El japonés rinde tributo a Simoncelli y Tomizawa con su primer triunfo en Moto3 por delante de John McPhee y Tony Arbolino, con el líder acabando 8º

Tatsuki Suzuki (SIC58 Squadra Corse) hizo historia este domingo al proclamarse vencedor de la carrera de Moto3 en el Misano World Circuit Marco Simoncelli de Misano. Un triunfo que le permitió llevar a cabo un sentido doble homenaje, al brindar el éxito al equipo de Paolo Simoncelli en el trazado que lleva el nombre de su añorado hijo y, al mismo tiempo, rendir tributo a la memoria de su compatriota Shoya Tomizawa, también de Chiba, que perdió la vida en dicho circuito en 2010.

Publicidad Taller_Costura

El primer triunfo en la trayectoria de Suzuki, que le convirtió en el décimo ganador distinto este año en la categoría ligera, llegó tras una carrera de supervivencia plagada de alternativas en cabeza y con numerosas caídas que conformaron un pronóstico realmente incierto hasta las últimas vueltas. El líder, Lorenzo Dalla Porta (Leopard Racing), perdió una oportunidad de oro para abrir brecha respecto a un Arón Canet (Sterilgarda Max Racing Team) que tuvo que abandonar por problemas técnicos.

Ayumu Sasaki (Petronas Sprinta Racing), Sergio García (Estrella Galicia 0,0), Kaito Toba (Honda Team Asia) y Makar Yurchenko (BOE Skull Rider Mugen Race) fueron los primeros en quedarse fuera de juego en una primera vuelta a cara de perro que acabaría dejando a Tony Arbolino (VNE Snipers) en cabeza por delante de Suzuki y Canet.

No fue el mejor Gran Premio para los pilotos españoles, ya que en las dos siguientes vueltas se fueron al suelo tanto Alonso López (Estrella Galicia 0,0) como Albert Arenas (Sama Qatar Ángel Nieto Team). El de Girona sufrió una aparatosa caída de ‘high side’ en la curva 2 cuando rodaba 4º. En la misma vuelta, todo se derrumbó para Canet, que tuvo que regresar a boxes por un problema técnico.

Poco después, Celestino Vietti (SKY Racing Team VR46) y Niccolò Antonelli (SIC58 Squadra Corse) también se iban al suelo en la curva 5, convirtiendo la prueba en toda una carrera de supervivencia. Canet, pese a su abandono inicial, volvería a salir a pista ante el vendaval de caídas. Un intento que se vería frustrado tras los primeros metros.

Tras las primeras 10 vueltas, Suzuki se mantenía sólido en cabeza, escoltado por Arbolino, la dupla de WWR formada por Jaume Masià y Andrea Migno, así como Dalla Porta y Gabri Rodrigo (Kömmerling Gresini Moto3). El hispano-argentino, sin embargo, iría perdiendo fuelle con el paso de las vueltas, en su primera carrera tras las últimas fracturas sufridas en la clavícula y la pelvis.

Para sorpresa de todos, Canet volvería a salir a pista, en un intento casi desesperado que tampoco obtuvo premio. Su KTM no acababa de responder, pero su intento tuvo toda la lógica del mundo, ya que el aluvión de caídas podía llegarle a permitir puntuar en caso de mantenerse en pista. El valenciano tuvo que asumir la realidad y regresar a boxes por última vez.

A falta de 9 vueltas para el final entró en acción Ai Ogura (Honda Team Asia). El japonés, con neumático duro, rompió el grupo perseguidor y conectó con los 5 primeros. Un guion que también calcaría un par de vueltas después John McPhee (Petronas Sprinta Racing), mientras Masià incrementaba su presión sobre Suzuki.

La insistencia de ‘Macauli’ tendría premio y, a falta de 6 vueltas, el de Algemesí se pondría en cabeza tras rebasar al japonés. Al mismo tiempo, comenzaban los problemas para Dalla Porta, incapaz de bregar con los pilotos más rápidos del grupo delantero. El italiano comenzaba a comprobar la dificultad de sacar el máximo partido del abandono de Canet.

A falta de 3 vueltas, el líder cometió el error de pisar el verde de forma notoria cuando ya contaba con el ‘warning’ pertinente. El resultado sería muy negativo para sus intereses, como se comprobaría una vez finalizada la carrera, cuando recibiría una sanción de 3 segundos al no poder cumplir una ‘Long Lap Penalty’.

Masià, que había mantenido el tipo en cabeza, se vería superado por hasta 4 pilotos: Suzuki, Arbolino, Migno y Ogura. Una vuelta más tarde, el de Algemesí también sería rebasado por McPhee y el propio Dalla Porta. El sueño de un nuevo triunfo comenzaba a ser ya una quimera antes de entrar en la última vuelta.

En efecto, tras el penúltimo paso por línea de meta, Masià y Dalla Porta se descolgaron definitivamente. El golpe inesperado llegaría con la caída de Migno y Ogura, que se produjo tras un toque del italiano con el neumático trasero de Arbolino, que provocó su caída y se llevó por delante al rookie japonés.

Con dos rivales fuera de juego, Suzuki apretó los dientes y resistió ante el asedio final de McPhee y Arbolino, pese a que los tres llegaron a rodar casi en paralelo. El japonés se hizo fuerte y culminó por todo lo alto su tributo a Simoncelli y Tomizawa con la primera victoria de su carrera, con McPhee y Arbolino completando el podio.

Masià y Dalla Porta cruzaron la línea de meta medio segundo después, pero el italiano recibió instantes después su sanción, perdiendo un total de 3 posiciones que provocaron que cayera a la octava plaza. La quinta posición fue para Dennis Foggia (SKY Racing Team VR46), seguido por Rodrigo y Ramírez, mientras que el Top 10 lo completaron Filip Salac (Redox PrüstelGP) y Raúl Fernández (Sama Qatar Ángel Nieto Team).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here