El piloto sudafricano se llevó su tercera victoria en 2018 tras ganar por apenas 36 milésimas al español tras un carrerón de la categoría intermedia. Por detrás, Bagnaia y Oliveira sufrieron un bajón y la resolución del Mundial esperará otra semana.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Phillip Island tampoco defraudó en el caso de la categoría intermedia. Después de una carrera espectacular de Moto 3 el trazado australiano deparó una manga muy disputada de Moto 2, con dos focos principales: la lucha por la victoria entre 8 pilotos y la pelea directa por el podio entre Pecco Bagnaia y Miguel Ángel Oliveira, que estaban inmersos en el grupo perseguidor.

Sin embargo, tras la salida, la división del pelotón no estuvo tan clara. Con una baja delante, la de Marcel Schrötter, después de no poder arrancar su moto antes de empezar la vuelta de calentamiento y tener que salir último, el que pudo mantener la primera posición fue Mattia Pasini, aunque le duró poco, ya que se fue al suelo pasada la primera vuelta en la curva 4 al perder la rueda trasera.

Esto dejó a Brad Binder comandando delante, seguido por Xavi Vierge, Iker Lecuona, Dominique Aegerter, Luca Marini, Lorenzo Baldasarri, Pecco Bagnaia, Joan Mir, Álex Márquez y Miguel Ángel Oliveira. Especialmente llamativo fue el caso de los dos contendientes al título, que ya no llegaron a subir más en la clasificación. Ambos empezaron a perder posiciones, dejando abierta la puerta del grupo delantero a pilotos como Augusto Fernández o Remy Gardner.

Tras los primeros compases fueron Binder, Vierge, Lecuona y Aegerter quienes intentaron abrir hueco, y lo consiguieron, pero Lecuona se fue al suelo por un toque con su compatriota español, algo que alteró la formación del grupo.

Finalmente, fueron 9 pilotos (los 3 ya mencionados junto a Mir, Aegerter, Gardner, aunque cayó poco después rodando 6º, Marini, Fernández y Márquez, perdiendo este último algo de comba), quienes quedaron delante, tomando Vierge la iniciativa en la primera posición. Por detrás, Oliveira y Bagnaia quedaron en un segundo grupo acompañados por Marcel Schrötter, que completó una fantástica remontada y les pasó sin ningún problema, Fabio Quartararo o Jesko Raffin.

Así pues, la acción se concentró delante. Baldasarri buscó el adelantamiento sobre Vierge en varias ocasiones, pero el español lograba devolverle la jugada, algo que aprovechó Binder para pegarse, y en consecuencia, Mir, Fernández y Marini. Al final, el italiano del equipo de Sito Pons acabó yéndose largo en la curva 10 y cayéndose al frenar en la hierba, perdiendo todas sus opciones. Binder quedó primero, aprovechándose de un Vierge que perdió dos plazas.

En esa situación se llegó a la última vuelta. Binder se quedó solo delante con Joan Mir. El sudafricano pareció tener controlada la situación, pero una patinada al final y una trazada perfecta del mallorquín hizo que este se acercase. Al final, el sudafricano amarró su tercera victoria del año por únicamente 36 milésimas, curiosamente el número de Mir. Detrás, Vierge batió a Augusto Fernández por 8 milésimas después de unos últimos metros que incluyeron un toque entre ambos. Marini, Aegerter y Márquez cerraron el grupo de 7.

Detrás, Raffin, Schrötter y Quartararo acabaron por delante de Oliveira y Bagnaia, que no pudieron plantear batalla. El italiano se vino abajo y se dedicó a marcar al portugués tras no mantenerse delante y el de KTM no anduvo fino para zafarse de la presión de su rival, que lo tiene todo de cara para cerrar el título en Malasia. 36 puntos les separan con 50 en juego.

Además, Nagashima, Lowes y Edgar Pons acabaron en los puntos, mientras que también terminaron Pawi, Odendaal, Roberts, Corsi, Locatelli, Staring y Baldasarri. Además de las ausencias ya nombradas, no acabaron Cardelús, Navarro, Fuligni, Danilo y Viñales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here