El piloto sudafricano venció en una carrera marcada por el dominio de la savia nueva del campeonato, representada en él mismo, en Joan Mir y en Luca Marini, que completaron el podio. Teóricos favoritos al triunfo como Pasini, Bagnaia y Márquez tuvieron problemas

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Este Gran Premio de Alemania ha sido un buen reflejo de que el relevo de los pilotos fuertes de la categoría intermedia está más que presente. Se ha visto claramente al observar una pelea por el podio entre tres pilotos que optaban a conseguir la primera victoria de sus vidas en Moto 2, a saber, Brad Binder, Joan Mir y Luca Marini.

Los tres quedaron delante tras hacer valer su ritmo y aprovecharse de unos cuantos problemas de los teóricamente favoritos en un comienzo de carrera trepidante. Ya en la salida, Marini se colocó primero junto a su compañero de equipo y líder del Mundial, Pecco Bagnaia, puesto que el hombre de la pole, Mattia Pasini, no empezó del todo bien, aunque pudo mantenerse tercero. Los tres intentaron abrir hueco sobre un grupo de pilotos comandado por Mir, que protagonizó un adelantamiento doble a Álex Márquez y a Sam Lowes para ser cuarto. Por detrás, Oliveira y Vierge se tocaron y ambos perdieron varias posiciones, quedando la prueba para ellos cuesta arriba.

En pocos minutos, la carrera cambió por completo. En la última curva Pasini se fue al suelo cuando rodaba segundo y Bagnaia, que acababa de ser superado por su compatriota, tocó parte de su moto, aunque pudo mantener el equilibrio. Sin embargo, se fue fuera de la pista y acabó en la grava, algo que le hizo perder bastantes posiciones. En su regreso al asfalto, quedó en la vigésimo sexta posición, viéndose obligado a remontar.

Después, empezó la pelea por delante. Mir bajó hasta el 1:24 y alcanzó a Marini, para adelantarle sin problemas y colocarse primero. Empezó a tirar y se llevó consigo a Marini, mientras que Binder, que se puso tercero tras tirar por detrás, también pudo pegarse. Por otra parte, Oliveira comenzó a ganar posiciones y adelantó, entre otros, a Márquez, quien llegó tocado a la carrera tras caerse durante el fin de semana. Además, se produjeron caídas en la parte trasera, de Locatelli, Nagashima, quien había sido sancionado con un ride through por saltarse la salida, como también le pasó a Cardelús; y Kent.

La carrera quedó con el trío delantero marchándose y otro trasero, en el que Oliveira rodaba sexto y tenía por delante a Lowes y Schrotter, a quienes tenía que pasar para sacar partido de la mala carrera de Bagnaia. Los primeros movimientos se produjeron en el ecuador de la carrera: delante, Binder adelanto fácilmente a Marini y después hizo lo propio con Mir, cogiendo la cabeza de carrera. No la perdería en ningún momento más.

Después, Marini llegó a pasar a Mir, aunque el piloto mallorquín consiguió recuperar la segunda posición. Tras ellos, Oliveira les tenía en el punto de mira después de subir hasta la cuarta posición. Camino de la bandera a cuadros, el #36 empezó a acercarse a Binder y Oliveira estuvo muy cerca de contactar con Marini. Sin embargo, la batalla final fue entre el español y el italiano.

Luca Marini logró pegarse a Mir en las 3 últimas vueltas, aunque el piloto del Estrella Galicia 0.0 aguantó al del Sky en el último giro y finalizó segundo. Tras ellos, completaron la zona de puntos Oliveira, Lowes, Schrötter, Vierge, Corsi, Quartararo, Navarro, que terminó décimo en vez de noveno por photo finish, Gardner, Bagnaia, que llegó a una meritoria duodécima plaza en su remontada, Márquez, quien perdió puestos progresivamente, Aegerter y Fernández. Quedaron detrás Fenati, Pawi, Odendaal, Lecuona, Bendsneyder, Granado, Roberts, Fuligni, Cardelús y Manzi. No finalizaron Viñales, Kent, Nagashima, Baldasarri, Pasini y Locatelli, y no tomó la salida Danilo.

En la general, Bagnaia es líder con 148 puntos, seguido por Oliveira (-7), Márquez (-35), Mir (-53), Baldasarri (-55) y Binder (-57).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here