El italiano derrota al líder del Mundial tras un mano a mano antológico en Red Bull Ring decidido en la última curva, con Fabio Quartararo completando el podio

Andrea Dovizioso (Ducati Team) y Marc Márquez (Repsol Honda Team) brindaron este domingo un espectáculo fuera de lo común a los amantes de MotoGP. En un duelo de época que recordó a otros grandes enfrentamientos del pasado entre ambos, el italiano logró imponerse en el último suspiro.

Ambos pilotos habían conseguido distanciarse respecto a sus rivales mediada la carrera y el mano a mano frenético que protagonizaron hasta ver la bandera a cuadros se decidió exactamente en la última curva, repitiendo el guion de la mítica carrera de 2017. Tras ellos, completó el podio Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT).

Dovizioso tardó apenas unos segundos en realizar toda una declaración de intenciones, al pasar a Márquez tras la salida, en los albores de una primera vuelta frenética en la que Marc tuvo una pequeña colada tratando de evitar un nuevo adelantamiento del italiano, que a punto estuvo de costar un disgusto a ambos.

Ambos se fueron un poco largos permitiendo que Quartararo se pusiera en cabeza, con Álex Rins (Team Suzuki Ecstar) en segunda posición y Jack Miller (Pramac Racing) 4º entre ‘Dovi’ y Marc. La potencial fuga del ’93’ quedaba, de momento, abortada en primera instancia, abriendo el escenario de los posibles ganadores.

El que también quería sumarse a la fiesta era Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha), que rápidamente se colocaba 5º al pasar a un Rins que se veía penalizado en algunos sectores del circuito. La carrera, en cambio, sería todo un castigo para Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing), que vio como se le paraba la moto y provocaba, involuntariamente, una caída de Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol).

Márquez, tras el susto inicial, comenzaría a apretar y, cumplidas 5 vueltas, ponía sus miras en la cabeza de carrera desde la tercera plaza, tras Quartararo y ‘Dovi’. La vuelta rápida del catalán sería la antesala de un posterior ataque sobre ‘El Diablo’. ‘Dovi’ se colocaba 1º mientras lograba someter al rookie de Niza apoyado en la mayor potencia de su RC213V en las rectas.

Dos vueltas más tarde, Miller abandonaría el barco al irse al suelo en la curva 9 cuando estaba siendo encimado por Rossi. Marc, por su parte, pasaba a ‘Dovi’ tras una intensa lucha entre ambos que permitiría a Valentino recortar terreno. El ‘Doctor’, sin embargo, no llegaría a conectar para meterse de lleno en la pelea por el podio.

Varias vueltas después, cumplidos los 12 primeros giros, Márquez y ‘Dovi’ comenzaban a marcar terreno y a abrir brecha. Se empezaban a asentar los cimientos del que iba a ser un nuevo duelo de época entre ambos, que comenzarían a retroalimentar su ritmo a velocidad de vértigo y a sacar metros a Quartararo, que cumplidas 14 vueltas ya se encontraba a casi 2 segundos.

El guion estaba claro. La victoria, virtualmente, ya era cosa de 2, pese a que todavía quedaba mucho por delante. La historia amagaría con ser diferente a 11 vueltas del final, cuando Márquez apretaría los dientes en su intento por protagonizar una nueva fuga marca de la casa, confiando ciegamente en sus neumáticos medios respecto a los blandos de su rival. Todo apuntaba a una escapada de manual. Nada más lejos de la realidad. El asedio de ‘Dovi’ era absoluto y la hegemonía de Ducati en el trazado austríaco volvía a sobrevolar el ambiente.

Dos vueltas más tarde, a 9 del final, la carrera cambiaba de registro con el adelantamiento del piloto de Forlí sobre Márquez. El de Cervera evidenciaba que la fuga había sido imposible al permitirse el lujo de mirar a su rival mientras era adelantado. Parecía un movimiento casi consensuado. Con la fuga abortada, el ’93’ necesitaba ver de qué era capaz su rival.

Restaban 5 emocionantes vueltas y la hoja de ruta estaba clara. Los dos favoritos al triunfo se emplazaban a un emocionante cuerpo a cuerpo final, mientras clavaban prácticamente los registros vuelta tras vuelta. ‘Dovi’ sacaba el máximo rendimiento de la Desmosedici GP pero Marc recuperaba lo justo y necesario con su gran dominio de la frenada.

A falta de 3 vueltas llegaría un momento cumbre. Marc volvía a adelantar al italiano, que recuperaría en primera instancia antes de ser pasado por el de Cervera. Un mano a mano que se acrecentaría tras un nuevo paso por línea de meta, donde ‘Dovi’ lo volvería a probar con éxito a final de recta, yéndose, eso sí, un poco largo.

Márquez olió sangre tras la mínima colada de su rival y amagó con escaparse, pero fue un mero espejismo. ‘Dovi’ se armó de valor y recuperó rápidamente la distancia perdida para echarse encima de Marc y emplazarse ambos a una última vuelta de infarto, en la que el de Forlí midió muy bien sus movimientos y asestó un golpe de efecto final para sobrepasar al líder en la última curva, recurriendo a un as bajo la manga con el que ya decidió la carrera de 2017.

El ‘pitlane’ se teñía de rojo con la euforia del Ducati Team, que lograba perpetuar la hegemonía del constructor italiano en el trazado austríaco. Apenas 6 segundos después, Quartararo rebasaba también la línea de meta por delante de Rossi para completar un nuevo podio en su temporada como rookie.

El ‘Doctor’, por su parte, logró finalizar 4º tras resistir el asedio de Viñales y Rins durante la mayor parte de la carrera, mientras que más atrás tanto ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing) como Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech 3) completaban una carrera de ensueño como debutantes al finalizar 7º y 8º, respectivamente.

El Top 10 lo completaron, por este orden, Danilo Petrucci (Ducati Team) y Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), mientras que Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) logró arañar 2 puntos al finalizar 14º. Un premio que no pudo saborear Tito Rabat (Reale Avintia Racing) al irse al suelo en la curva 3 mediada la carrera cuando rodaba 13º.

Con su triunfo en Austria, ‘Dovi’ recorta en 5 puntos su distancia respecto a Márquez, que sigue liderando el campeonato mundial de la categoría reina con 230 puntos, 58 más que los 172 del italiano. Su compañero Petrucci es 3º con 136, pese a ver reducida su ventaja sobre Rins (124), Rossi (103) y Viñales (102). Quartararo, por su parte, aprovecha las caídas de Cruchlow y Miller para colocarse como el mejor piloto satélite al ser 7º con 92 puntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here