El campeón del mundo, Marc Márquez, da un nuevo golpe a sus rivales y nuevamente gana, por décima vez, el Gran Premio de Alemania de MotoGP sin ningún tipo de oposición.

Hablar de Sachsenring es hablar de Marc Márquez y es que la carrera de Alemania pareciera solo llevar el nombre del campeón mundial toda vez que no hay nadie mejor que el sobre el trazado de Desdren. El piloto del Repsol Honda dominó de principio a fin la carrera de este domingo y ha dado un duro golpe a las aspiraciones de sus rivales.

Publicidad Taller_Costura

Segundo ha llegado Maverick Viñales quien se ha convertido en la imagen del resurgimiento de Yamaha y ha logrado un segundo lugar peleando y aguantando los embistes del británico Cal Crutchlow (LCR) quien se quedó con la tercera plaza. Viñales logra así su segundo podio consecutivo tras su vitoria en el pasado Gran Premio de Assen.

La carrera comenzó con el dominio de Márquez quien tomó la punta rápidamente desde la salida para no soltarla jamás y escaparse en solitario del resto. Con Rins, Viñales y Quartararo siguiéndolo en las primeras vueltas, pero sin poder seguir el ritmo que imponía el campeón del mundo.

Temprano en la carrera “El Diablo” se iba al suelo solo durante los primeros giros al trazado germano y decía adiós al fin de semana y con un cero en su casillero. Esto dejó a Rins (Suzuki) y Viñales como únicos perseguidores de Márquez que poco a poco aumentaba su ventaja con un ritmo inalcanzable para estos dos.

Atrás Rins empezaba a alejarse de Viñales, quien veía como Cal se sumaba a la batalla por el podio, pero una desconcentración del 42 de Suzuki lo sacó de la pelea al irse al piso solo y sin oposición en la curva 11.

Esto dejó a Márquez mucho más tranquilo en la punta y a Viñales y Crutchlow luchando por la segunda plaza pero ya a más de tres segundo del líder.

En el segundo pelotón, estaba una linda lucha por la cuarta casilla entre las Ducatis oficiales de Dovizioso y Petrucci, quienes tenían como perseguidores a Miller (Pramac), Morbidelli (Petronas), Mir (Suzuki), Rossi y Aleix Espargaró con la Aprilia.

Con prácticamente el podio definido, la carrera se concentró en este segundo grupo que dio bastante batalla entre los siete pilotos, hasta que Aleix se fue al suelo y las yamahas de Rossi y Morbidelli se quedaban sin goma, apartando a ambos de la lucha por el cuarto escalón.

En los compases finales, cuando Cal y Viñales seguían luchando por la segunda casilla un error del británico permitió que el de Yamaha se escapara en solitario, rompiendo así la carrera que solo esperaba la bandera a cuadros para oficializar las tres primeras posiciones.

Finalmente Petrucci le ganó la partida a Dovizioso y cruzó la meta en cuarto lugar, mientras que Miller, Mir , Rossi, Morbidelli y Stefan Bradl, sustituto de Jorge Lorenzo para esta carrera, cerraban el Top 10.

Así Márquez obtuvo su quinta victoria de la temporada y la décima consecutiva en el trazado germano, dando un fuerte golpe sobre la mesa y quedando mucho más líder del campeonato antes del parón de temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here