Llega la MotoGP a Argentina y las dudas acerca de varios pilotos que nos hacen preguntar si estan sobrando dentro de la categoria.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Publicidad Taller_Costura

Una semana más os escribo las ráfagas, esta vez pre GP de Argentina, quería echar un vistazo rápido a la parrilla de MotoGP, pero no a la zona de esta que todo el mundo mira siempre y de la que siempre tenemos más que suficiente información. Quería mirásemos a la parte media/baja de la tabla. Esa zona donde encontramos más de un nombre que no sabemos muy bien como siguen por aquí.

Hay dos tipos de pilotos, unos que son más o menos competitivos, pero que hace años, tal vez, deberían haber dejado paso a nuevos pilotos. Y otros pilotos que básicamente compran su lugar en la categoría. (Vaya de ante mano que todos los que se nombraran a continuación son pilotos profesionales y todos tratan de dar lo mejor sobre sus motos, todos merecen nuestro respeto ya que competir sobre una de estas motos no deja de ser un deporte de alto riesgo. Pero no por esto, solamente, merecen un puesto en una parrilla tan codiciada.)

Estamos hablando de competir en MotoGP, que es la máxima categoría mundial del motociclismo de velocidad, donde se compite con los mejores prototipos de cada fábrica, esto es su punto fuerte y a la vez su punto débil. El punto fuerte de esta competición es que se trata de las mejores motos, las más desarrolladas, las más tecnológicas, pero toda esta evolución y desarrollo tecnológico solo se puede sostener con cantidades ingentes de dinero, que hacen que las motos sigan mejorando, este es uno de los motivos que hace que este espectáculo sea cada vez más caro, de esto el tener que incluir nuevas categorías (Moto-e) y aumentar el número de carreras,para con todo esto incrementar los ingresos. Mientras otros circuitos tienen que salir del juego, porque no les compensan las “tasas” de tener un GP, por ejemplo el circuito d Estoril.Esto nos dará también para unas ráfagas más adelante.

Entonces llegamos al momento de analizar el tema de los pilotos, como todo en la vida tenemos pilotos top, pilotos de resultados aceptables y otros que rellenan las parrillas.

Llevamos tiempo “quejándonos” de que hay pilotos en MotoGp que se mantienen o llegan a la categoría porque pagan su asiento en un equipo. Bien, aquí nos vienen nombres como Karel Abrahan o el malayo Hafizh Syahrin, otros de los que ciertamente desconocemos los méritos logrados para llegar a la élite del motociclismo, nos viene a la cabeza en este caso, Simeón.

Cada año llega sangre nueva a la categoría, este año han llegado, por méritos pilotos como Morbidelli, Lüthi, Nakagami todos ellos traen tras de sí una buena trayectoria en Moto2. Pero también han llegado otros cuyo mayor mérito es el traer con ellos una gran cantidad de euros, en forma de grandes patrocinadores, a este grupo pertenecen Simeón y Syahrin. Puede que nos callen la boca a lo largo de la temporada con algún buen resultado, pero me da un será difícil.

El malayo será el compañero de equipo de Johann Zarco, con la Yamaha del Tech3 y el Belga sube a MotoGP al equipo Avintia Ducati como compañero de Tito Rabat. Los méritos deportivos de ambos para subir son discutibles, pero sus méritos económicos son bastante importantes, esto ayuda a que siga el juego y entren € a las cuentas de Dorna y de las fábricas que les ceden las motos.

En este punto la fábrica que más motos ara rodar por los circuitos del mundo es Ducati, con 8 motos, dos por cada equipo el oficial, Pramac Ducati, las de Aspar y el Avintia. Muchas de estas no son más que para rellenar parrillas y cuentas bancarias, ya que no desarrollan las motos oficiales y tampoco están forma así a futuras estrellas de la categoría.

De los pilotos que están despertando muchas críticas por la falta de resultados están algunos de los españoles que nutren la parrilla, desde el talaverano Alvaro Bautista, a Tito Rabat, también muchas dudas sobre Scott Redding o Smith, incluso hay quien duda ya de los hermanos Espargaro, veremos a final de esta temporada como terminan todos.

Razón tienen los que critican estos actos, pero hay que recordar que el campeonato lo tiene montado Dorna como un negocio, y como todo negocio, se monta y se trabaja para sea lo mayormente productivo, esto lo tiene marcado a fuego la organización. Como aficionado, ver como pilotos, cuyo rendimiento es más que discutible, están año tras año en las parrillas de los GP, dejando fuera de las mismas a otros de mayor rendimiento, nos ponen los pelos de punta.

O ver a pilotos que no tienen tras ellos un bagaje nada brillante, llegan a MotoGp mientras otros luchan, ellos y sus familias, empeñándose por que lleguen a la máxima categoría, tienen que abandonar este sueño, el último más soñado ha sido Juanfran Guevara.

Lejos quedan los años en los que los pilotos se batían el cobre durante años en las categorías más pequeñas, lejos quedan aquellos años en los que un piloto podía tener una larga vida deportiva en la categoría intermedia, sin necesidad de subir a la máxima.

Todo esto viene derivado del mismo problema, lo que le da dinero a Dorna es MotoGP, y las categorías de Moto3 y Moto2 quedan para recaudar fondos y ser los que financia el circo de los mayores. De aquí que a un piloto que logra firmar con un equipo y una moto competitiva en Moto3, si logra ganar el mundial, se lleva una escasa bolsa de 40.000 €, eso sí si hace Segundo le toca pagar 60.000€.

En definitiva, nuestro deporte no dista mucho del resto de los deporte de élite y si me apuras, de la vida misma. El sistema capitalista es claro, ganas lo que produces, o pensáis que los Ronaldos y Messis no les son rentables a sus equipos? Aun pagándoles las locuras que se pagan en el fútbol. Pero tampoco ellos están libres de la presiones de los que “pagan” un jugador que trae una marca de ropa deportiva detrás, para que patrocine un equipo, se asegura por contrato que su jugador fetiche juega un mínimo de partidos, este bien o no.

Tristemente este deporte ha cambiado mucho, en algunas cosas para bien y en otras para mal. Se añoran aquellos años de autenticadas, de pilotos de otra pasta, que vistos desde la mirada actual eran menos “ profesionales” o menos atletas, se vivían las motos de otra forma, el nuevo sistema hace une muchas cosas chirríen, pero es el que tienen montados los que mandan en esto. Veremos que consecuencias nos trae esta política a la larga, que unido a la tv por pago parece no están logrando los resultados que se esperaban.

Bueno me despido de vosotros hasta la próxima semana, ya será tras la carrera del GP de Argentina. Muchas ganas de que llegue ya esta cita, primero por la carrera en si, pero esta año además con el aliciente de ver a un amigo sobre una moto de futuro, como lo es Sebastian Porto, que dará unas vueltas al trazado con la moto que nutrirán en 2019 la nueva categoría, moto-e, las motos eléctricas están aquí ya.

Como siempre me despido de vosotros con ráfagas para todos y ya sabéis a sentarse y disfrutar del pespectaculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here