Inició la gira asiática por el debutante circuito de Buriram, que de aburrido no tuvo nada. Mal fin de semana para Jorge Lorenzo que al final no salió el domingo. Yamaha resurgió de las cenizas y creánlo o no, Valentino Rossi sigue tercero en el mundial. Aquí mi visión del Gran Premio de Tailandia…

Marc Márquez: El vigente campeón está a una victoria de nuevamente alzarse con el título y volvió a demostrar que es el rey del MotoGP moderno. Ganó en Tailandia, saliendo desde la pole (superpole incluida lograda en la Q1) y aplicando con inteligencia la misma estrategia que venía haciendo Dovizioso. En la última curva esperó el lance del italiano y salió mejor acomodado rumbo a la recta final para imponerse sobre el 04 de Ducati. Si nada se interpone, es lógico pensar que volverá a ser campeón mundial. el primer Match Point  será en la casa de Honda, Japón.

Suzuki: Las motos de Hamamtsu perdieron el protagonismo en Buriram y pese a que venían fuerte desde Aragón, el circuito tailandés mostró las carencia de potencia que aun padece la GSX-RR. Alex Rins culminó 6to, mientras que el italiano Andrea Iannone arribó mucho más atrás en la casilla 11.

Jorge Lorenzo: En la FP1 el mallorquin, que venía aquejado de una dislocación en el primer dedo del pie derecho producto de su caída en Aragón, sufrió nuevamente un espeluznante accidente en Tailandia que finalmente lo dejó fuera de la carrera. El de Ducati, pese a que estuvo habilitado para correr, finalmente decidió, de forma inteligente, no correr el Gran Premio, pensando en su recuperación de cara al GP de Motegi.

Dani Pedrosa: Es triste ver el año despedida de Dani Pedrosa. El samurai no se encuentra cómodo sobre su RC213V y cuando todo apuntaba a que tendría una buena carrera, una caída simple, tonta, ilógica, lo mermó de luchar por los puestos de punta. Era el más rápido sobre la pista junto a Viñales, pero se fue de Tailandia con un cero a Japón y con más penas que gloria. Ojalá y el destino no nos prive de volver a disfrutar con un triunfo suyo antes de que diga adiós al mundial.

Yamaha: Parecía un espejismo el día sábado, pero visto lo hecho el domingo podemos decir que en Tailandia, ese circuito “aburrido” para Valentino Rossi, resurgieron como el Ave Fenix, Viñales nuevamente probó las mieles del podio, superando al final a un Valentino Rossi que se mantuvo en la lucha por la punta hasta que el final. Enhorabuena por la casa de los diapasones, que dio una pequeña alegría a los fanáticos tailandeses pese a que aún están sin ganar. ¿Llegará ese triunfo en Motegi? ¿se acabaron sus problemas de confiabilidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here