Tuvimos de probar la edicion mas bonita de las GSX. Aunque tenga un lindo traje de luces, siegue siendo la campeona en las pistas.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Esta vez tenemos la suerte de poder disfrutar de una de esas motos que enamoran con mirarlas y escucharlas, Suzuki tiene en sus concesionarios la versión más espectacular de esta saga.

Hablamos de la GSX-S1000Z, con una vestimenta y accesorios muy especial y fácilmente identificable.

Empezamos por lo mas basico: El corazón de la bestia es el motor Suzuki de 999 cc, con cuatro cilindros, con un rendimiento de 145 Cv, potencia más que abundante y más que sobrada para convertirla en una moto deportiva pero a su vez polivalente, lo que sí ha cambiado es su coloración, en este acabado los estilistas de Suzuki, la han dotado de una vestimenta, sencilla pero a su vez muy espectacular, el negro mate le sienta como un guante y acentúa aún más su imagen deportiva.Hereda el propulsor de su hermana más circuitera, la súper venta GSXR 1000, en este caso han logrado conjugar la deportividad y la agresividad con la conducción más discreta y enfocada a su uso diario.

Sin duda es una de las máximas exponentes de esta gran familia de la maxi naked, igual que las súper deportivas han sufrido un retroceso en sus ventas, este tipo de moto han logrado encandilar a gran parte de los aficionados, siendo motos que igual te lleva, cómodamente al trabajo como te permite una escapadita a carreteras reviradas de montaña o incluso incursiones a circuito.

Una vez recepcionada nuestra unidad lo primero que vemos es que es realmente austera, sin alardes estéticos innecesarios, el color negro mate la hace realmente atractiva, es de esas motos que se llevan muchas miradas.

Este tipo de moto está enfocado a un segmento de clientes muy concreto, exigentes, con una clara y marcada forma de usar la moto, compradores que se alejan de las R, por precio, mantenimiento y uso. Clientes que pueden permitirse dejar una Cv en la recamara para las salidas de fin de semana. Es cierto que en cuanto al precio, es sin duda de las más competitivas del segmento, esto lo han logrado en Suzuki eliminando muchos accesorios estéticos y eliminando parte de la electrónica, la cual encarece bastante a sus hermanas de apellido Racing.

En este modelo Suzuki ha eliminado los modos de conducción que tiene su hermana de circuito, la electrónica como decíamos es más básica, pero si dispone de un control de tracción que además de desconectarle, tiene tres niveles de intervención, siendo muy útil a la hora de adaptar el comportamiento de la moto al tráfico y a las contingencias climatológicas.

En el apartado ciclo, esta moto estrena un nuevo chasis y reutiliza un basculante que ya montaba la GSXR1000 desde 2008, en la frenada todo queda en manos de unas pinzas Brembo mono bloque.

La potencia es en el papel un punto en el que “parece” esta por detrás de otros maxi naked del mercado, en este caso su motor rinde 145 Cv, que como digo queda lejos de sus competidoras, pero que una vez utilizas el puño derecho y los mapping te das cuenta que es caballaje más que suficiente y en realidad esta desventaja de caballos la hace que su uso diario sea mucho más cómodo en el tráfico endiablado de la ciudad y su consumo sea muy contenido, declara poco más de 5 litros a los 100.

Lo que han dejado en un segundo plano es el tema del pasajero, es una moto bi plaza pero para distancias cortas, mientras que el asiento del piloto es cómodo y de una altura muy asequible, 815mm, con un cómodo acolchado, el asiento/colín que debe usar nuestro sufrido acompañante, es vamos a decir, muy bonito pero excesivamente escueto, sin lugar donde apoyar los más que posibles vaivenes que provocará el animado piloto.

