El piloto francés se alzó con la segunda victoria mundialista de su vida en el Gran Premio de Japón tras aguantar durante media carrera a un líder del Mundial que podrá ser campeón en Australia. Baldasarri completó el podio. Después Quartararo sería sancionado.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Fabio Quartararo ha vuelto a mostrar un altísimo nivel esta mañana en el circuito de Motegi. El galo del MB Conveyors – Speed Up se ha hecho con su segundo triunfo en el Campeonato del Mundo después de batirse en duelo con el líder de la general, Pecco Bagnaia, cerrando así una persecución que se dio desde el comienzo de la carrera.

Y es que, ya en la salida, el futuro piloto del SIC Yamaha trató de ganarle la posición al italiano, que partía desde la pole, aunque este pudo mantenerse delante. En el primer giro ambos llegaron a tener algo de hueco, pero acabaron encabezando un numeroso grupo de cabeza de carrera, con Lorenzo Baldasarri, Xavi Vierge, Álex Márquez, Miguel Ángel Oliveira, que remontó desde la novena posición, Iker Lecuona, quien perdió posiciones por un susto, Brad Binder, Joan Mir, Marcel Schrötter, Tetsuta Nagashima, Augusto Fernández, Luca Marini y Simone Corsi.

Después, aún en los primeros compases, Quartararo adelantó a Bagnaia en la salida del famoso túnel del circuito japonés y comenzó a imponer su ritmo. El #42 se pegó a su rueda, y a él le persiguió su compatriota Baldasarri, marchándose los tres. Durante algunas vueltas, el hombre del Pons HP40 trató de mostrarle la moto al del Sky para ganarle la posición, pero Pecco se mantuvo delante.

Tras perder algo de comba con el galo, el de la Academia de Valentino Rossi se puso las pilas y se quedó detrás de él durante el resto de la carrera, abriendo ya la distancia con respecto a Baldasarri, que quedó en tierra de nadie. Así, la persecución consistió en marcharse juntos hasta las últimas vueltas, cuando empezó la acción.

Fue a 3 vueltas del final cuando Pecco se decidió a atacar, pero tuvo que cortar ante la buena defensa de Quartararo. En las dos últimas vueltas el italiano se pegó todo lo que pudo, pero no arriesgó más de la cuenta, muy probablemente pensando en la general. Quartararo, por su parte, no cometió ningún error que invitara a Bagnaia a intentar un ataque, cerrando de esa manera la victoria. Bagnaia llegó a 4 décimas y Baldasarri cerró el podio a 6 segundos.

La pelea por la cuarta plaza fue algo más intensa. Se la acabó llevando Oliveira, después de sufrir algunos problemas de ritmo evidentes y de no ponerse de acuerdo con su compañero de equipo a la hora de tirar. Sin embargo, aprovechó algún hecho como el bajón de Vierge en la parte final de la manga para quedar finalmente por delante de Álex Márquez, de Brad Binder, de Augusto Fernández y del propio español del Dynavolt Intact GP.

Por detrás, la zona de puntos la completaron Iker Lecuona, que sufrió una colada cuando marchaba sexto que le obligó a cerrar el grupo que luchó por la medalla de chocolate, Luca Marini, Marcel Schrötter, Joan Mir, Nagashima, Aegerter y Pasini. Además, finalizaron Gardner, Locatelli, Lowes, Roberts, Odendaal, Raffin, Tuuli, Pawi, Pons, Manzi, Danilo, Viñales y Cardelús, y no terminaron Bendsneyder, Navarro, Fuligni y Corsi por caídas.

En la general, Bagnaia es líder con 275 puntos, aventajando a Oliveira por 35 (244), por lo que ya podrá ser campeón en Australia. Binder (-112), Baldasarri (-131) y Márquez (-142) completan el Top 5, mientras que Quartararo (-143) sube a la sexta posición con la victoria.

ACTUALIZACION: Quartararo fue sancionado por presión inferior a la permitida en sus neumáticos. Por lo tanto, todos los pilotos ganan una posición. Bagnaia gana la carrera, con Baldassarri en segunda posición y Oliveira en la tercera. Así las cosas, la distancia en el comando del Mundial queda en 36 puntos de ventaja a favor del italiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here