El piloto suizo del BARDAHL Evan Bros  ha conquistado el título de Supersport tras firmar la 5ª posición en una carrera estratégica que ha ganado Lucas Mahias

La gran final del Mundial de Supersport de 2019 ha estado a la altura de las grandes expectativas que había generado un duelo final en la noche de Qatar con tres candidatos con opciones a lograr la corona. Finalmente ha sido Randy Krummenacher (BARDAHL Evan Bros. WorldSSP Team), el líder del campeonato desde la ronda inicial en Phillip Island, quien ha confirmado su condición de principal favorito y ha conquistado su primer título mundial con una 5ª posición en el Round de Qatar.

Publicidad Taller_Costura

Lucas Mahias (Kawasaki Puccetti Racing) ha sido el vencedor de la carrera de Losail tras ponerse al frente de la prueba en el octavo giro y mantener la posición hasta el final para sumar su segunda victoria de la temporada. El ex campeón de la categoría ha revalidado su éxito del año pasado en la pista del desierto tras un duelo con Jules Cluzel (GMT94 YAMAHA), que ha sido segundo, e Isaac Viñales (Kallio Racing), que ha sido tercero y ha sumado su tercer podio consecutivo

Caricasulo, Krummenacher y Cluzel han arrancado en paralelo desde la primera línea de parrilla. 15 vueltas al circuito de 5.380 metros para decidir unos de los títulos más disputados de la historia reciente en la categoría intermedia.

Cluzel, el más necesitado de la victoria -el único resultado que le valía para mantener vivas hasta el final su sueño- ha tomado el mando cuando se han apagado los semáforos. Los dos principales favoritos, Caricasulo y Krummenacher, han optado por una estrategia más cautelosa, circunstancia que han aprovechado otros rivales que se jugaban mucho menos en esta prueba. Así, transcurridos los tres primeros giros, el dúo del BARDAHL Evan Bros. WorldSSP Team se ha encontrado en la cola de un grupo integrado por Corentin Perolari (GMT94 YAMAHA), Mahias,  Viñales y Kyle Smith (Team Pedercini Racing), siempre con Cluzel a la cabeza.

Fijadas las estrategias, las posiciones de cabeza se han mantenido sin grandes variaciones hasta el octavo giro, cuando Mahias ha adelantado a su compatriota para asumir el liderazgo. Detrás, Caricasulo y Krummenacher se han encontrado con la feroz resistencia de Perolari, que les taponaba su acceso a la lucha delantera. El italiano ha podido superarle a falta de cinco vueltas para situarse cuarto, una posición que no le valía para desbancar al piloto suizo.

El joven piloto galo y el italiano del Bardahl han mantenido su pulso hasta el final, mientras Krummenacher les controlaba desde atrás, consciente de que la posición que ocupaba le otorgaba la corona.

Sólo en el último giro, los dos pilotos del BARDAHL han podido doblegar al francés para acabar cruzando en la 4ª y 5ª posición, detrás de los tres hombres del podio. El resultado solo satisfacía al piloto suizo, que ha ocupado el primer puesto de la clasificación general de principio a fin de curso y ha podido sellar el campeonato en una carrera de cálculo, sabedor que Caricasulo, su gran amenaza y su sombra permanente en 2019, necesitaba un resultado mejor para tocar la gloria. Al final, su diferencia en la tabla final ha sido de sólo 6 puntos.

Cluzel, segundo en la carrera de este sábado, vuelve a quedarse a las puertas del éxito. Sus esfuerzos en este curso se concretan con la tercera posición final, la misma que en 2018, a 13 puntos del nuevo campeón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here