Viñales comanda el primer día de Test Oficial de MotoGP, que ha permitido vislumbrar muchas de las grandes novedades que se verán en la parrilla del próximo año

Dos días después del Gran Premio de la Comunitat Valenciana que cerró la temporada 2018, los pilotos de MotoGP han vuelto este martes a la pista del trazado Ricardo Tormo para iniciar el esperado Test Oficial, el pistoletazo de salida de la nueva temporada.

Había expectación desde primera hora en las tribunas y en el pit lane -bien nutrido de cámaras y periodistas- para ver algunos de los sonados estrenos previstos en esta primera jornada, pero un asfalto todavía húmedo ha retrasado la actividad en la pista hasta casi mediodía.

Johann Zarco, que se estrenaba con la RC16 del Red Bull KTM Factory Racing, ha sido el primero en subirse a la moto cuando el asfalto aún presentaba parches de humedad, y pese a rodar con compuestos de agua ha tenido un resbalón que casi le lleva al suelo. El aviso le ha llevado de vuelta al garaje y sólo ha reaparecido en pista cuando su nuevo staff ha podido montar unos slicks.

El sol, que el domingo sólo brilló por su ausencia, ha terminado por secar suficientemente el asfalto, y alrededor de las 13.00h. han empezado a rodar Marc Márquez (Repsol Honda Team) – que cuenta en este test con tres prototipos diferentes- y el dúo del Movistar Yamaha Team, Maverick Viñales y Valentino Rossi, que ha iniciado su extenso programa para definir la base de la YZR M1 de 2019, un trabajo que la escudería quiere tener muy avanzado en el próximo test de Jerez. Pero ya hoy y de entrada ha sido el piloto de Figueres quien ha firmado el mejor tiempo del día (1.31.416) utilizando el nuevo propulsor de la fábrica japonesa.

Pasado mediodía se ha producido también el esperado estreno de Jorge Lorenzo con la RC 213V del Repsol Honda Team, vestida todavía con carenados de un negro riguroso, sólo aliviado por el recién incorporado dorsal 99 en rojo. Su primera salida a pista, entre una doble hilera de fotógrafos, cámaras y curiosos, ha tenido el sabor de las grandes ocasiones. Después, el mallorquín ha podido acumular casi una treintena de giros con su nueva montura y ha dejado su mejor crono a 1,5 segundos del más veloz del día antes de que lluvia irrumpiera poco antes de las 16.00h y pusiera fin, de hecho, a la acción en pista de esta primera jornada.

En esa franja central del día, sin embargo, la actividad en los garajes y en el trazado ha sido incesante. Han debutado en la categoría reina el campeón del mundo de Moto2 Francesco Bagnaia con la Ducati del Alma Pramac, Joan Mir sobre la GSX-RR del Team Suzuki Ecstar, Miguel Oliveira con la KTM satélite del Tech 3 Racing y Fabio Quartararo con la M1 de la nueva estructura Petronas Yamaha SRT. Queda para las crónicas que el más destacado en el día de su debut ha sido Mir, 15º en la hoja de tiempos pero a sólo 2 décimas del tiempo anotado por su nuevo compañero de equipo Alex Rins.

La jornada ha visto también la reaparición oficial de Tito Rabat, ausente de las pistas desde su grave caída en Silverstone el pasado mes de agosto. En la fase final de una esforzada rehabilitación, el barcelonés anda todavía renqueante y con muleta por el garaje del Reale Avintia Racing, pero vuelve a volar sobre la Ducati. Hoy ha completado 30 vueltas con un alentador rendimiento: Se ha situado en la parte media de la tabla (13º) con un crono de 1.32.934, a un segundo de la mejor referencia del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here