ito, Takuma Aoki, Tadayuki Okada, Gibernau, por su parte Valentino compartió box con Ukawa y Hayden.

Visto esto, estamos terminando 2018, año en el que posiblemente Marc firme su 5º título mundial y esperando la llegada de Lorenzo, por la salida de Dani, con el que lleva compartiendo andanzas nada menos que 6 años. Sin duda Márquez está acostumbrado a tener un compañero de equipo al que no ve como una amenaza.

De cara al próximo año le llegará al 93 un “incomodo” compañero de viaje y las tensiones entre ambos no tardaran en surgir, ya tuvimos en Aragón el primer capítulo de esta novela. Con declaraciones a la prensa y una gran repercusión en redes, en las que Jorge pedía a su futuro compañero de equipo se disculpase por lo ocurrido, llegando a decir que de seguir pilotando de esta forma, el cambiaría la suya respecto a Marc.

Es seguro que Jorge es un piloto ganador, con ganas de lograr títulos, sin importarle el nombre de su rival y menos de si es o no compañero de marca y equipo, se quedará a la sombra del niño de oro? Creo que esta pregunta es fácil de responder, claramente no.

Es aquí donde entraran en juego otras cosas, que no siempre se ven a simple vista, en este caso Honda tendrá en su mano otras opciones, teniendo al 93 ganando carreras y títulos, pueden “controlar” a uno de sus rivales más fuertes de la parrilla, lo podrían hacer desde dentro. La forma más fácil de controlar a un piloto fuerte es tenerle en tu escuadra, así dentro de tu equipo puedes “gestionar” mejor la competencia.

Mucho trabajo tendrá Alberto Puig, el cual seguro le tocara hacer de embrague, en lo que parece será una tensa relación, con un piloto acostumbrado a ser el foco de atención y con otro que no se conformara con ser escudero.

Esto, lógicamente, es una conjetura y como tal está expuesta a modificaciones y opiniones, parece que las posibilidades de ganar títulos con Honda sean menores que estando en la competencia, ya que mientras Marc no muestre la intención de salir del paraguas de Honda, para tratar de ganar con más de una marca, puede ser que Jorge se vea en la situación de ser escudero, cosa que no será nada fácil de asimilar para él.

Deseando estamos todos que llegue el primer test de la próxima temporada y ver a Jorge con la Honda, veremos en Cheste, este mismo año, cual es el punto de salida donde se encuentra con su nueva moto.

De momento ponemos nuestra atención la fijamos en el próximo Gp que será este fin de semana desde Tailandia, comenzando así la gira asiática, donde veremos si tras lo ocurrido en Aragón, de verdad es agua pasada o fue el primer capítulo de una nueva novela. Veremos.

Yo como todas las semanas me despido de vosotros, ya sabéis, a disfrutar del espectáculo que nos brindan, que además, a buen seguro aumentara e intensidad según queden menos carreras por disputar, a disfrutar de madrugón, hasta el Lunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here