Viñales cierra los tests de Qatar como el más rápido y Yamaha se asoma oficialmente como la moto a batir en el Mundial de este año.

El cierre del Test de Qatar ha confirmado lo que muchos esperaban. Yamaha y Suzuki han dado un salto de calidad definitivo que podría permitir que este año sus pilotos estén plenamente capacitados para luchar por todo junto al coloso Marc Márquez (Repsol Honda Team).

Cada jornada ha ratificado esa sensación y el último día de actividad en pista tampoco podía ser menos. Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) se acaparó la mayoría de titulares al finalizar como el más rápido. Lo consiguió después de marcar un gran registro de 1:53.858 con el que batió a Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) por 33 milésimas.

Ambos fueron los únicos pilotos que se despiden del Test bajando de 1:54, extrayendo conclusiones positivas de su ritmo de carrera tras acumular un total de 84 giros. Claramente el que sumó mayor rodaje en pista, ya que el siguiente fue Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) con 70.

Suzuki quiere su espacio bajo los reflectores

Tras ellos se quedaron muy cerca de rebasar dicha barrera del 1:54 tanto Àlex Rins (Team Suzuki Ecstar) como Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT), 3º y 4º, respectivamente.

El catalán, que no saltó a rodar hasta cumplido el ecuador de la jornada, confirmó las grandes sensaciones que ha dejado la GSX-RR en pretemporada. Él y Joan Mir, tuvieron la oportunidad de seguir comparando varios chasis y realizar una medida puesta a punto de cara al primer Gran Premio del año.

La cuarta plaza de Quartararo deja a 3 de las M1 en el Top 4 y confirma que en Iwata tienen las ideas muy claras en torno al paquete 2020. ‘El Diablo’, además, tuvo la oportunidad de acumular un importante rodaje con un neumático muy usado.

Una experiencia realmente clave de cara a la primera carrera del año. Pese al cuarto crono del día, el joven piloto de Niza despide el Test con el tercer mejor crono global, gracias a su mejor registro del domingo con el que supera a Rins.

Miller rescata a unas Ducatis grises en Qatar

La última plaza del Top 5 de la jornada final y del Test fue a parar a manos de Jack Miller (Pramac Racing).

El australiano dio un paso adelante para finalizar como la mejor Desmosedici GP en pista, superando los registros de obtenidos por su compañero, ‘Pecco’ Bagnaia, y la dupla del Ducati Team.

El constructor de Borgo Panigale, que ha dado mucho que hablar en Losail por el ya popular ‘regulador de altura en carrera’, testeó este lunes la que podría ser la versión definitiva de su paquete aerodinámico para la nueva temporada. ‘Dovi’, a título individual, también volvió a trabajar con un nuevo basculante.

Honda quemando los últimos cartuchos

El octocampeón, de hecho, no perdió el tiempo, ya que dispuso de 3 motos en su box. Dos de ellas pertenecen al modelo de 2020, con una incluyendo una entrada de aire más pequeña, mientras que la tercera en cuestión es una versión de 2019 con la que pilota Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu).

El Team Manager de LCR, Lucio Cecchinello, confirmó que HRC había solicitado que Marc pudiera rodar con dicha unidad. Precisamente, el japonés fue el siguiente clasificado, al finalizar 8º a 90 milésimas del ’93’.

El Top 10 de la tabla de tiempos del día y de la general lo completaron, por este orden, Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing) y un Andrea Dovizioso (Ducati Team) que dejó a Bagnaia sin Top 10 por 14 milésimas.

El sudafricano se erigió como el mejor representante de KTM tras una jornada en la que el constructor austríaco no presentó innovaciones importantes, ya que el objetivo era afianzar el paquete 2020 y trabajar a fondo con la mente puesta en el primer GP de la temporada.

El compañero de Binder, Pol Espargaró, cayó esta vez del Top 10 final al ser 14º este lunes tras sufrir una caída en la curva 2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here