Markus Schramm, CEO de BMW Motorrad, refuerza su compromiso con el Mundial de SBK tras un excelente 2019. Tambien descarta la idea de irse a MotoGP

Por: Alex Reyes
Twitter: @EthanGilles

«Nuestro compromiso es con el SBK(…). No vale la pena el esfuerzo de irse a MotoGP». Con esas palabras ofrecidas al portal Motorsport.com, el CEO de BMW Motorrad Markus Schramm recopila el buen trabajo que ha tenido los bavaros en SBK durante 2019.

BMW retornó al Mundial en esta temporada como manufacturera de la mano del Shaun Muir Racing. Junto al equipo británico se subieron a bordo el ex campeón Tom Sykes y el aleman Markus Reitemberger. Tras el final de la temporada, BMW terminó cuarta en el Mundial de Constructores con cuatro podios y una pole de Sykes.

«25 Campeonatos regionales, 90 victorias con nueve titulos. Esto es central para BMW Motorrad»

Entre los puntos centrales de la entrevista ofrecida al portal, Schramm confiesa que no habia dudas acerca de regresar al Mundial. «Era absolutamente claro. Esta dentro del ADN de BMW Motorrad. Porque el motorsport es parte de nuestro trabajo y por esto es que debemos tener representación»

«Nuestro mayor orgullo en este año ha sido el programa de customer racing. Por esto, la marca dio respaldo a 120 pilotos con numeros excelentes: 25 campeonatos regionales, 90 victorias con nueve titulos. Esto es central para BMW Motorrad» comentaba Schramm acerca del balance de la marca en 2019.

«Nuestro primer año excedió todas nuestras expectativas»

Haciendo balance de esta nueva aventura de BMW en el Mundial de SBK tras su salida en 2013, Schramm tiene buenas sensaciones: «Desde mi punto de vista, este primer año ha excedido todas nuestras expectativas. Nosotros no esperabamos un podio en esta temporada y terminamos con cuatro»

Al ser indagado acerca de un posible salto a MotoGP, Schramm asegura que la estadia de BMW en SBK será larga: «Nuestro compromiso es con el SBK y el programa de Customer Racing. No vale la pena el esfuerzo de irse a MotoGP. En el SBK existe sinergias tecnicas mas fuertes que lo que te puedes encontrar en MotoGP».

Tambien Schramm toma en consideración el branding effect que puede tener BMW dentro de MotoGP: «Llevar una marca como BMW Motorrad al Mundial de MotoGP pudiera tener poco impacto dentro de ese mundo. No vale la pena».

Las palabras de Schramm acerca del impacto son infundadas tras el proyecto de Kawasaki en MotoGP que tuvo una enorme inversión económica con reducidos frutos en cinco años.

«Para 2020, queremos mas podios.»

Tras un primer año en donde BMW Motorrad terminó cuarta en el Mundial de SBK, le tocó batallar contra adversidades. Desde la irregularidad de Reitemberger, hasta el poco desarrollo del chasis y un motor stock. Para la próxima temporada, la misión será de subir un escalón más: «Paso a paso. Para 2020 queremos mas podios. Por lo menos uno o dos mas de los que tuvimos en 2019. Estaremos focalizados en el desarrollo de la S1000RR para, por supuesto, llegar al tope mas adelante» concluía Schramm

Para ayudarlos en el desarrollo, BMW Motorrad contará con la ayuda del piloto irlandés Eugene Laverty, quien reemplaza a Reitemberger. A pesar de los buenos números de Sykes en 2019, el piloto alemán terminó 14avo, con un sexto puesto como su mejor clasificación final. Mientras tanto, Laverty viene en proceso de recuperación tras haberse perdido parte de la pasada temporada con una grave lesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here