En cuanto al rendimiento del motor es sobresaliente, tiene uno de los pares motor más impresionante del mercado, 106 Nm a 9.500 rpm. Esto hace que la moto empuje a cualquier régimen, sobretodo en la zona baja y media del régimen aprovechable, es una moto que por ser naked no tiene ningún tipo de protección a la ventisca que recibirás en la cara si decides ir con alguno de prisa, es más la velocidad máxima está electrónicamente auto limitada a 245 Km/h.

Este último aspecto, personalmente, que tengo una altura “discreta” no me perjudica en demasía, pero si es cierto que para pilotos de mayor talla puede ser incomodo, aunque mantener velocidades elevadas con este tipo de moto no es lo más recomendable.

Una vez visto el tema técnico vamos a lo que de verdad nos interesa, el uso de esta magnífica moto, como decíamos no engaña lo que ves es lo que hay, en el mercado encontraras motos con aspecto más deportivo que luego no lo es tanto, en este caso la moto la pudimos utilizar a diario durante la semana, entrando por las carreteras que dan acceso a Madrid, congestionadas y atascadas, un motivo más para tener moto en una gran capital.

En este uso la moto es más que correcta, con su manillar amplio y una altura de espejos muy ajustada, permite circular entre coches parados con gran facilidad, además el consumo utilizando el moto más “tranquilo” de la moto hace que espacies mucho el repostaje, cosa que si tienes que hacer a menudo es un engorro cuando vas con prisa al trabajo, en este caso el consumo, usando el puño derecho lo necesario, es muy contenido y la entrega de potencia es contundente pero regresiva, con lo que no tendrás sustos.

Llegamos al sábado y toca hacer un uso más lúdico de esta máquina, lo hicimos en dos fases, una con pasajero y otra en solitario. Como era de prever el pasajero disfruto algo menos de la experiencia de las escapadas, más que por los cambios de dirección, por las aceleraciones al salir de curvas. Como comentamos antes es asiento del pasajero es pequeño, asique mejor solo par salidas cortas.

La segunda parte de la prueba fue más “divertida”, al menos eso me pareció a mí, la moto es ágil y rápida, el paso por curva es contundente con la horquilla delantera de 43 mm regulable en extensión y dureza, puedes hacer hasta 10 cambios de la configuración de la misma, adaptándola a tu forma de pilotar y un manillar casi plano Renthal, la hace de los más cómoda dando igual tu forma de conducción. En definitiva una moto muy divertida que no defraudara tus expectativas.

Es sin duda una maxi Naked con muchos encantos, línea deportiva, comportamiento relajado si lo quieres y endiablada si lo necesitas, una moto alardes ni complementos superfluos, pero muy efectiva y funcional.

La aceleración de la moto es brutal, la limitación de velocidad punta ni la notas, no vas ni acercarte a ella, pero lo que si se nota rápidamente es el gran par, y como acelera la moto, tras hacer la trazada que encares con la moto, en la salida de curva la vueltas subirán con alegría y con ella el ronroneo del motor te enamorara, el escape produce un sonido de los que gustan, ronco y alto pero sin llegar a ser algo

Si estás buscando una moto polivalente para un uso constante, sea para ir a trabajar como para disfrutarla en fin de semana con más adrenalina incluso para hacer algún curso de conducción en circuito, esta es tu moto, mantenimiento justo, y un motor robusto y con musculo, todo lo que se le puede pedir a una maxi naked.

En conclusión, en el mercado tienes muchas opciones a la hora de comprar tu moto, pero realmente en esta moto hay un equilibrio que en otras no encontraras, ya que algunas alardean de un mayor número de Cv pero su mantenimiento y consumo es muy superior.

Realmente necesitas más de 145 Cv para este tipo de moto? Seguro que no, pero si necesitaras que tenga un consumo contenido y una manejabilidad más que envidiable, es sin duda una gran rival a seguir en este segmento. No dudes en pasar por tu concesionario más cercano y ver en detalle esta moto, eso si no te aseguro que logres salir de allí sin ser el propietario de una de ellas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here