Por todos es más que conocida la mala relación entre Valentino y Lorenzo, o mejor dicho la ausencia de la misma.

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

En más de una ocasión a lo largo de estos años se puso de manifiesto que amigos no eran, está claro que dos gallos en un gallinero suelen traer tensiones, no es la primera vez que pasa esto en el mundial.

Estas tensiones o si lo preferís, choques de egos, han hecho que Yamaha se encontrase, este año ante la tesitura de elegir a uno de los dos como piloto numero uno para 2017 y prescindir del otro.

Ante esta situación los dos pilotos jugaron sus cartas y ambos presionaron con sus resultados y palmares, el italiano es el que al final se llevo el gato al agua y renovó primero con la marca de los diapasones por dos temporadas más, Lorenzo termino firmando con Ducati  a principios de la temporada 2016.

A priori parece que Rossi se ha salido con la suya y se ha desecho de su mayor rival o eso piensa el, en un deporte como este, con tanta competencia al primero al que todos quieren ganar es a su compañero de equipo, cosa lógica ya que es el piloto de la parrilla que corre con tus mismos medios.

Llegados a este punto llega la confirmación de que Maverick  sería el nuevo piloto de la marca japonesa, un piloto que llega desde Suzuki con unos resultados espectaculares, incluso gano su primera carrera en motogp este año en el Gp de Silverstone, muy buen resultado para su segundo año en la categoría y teniendo en cuenta las limitaciones de su moto, en comparación con las de sus rivales.

Ahora bien, Vale se ha salido con la suya sacando a Jorge del equipo, pero viendo cual ha sido el sustituto, ¿realmente le ha salido bien la jugada? En mi opinión y mas viendo como fue el chico nuevo con la Yamaha en los pasados test de Valencia, es que Rossi se va a encontrar en 2017 con los mismos problemas que trato de evitar sacando al mallorquín del equipo o incluso con mas.

Parece que Viñales se esta adaptando a su nueva moto mucho más rápido de lo esperado con lo que me da que Vale va a tener mucho trabajo para poder estar por encima de el.
Además Maverick afronta la próxima temporada sin ninguna presión, a priori, ya que estos “jóvenes” no entienden muy bien eso de un año de adaptación, mientras que Valentino la tendrá toda, quiere a toda costa su décimo titulo y con Lorenzo con la moto roja esta prácticamente obligado a lograrlo, su principal rival será Marc, aunque tendremos que vigilar muy de cerca la evolución de Lorenzo, Maverick y Iannone.

Puede ser, ojala así sea, que los cuatro fantásticos de 2016 se transformen en los 7 magníficos para la siguiente temporada,  Rossi, Marc, Pedrosa, Lorenzo, Maverick,  Dovicioso y Iannone.

Los próximos test previstos son en Sepang a finales de Enero, es allí donde veremos un poco mejor por donde irán los tiros en 2017. Además en estos entrenos ya estarán todos libres de contratos y podrán darnos sus impresiones de primera mano sobre sus nuevas motos.
Estamos deseando que lleguen estos test y ver cuantos “gallitos” tenemos para la próxima temporada en cada equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here