El piloto italiano ganó en Buriram tras una bonita batalla con los dos pilotos de KTM y está más cerca de ser campeón, gracias también a la segunda posición de su compañero de equipo, Luca Marini.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Pecco Bagnaia ha dado este domingo otro paso más en su camino al título mundial de la categoría intermedia. El piloto italiano se llevó la décimo cuarta carrera de la temporada, firmando la que es la victoria 800 del país transalpino en el Campeonato del Mundo, en el circuito tailandés de Chang después de dos tercios de la misma bastante movida, justo hasta que el italiano optó por apretar aprovechando el fallo de sus rivales para firmar la sentencia.

Y eso que en los primeros compases el piloto del Sky Racing Team VR46 no lo tuvo fácil, aunque al igual que el resto. Ya en la salida, mientras delante Baldasarri intentó mantenerse primero, por delante del propio Pecco y Oliveira, que adelantaron a Álex Márquez; por detrás Joan Mir, Augusto Fernández y Marcel Schrötter acabaron en el suelo. Al hombre del Marc VDS se le cerro el tren delantero y acabó tirando a su paisano, mientras que el alemán no pudo evitar el accidente.

Después, y a pesar de otras caídas por detrás, como las de Navarro y Odendaal, la carrera consiguió estabilizarse. Bagnaia y los dos pilotos oficiales de KTM superaron a Baldasarri, a quien le precedían Pasini, Marini, Lecuona y Márquez. Tras algunas pasadas de frenada por delante, Oliveira pudo superar a su rival por el título, acompañados ambos por Binder. Una colada de Baldasarri, en la que le adelantaron los hermanos de Marc Márquez y Valentino Rossi, dejó al trío relativamente solo en cabeza. Sin embargo, una caída posterior de Álex redujo el grupo.

Tras ello, se intensificó la pelea delante. Se vieron grandes escenas, como una pasada de Oliveira a Bagnaia, de la que se aprovechó Binder para meterse por dentro de los dos y, acto seguido, una colada del sudafricano y una devolución del mismo adelantamiento, en la que estuvieron a punto de tocarse los dos contendientes al título.

Los nervios empezaron a pasar factura a los tres. Varias coladas facilitaron el liderato de Oliveira y la llegada en solitario de Marini, a quien ya no le seguía Baldasarri tras una caída del #7. Finalmente, el ritmo subió y, una vez que pudo controlar su Kalex, Pecco pudo pasar al portugués para colocarse primero. Binder se quedó a la zaga, mientras que a Marini le alcanzó Quartararo y le adelantó, aunque el italiano no tardó en recuperar la posición sobre el francés.

A partir de aquí, la carrera sufrió un antes y un después. Bagnaia siguió enchufadísimo y empezó a abrir la distancia con los dos hombres de KTM, por encima del segundo. Solo algún amago de tirón hizo que pudieran acercarse a él, pero Pecco pudo controlar la distancia para acabar ganando la carrera. Sin embargo, el podio no estaba cerrado aún.

Y es que, en los giros finales, Marini sí que acertó en su tirón para llegar al #41 y al #44. Tras una colada, el italiano se pegó en apenas dos frenadas a Binder, para pasarle en la antepenúltima vuelta. En la siguiente se dedicó a estudiar a Oliveira, y ya en la última, el portugués se pasó en una frenada y Marini ni se lo pensó a la hora de superarle. Así, Sky cerró un valioso doblete en la lucha por el título.

Así, Oliveira y Binder quedaron detrás, mientras que Quartararo cerró el Top 5. La zona de puntos quedó con Pasini, Lecuona, Nagashima, Locatelli, Corsi, Vierge, Gardner, Roberts, Bendsneyder y Tuuli. También finalizaron Aegerter, Navarro, Warokorn, Pons, Danilo, Pawi, Cardelús, Odendaal, Viñales y Fuligni. No lo logró Lowes, que cayó en la última vuelta.

Bagnaia es más líder de la general, con 259 puntos, mientras que Oliveira queda con 231, ya a más de una carrera de distancia. Binder, con 157, Baldasarri, con 132, y Márquez, con 126, se encuentran en el Top 5. La acción seguirá dentro de dos semanas, en el trazado japonés de Motegi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here