Es la ITV, inspección técnica de vehículos, el examen que todas las motos que circulan en nuestro territorio deben pasar cada dos años, cumpliendo así un mínimo de seguridad para poder circular.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Publicidad Taller_Costura

Pero todos, o eso quiero pensar, sabemos si nuestra compañera de curvas esta lista y en condiciones de poder pasar dicho examen sin problemas o debe pasar por el taller antes de la misma.

Pues bien, aun sabiendo que todo está en su lugar, siempre hay un pequeño margen que no podemos controlar, para ello os contaré la experiencia que he pasado hace un mes, en primera persona.

Tengo a bien “pensar” que tengo todas mis motos en condiciones perfecta para poder pilotarlas sin ningún contratiempo y con toda la seguridad posible, cambios de aceite periódico y filtros, pastillas y discos de freno, ruedas en buen estado de dibujo, luces en perfecto estado……..

Pues bien, aun así las sorpresas se presentaron, en esta ocasión le tocaba la Inspección a mi CBR 1000 RR, como todos los años, aun sabiendo que todo está donde debe, reviso todos los puntos que van a ser puestos a examen.

Como la mayoría, soy animal de costumbres y teniendo la ITV del Maestro 12+1 en la capital no dude en volver de nuevo, en esta ocasión para mi Honda se trataba de su tercera inspección, en las mismas instalaciones que hace cuatro años y la de hace tan solo dos.

Pegatina para poder circular por Madrid puesta y la anterior inspección en orden, una vez le dejo, muy a mi pesar, al operario encargado de hacernos el examen, mi moto, pasa por toda la línea, luces, frenos, neumáticos, ruidos, amortiguación………todo ok, siempre queda una pequeña duda por el MIV de titanio que llevo montado, pero está homologado y llega su correspondiente DB Killer.

Una vez terminada la prueba, el susodicho operario me comenta que la moto esta perfecta, emisiones, sonidos y demás, pero……….. (Aquí saltaron todas las alarmas) no podía darme la conformidad y debía darme el DESFAVORABLE en la inspección.

En ese momento no entendía nada, después de las dos anteriores pasadas en la misma instalación no había cambiado nada, el escape estaba ya montado, intermitentes, todo está igual, pero entonces me saco de mi duda el amable chico, no podía dármela favorable por el porta matriculas.

Este porta matriculas no es el original, es de la marca Puig y es específico para mi moto, dicen, en esta ocasión, que no cumple con la normativa vigente, una vez en el despacho de las instalaciones la solución en simple, montar el original o pasar por la homologación del instalado.

Ante la imposibilidad de recibir una explicación a cuál es la diferencia entre las dos veces anteriores y la actual lo dejo por imposible y me dispongo a homologar el montado. Un tenebroso horizonte se planta ante mí, ¿Cómo homologo una pieza? ¿Qué papeleo tendré que preparar? ¿Qué coste tendrá?…..

Bien pues aquí os dejo, resumido lo que he recorrido en estas tres semanas, para homologar un porta matriculas, debes contactar con un laboratorio que emitirá un certificado de conformidad, donde especificaran que cumple con los estándares establecidos por la norma, el coste variara según el laboratorio entre los 150 y 200 euros. Yo lo hice con LTR.

Si lo hace así será fácil

El trámite se puede hace por mail, con unas fotos y medidas, pero para ello debes mandar también la información del fabricante, otro escollo que al haber pasado cuatro años desde que lo compré, no disponía ni de factura ni resguardos.

A ponerse en contacto con el distribuidor, PUIG, en este caso al ponerme al habla con ellos tampoco entienden qué problema hay con el montado ya que cumplía con todas las especificaciones necesarias, muy amablemente me mandaron un certificado como distribuidores y todos los esquemas del fabricante.

El certificado que nadie pide o tiene

No creas que con esto has terminado tu periplo, falta una sorpresa más, deberás tener un certificado de taller por el montaje del mismo, un consejo, que ponga en el palabra por palabra lo mismo que el informe de conformidad del laboratorio, sino te pondrán más pegas.

Si lo has montado tú mismo tendrás que buscar a alguien que te lo emita, ya que es tan solo un mero trámite más. Una vez tengas toda esa documentación de regreso a la ITV, te revisan de nuevo el porta matrículas y previo pago de 45 euros más, podrás circular tranquilamente con tu moto.

A pasar por caja de nuevo

Con todo esto y en conclusión queda que por mucho que pensemos que todo lo tenemos controlado, puede, que no sea así y que estamos en manos de las conveniencias y de las presiones que hacen las autoridades sobre las inspecciones de vehículos.

Todo ello siempre pensando en nuestra seguridad y en la homogeneidad de la misma en toda moto circulando, pueden llegar a decirte que pases la inspección en otra comunidad que se a…… vamos a decir más permisiva.

Es lógico pensar que en un buen sistema, controlar que no montemos barbaridades en nuestras motos, pero también es pensar que si la normativa, en mi caso, no ha cambiado, o las dos anteriores veces me dieron el visto bueno sin deber hacerlo o esta vez me la han pasado bien.

Lo mejor montar accesorios de marcas de confianza

En definitiva, no montéis “locuras” en vuestras maquinas, siempre piezas homologadas y de proveedores de confianza para no tener problemas.

Bueno amigos me despido de vosotros con la vista puesta en el siguiente Gp que comienza con la rueda de prensa de este mismo jueves, el Gp de los Paises Bajos desde el circuito de Assen, ráfagas para todos y a disfrutarlo. Hasta el próximo Lunes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here