Suzuki quiere terminar de dejar su huella dentro del Mundial tras un excelente 2018. Y lo hará este año de la mano de Álex Rins y Joan Mir.

Por: Alex Reyes
Twitter: @EthanGilles

Contendiente: Esa es la meta que se plantea Suzuki este año. La marca de Hammamatsu hizo oficialmente el dia de hoy la presentacíon de la evolución de su GSX-RR con la competirá en el Mundial de MotoGP de 2019. La presentación de Suzuki fue algo sencillo, con mucho material audiovisual, sirve para reafirmar la posición de la marca para el año 2019: Cristalizar los nueve podios que tuvieron el año pasado (5 de Rins y 4 de Iannone) para convertirlos en victorias y asi poderse considerar una verdadera contendiente para el Mundial de 2019 junto a Honda, Ducati y Yamaha.

Publicidad Taller_Costura

Para este año sus esperanzas recaen de nuevo sobre el talento de Álex Rins. El joven piloto tomó el 2018 como su año de revelación tras un 2017 plagado por lesiones. Sus podios demuestran que Suzuki no se equivocó en su apuesta y esta llamado a hacer quien lleve en sus hombros las esperanzas del equipo japonés. El Team Manager de Suzuki Ecstar, Davide Brivio, no escatimó elogios a la hora de valorar el potencial: “Tiene la frescura mental de los jóvenes, pero también la consistencia y la sabiduría de sus experiencias de los últimos dos años”. El piloto español espera que el paquete de mejoras desarrollado en Japón le permita “seguir mejorando”. Su invierno ha sido “muy intenso”, necesario, al fin y al cabo, para llegar al test de Sepang con la sensación de poder ir un paso más allá: “Este es un año importante, porque en 2018 pudimos demostrar que podemos luchar constantemente por el podio. Ahora es el momento de ir a por el premio mayor: la victoria”.

Por otro lado, el futuro de la marca esta en los ojos de Joan Mir. El piloto mallorquín esta llamado a ser la próxima superestrella del Mundial de MotoGP tras un meteorico paso por Moto3 y Moto2. Aunque su trabajo será el de adaptarse a esta nueva montura, Mir esta seguro que en su primer año dejará una buena impresión y un excelente sabor en la boca: “El objetivo es aprender y mejorar carrera a carrera. Quiero rendir a un buen nivel en Qatar adaptarme a la categoría y a la moto, y a partir de allí ir creciendo a la vez que reduzco la distancia con los pilotos de delante”

Ante la teoria de que los pilotos novatos no tienen presión, el ex camepón de Moto3 salió rapidamente a desmentir: “La teoría que dice que los ‘rookies’ no tenemos presión no es necesariamente cierta. Siempre hay presión, siempre hay algo que te pone nervioso, pero también es verdad que no toda la presión es mala: hay una parte de ella que te ayuda a mejorar día a día, hay algo en tu estómago que te empuja a superarte. Pero sí, digamos que el hecho de ser novato te mantiene fuera del foco porque nadie espera grandes cosas de un piloto sin experiencia. Ahí es donde debemos demostrar que la gente se equivoca”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here