Hace unos días tuve la suerte de poder charla un rato con Pol Espargaro tras los test de pretemporada en el circuito de Sepang. Tipo simpático. Fue muy claro en lo que cree que le falta a la KTM y cuál es el camino a seguir.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Publicidad Taller_Costura

La temporada empieza y con ella llegan nombres importantes para darnos sus impresiones de lo que sucede dentro de este mundillo. Tras los tests de Sepang, tuve la oportunidad de sentarme con el ex-camepeón de Moto2 Pol Espargaró para charlar un poco acerca de lo que le depara el futuro a las motos austríacas, asi como de sus nuevos compañeros.

La pasada temporada fue complicada, con una fuerte lesión y una dura recuperación, muchas cosas pasarían por tu cabeza, tras el calvario llegó un pódium histórico, creo que casi más importante para ti que para KTM.

Pol Espargaro: “Bueno, creo que fue importante para los dos. Para ellos porque es como un premio por el esfuerzo tan grande que llevan haciendo estos dos años. A veces me da la sensación de que la gente no se da cuenta de lo que se supone empezar con una MotoGP desde cero, quizás en el momento con más nivel tecnológico de la historia de la categoría, y ser capaces de llegar hasta donde lo hemos hecho en apenas dos temporadas. Y también porque fue un año muy complicado para todos, porque el desarrollo se paró mucho con la lesión de Mika, y con mis problemas. Primero la caída en los tests de Sepang que me dejó solo con un día y medio de pruebas, después me tuve que operar de una hernia en la espalda y me perdí los entrenamientos de Tailandia y sufrí muchísimo en los de Qatar para una lesión que normalmente necesita mucho más tiempo de recuperación. Arrastramos eso en el inicio del año y casi cuando volví a alcanzar mi mejor momento vino lo de Brno y sus consecuencias, que fueron muy complicadas: la lesión cervical, de la que no me he recuperado al cien por cien hasta este enero, la fractura de clavícula que no se pudo operar, la nueva fractura en Aragón… Sufrí mucho, y lo de Valencia fue como una liberación. Cuando crucé la meta no me lo creía, y aunque es solo un podio para nosotros fue como una victoria. Fue muy emotivo, no podía olvidarme de todo lo pasado, de toda la gente que había sufrido a mi lado…”.

Pol espargaro

Tras varios años con Bradley Smith de compañero de fatigas, KTM ha optado por hacer una apuesta por Johan Zarco, ¿cómo ves la salida del inglés y la llegada del francés?

“Bradley ha sido mi compañero durante cinco años, y eso es mucho. Y no es fácil que en un mundo como este, tan competitivo, y en el que tu compañero siempre es tu primer rival, fuésemos capaces de tener una relación tan buena. Brad ha trabajado mucho y en cierto sentido me ha dado pena que no haya podido seguir, pero este mundo es así. Le deseo lo mejor en su nueva experiencia… ¡aunque no quiero que nos ganen las Aprilia! Con Johann KTM ha buscado un piloto que todo el mundo sabe que es muy rápido, y esa información y manera de trabajar que tiene nos va a ayudar mucho. Ya se ha visto que en nada ha sido rápido, así que creo que los dos nos vamos a empujar a mejorar y también a mejorar nuestra moto. Va a ser un año muy interesante”. 

Imagino que habrás comentado sobre la moto con Zarco, ¿qué te ha comentado de su primer contacto con ella?

“Johann tiene una manera diferente de pilotar a la mía, ha estado trabajando en este tiempo en adaptar al máximo posible la moto a ese estilo suyo, pero al final la conclusión sobre los puntos débiles que tenemos es la misma. En cierta manera eso es positivo, porque con estos los ingenieros saben cuál es la parte principal en la que trabajar, y eso que poco a poco vamos mejorando mucho y siempre hay muchas ideas sobre la mesa. Se puede decir que es una moto que de motor va muy bien, que en frenada y en entrada en curva somos sólidos, pero luego le cuesta traccionar bien para la salida de la curva y eso hace que nos vayamos de la trazada y que perdamos en el punto de aceleración, un hándicap grande en el que seguimos trabajando. Esa es otra de las peculiaridades de este proyecto, nosotros no tenemos una moto que ajustamos un poco en cada gran premio, si no que nos vemos obligados a compaginar la parte de pruebas con la de competición, y eso muchas veces no es fácil. Pero es la única manera que tenemos de afrontar el reto de mejorar”.

Johan Zarco

“Dani es una enciclopedia técnica.”

La incorporación de Dani Pedrosa es otra novedad en el KTM, aunque su lesión a frenado un poco su trabajo, también tuvo tiempo de proar la moto, que crees que aportara Dani al proyecto y que primeras sensaciones ha sacado de la moto?

“Dani es una enciclopedia técnica, un tipo con mucha sensibilidad y que con su experiencia entiende muy bien cómo debe funcionar una MotoGP. Hasta ahora nos hemos ‘enfrentado’ a esta moto pilotos ex Yamaha, y sus años en Honda dan otra perspectiva a esto. Sí que es un contratiempo importante lo de su lesión, y en ese sentido no nos queda otra que esperar a que se recupere bien y que vuelva para ayudarnos a dar más pasos hacia delante. También te digo que está muy implicado en el proyecto y que durante los entrenamientos de Malasia ha estado en todo momento en contacto con el equipo para tener toda la información posible de cómo van yendo las cosas para aportar en cuanto pueda su granito de arena al desarrollo de la KTM”.

