Empezamos el 2020 con una buena prueba. En esta ocasión traigo una moto práctica, ágil y económica. Sobre todo para el uso diario. Probamos la Kymco Super Dink 350.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Kymco se han hecho algo más que un hueco en el mercado actual de scooter. Hoy en día son una de las marcas con mejor relación calidad/precio. Prueba de ello son las cifras de ventas que mejoran año tras año, con más de 33.000 unidades vendidas en el último año.

Este nuevo Super Dink viene a sustituir el que comenzaron a importar en España allá por 2010, el cual fue un gran éxito. Os puedo confesar que una de aquellas unidades aún está en mi garaje con más de 130.000 Km en su marcador.

Renovación no solo estética

Tras diez años en el mercado el modelo pedía una actualización. El trabajo de Kymco no solo ha sido a nivel estético, sino que han actualizado el propulsor, la seguridad, la electrónica, entre otros.

A mi parecer han hecho un gran trabajo con la estética. Al igual que en el modelo anterior, le han dado mucho protagonismo a las luces, tanto traseras como delanteras. En el caso de los intermitentes y luz de posición son tipo LED.

La estética de la moto está muy estudiada. En este caso probé una vestida con un bonito color granate mateado que a mi parecer el más bonito de los disponibles. Pero, como dicen por ahí, para gustos…

Un scooter no solo de uso urbano

Hablemos del motor. Es un mono cilíndrico de 321cc con inyección electrónica, cuatro válvulas, refrigeración líquida y una potencia de 29 Cv. La Super Dink 350 trae cambio automático y transmisión por correa.

Son cifras más que aceptables para una moto de este segmento, pensada para una utilización casi en exclusiva en vía urbana. Aunque con sus cifras de velocidad máxima y potencia, puedes hacer incursiones en vías más rápidas sin problemas.

Fiabilidad garantizada

En cuanto a la seguridad la nueva Super Dink 350 monta discos de frenos en ambos trenes. En el caso del trasero es un solo disco de 240 mm con dos pistones. El delantero está compuesto por dos discos de 260 mm y pinza de tres pistones. En ambos casos, vienen con ABS estandar.

La estabilidad es otro de los puntos más fuertes del nuevo Super Dink. Su chasis de estructura tubular de acero le da una rigidez al conjunto que es notable. Esto te dará más confianza una vez en marcha, sobre todo cuando circules a más velocidad.

La suspensión delantera está a cargo de una horquilla hidráulica de 113mm de recorrido y un diámetro de barrara de 37mm. Mientras que la trasera recorre hasta 100mm tiene precarga en 5 posiciones y es de doble amortiguador.

Talla grande de aparencia pequeña

Es importante tener en cuenta sus medidas, ya que se trata de un scooter de gran talla de los llamados GT. La Super Dink 350 tiene una distancia entre ejes de 2265mm con un ancho máximo de 670mm y una altura del suelo de 810mm.

Su peso es de 173 kilos no es excesivo y unido a un asiento más bajo las maniobras en parado no serán un problema, incluso si el asfalto está inclinado. A pesar de sus medidas y peso, esta scooter es fácil de maniobrar, cosa que logras en los primeros metros recorridos.

Una vez en marcha hay muchas similitudes y parecidos a su hermano de hace unos años. La plataforma para los pies ahora no es seguida. Para el pasajero encontraras dos estriberas abatibles, como las que encontrarías en cualquier moto.

Relojes y espacio interior óptimo

Los marcadores tienen un clarísimo aire a los del antiguo Super Dink. Eso si, ahora con muchas más información. A tu disposicion tienes relojes de cuenta vueltas, avisador de revisiones, nivel de gasolina, etc.

Algo muy útil de este modelo son las guanteras y el espacio bajo el asiento. Son de los mayores del segmento. Bajo el acolchado encontraras un gran espacio, pensado para resguardar dos cascos integrales, cosa muy útil en desplazamientos urbanos.

Moto duradera

En cuanto a la fiabilidad, si le hacéis un mantenimiento adecuado y periódico, no os defraudará. Mi Super Dink 300 ha superado la barrera de los 130.000 km con los mantenimientos de rigor y poco más.

Es cierto que el uso más habitual será el urbano. En mi caso utilizo el scooter a diario para entrar y salir de Madrid, utilizando autovías donde la velocidad media aumenta. Alcanza fácilmente las velocidades legales y mantiene un buen ritmo de marcha sin signos de fatiga.

Ya sabes, pasa por alguno de los concesionarios de Kymco que hay y solo deberás pensar en qué color llevártelo. Blanco Puro, Gris Stone, Negro Fulgor, y Rojo Núcleo son los colores. Además con fácil financiación y por menos de 5.000 Euros.

Puedes seguir más pruebas en motonoticias.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here