Otra novedad en la estructura de KTM es la llegada del Tech3 como equipo satélite, algo importante para toda fabrica, como ves el tener este equipo en la estructura.

“Este es otro punto positivo. Mucho, porque ahora tendremos información de cuatro pilotos, información, por ejemplo, de cómo se van comportando los neumáticos, un aspecto crucial en MotoGP; y también la visión de un equipo técnico con mucha experiencia en la categoría y que nos dará una visión diferentes de las cosas, porque a veces es fácil perder la perspectiva cuando solo te puedes centrar en lo tuyo”.

Tras las pruebas en Sepang más los primeros test oficiales de este año allí también, que diferencias has encontrado con tu nueva moto respecto a la 2018? Y que sensaciones sacas de cara al comienzo de temporada?

“No hay nueva moto, eso es algo que hay que entender. O, si quieres, siempre hay una nueva moto. Por ejemplo, tras el segundo día del test oficial tuve que frenar, pensar y liberar la mente, porque probamos tantas cosas que a veces es complicado percibir qué va bien o qué no va tan bien. Seguimos mejorando poco a poco en cada área, aerodinámica, electrónica, vamos trabajando con mejorar en parte ciclo, suspensiones… Quizás los tiempos a una vuelta no lo dejen ver, porque ese es un punto en el que tenemos que mejorar, el de sacar el máximo rendimiento a un neumático nuevo en vuelta lanzada, algo crucial si no quieres hipotecar tu carrera con una mala posición en parrilla; pero sí que hemos dado un salto en cuanto a ritmo, y en cuanto al comportamiento de la moto con neumáticos usados, más en un sitio tan crítico como Sepang, con unas temperaturas de asfalto altísimas”.

¿Qué crees que debéis mejorar de cara a 2019, lo primero en lo que deben trabajar los austriacos?, ¿Cuáles son tus peticiones para ellos antes del primer GP en Qatar?.

“Lo que te he dicho, conseguir que la moto traccione más, tener un mejor grip que nos permita no perder tanto cuando salimos de la curva. Y muchas cosas más, porque las demás motos han dado otro salto hacia delante y eso nos obliga a apretar aún más. Pero no es nada específico para Qatar, es general y probablemente no se vean todos los frutos hasta que no avance más el año”.

“Honda ha dado en el clavo”

Qué opinión tienes del llamado dream team, que ha montado honda Repsol de cara a esta temporada, con Marc y Jorge? Qué esperas de Lorenzo este año?

“Después del test de Sepang mi sensación es que Honda ha dado en el clavo con la moto, pese a que haya brillado tanto a una vuelta la Ducati. Con Marc renqueante, Cal recién llegado de lesionarse, con Jorge en fuera de juego… Y aún así estaban delante, también Bradl y Nakagami. Así que en ese dream team está claro que Marc sigue siendo el hombre a batir, allí y en MotoGP en general. Jorge tendrá ese contratiempo de la lesión, pero su adaptación a la Honda ha sido más rápida que a la Ducati, así que en nada estará delante. ¿A qué nivel? Para eso tendremos que esperar, pero es Jorge Lorenzo, y ya hemos visto lo que hizo con la Yamaha, y después desde Mugello del año pasado con la Ducati. Lo que pasa es que el nivel este año es muy alto, tremendo, Dovizioso, Rins y la Suzuki, las dos Yamaha oficiales, o tres, que ya se han visto cómo están…”.


¿Un pronóstico de cómo terminará la clasificación a finales de 2019?.

“Buf, no soy muy de pronósticos, pero sí que parece que Márquez vuelve a ser el hombre a batir, algo fácil de decir viendo lo que ha hecho estos años y, como te digo, por lo que se ha intuido en Sepang”.

“Ojalá pueda repetir lo de Valencia”

Para ir terminando, cuál es tu objetivo de cara a esta temporada, el pódium del año pasado es un buen punto de partida.

“Es un punto de partida mental, pero ese no es el objetivo realista nuestro, por todo lo que te he dicho: nos falta, y los demás no paran de mejorar. Espero que con la llegada de Zarco demos un salto, pero no sé hasta dónde. Creo, eso sí, que tendremos que dejar pasar unas carreras, quizás hasta que lleguemos a Europa, para que todo lo cuadremos y entendamos nuestro verdadero Mundial. ¡Pero ojalá que pueda repetir lo de Valencia! Me siento mejor que nunca, soy joven y ganas y motivación no me faltan”.

Como siempre Pol es un piloto cercano y al que le gusta decir las cosas claras, muy agradecidos por el tiempo que nos ha dedicado, solo podemos desearle lo mejor e cara a 2019 y esperamos verle lo mas arriba posible en cada carrera, por trabajo y tesón no será.

Yo me despido de vosotros hasta la próxima semana, con ráfagas para todos, aprovechar estos días casi primaverales para disfrutar de vuestras motos, nos encontramos el próximo lunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here