Tras una carrera ganada por Remy Gardner ante Luca Marini y Sam Lowes, Bastianini se alza con el título con una inteligente quinta posición

Enea Bastianini (Italtrans Racing Team) hizo valer los pronósticos este domingo en el Autódromo Internacional del Algarve para conquistar el título mundial de Moto2.

“La Bestia” lo consiguió al amortizar su preciada renta al frente de la general sobre sus rivales tras una carrera conquistada por Remy Gardner (Onexox TKKR SAG Team), que fue secundado en el podio por Luca Marini (SKY Racing Team VR46) y Sam Lowes (EG 0,0 Marc VDS). Gardner se convirtió así en el primer australiano en ganar en la clase intermedia desde Anthony West en 2014.

Bastianini juega a la inteligencia desde el inicio

Bastianini firmó una carrera muy inteligente en la que comprobó desde un primer momento el empuje de sus grandes rivales, incluido un Marini con el que tuvo un susto en las primeras curvas, poco después de la caída de su compatriota Fabio Di Giannantonio (BETA Tools Speed Up) en la curva 1, que provocó la colisión inmediata de Nicolò Bulega (Federal Oil Gresini Moto2).

Pese al arrojo de Marini, Gardner se aferró a la cabeza de carrera para tratar de abrir hueco, con Bastianini a su estela, antes de empezar a ser superado por varios de sus grandes rivales.

Peor le fueron las cosas a Aron Canet (Pull&Bear Aspar Team Moto2) al recibir una doble Long Lap por cometer un ‘jump start’ en la salida. Por detrás, tras partir 12º, Marco Bezzecchi (SKY Racing Team VR46) se aferraba a sus mínimas opciones al colocarse 6º tras Lowes.

En cabeza, Gardner abría un margen de más de un segundo a las primeras de cambio, con Lowes pasando al ataque en la cuarta vuelta para ser 3º al superar a Bastianini y poner sus miras en Marini. Pese a su dolor en la mano derecha, el británico quería pelearlo hasta el final.

La renta de de Gardner, sin embargo, se estancaría poco después, cumplida una sexta vuelta en la que Jorge Navarro (BETA Tools Speed Up) se iría al suelo en la curva 13. Un giro después, Marini se echaría encima de Gardner, mientras que Augusto Fernández (EG 0,0 Marc VDS) entraría también en juego al situarse 4º tras superar a Bastianini.

Por su parte, Héctor Garzó (FlexBox HP 40), en posición inmejorable para alzar el Rookie del Año tras la sanción de Canet, se iría al suelo, dejando el título en bandeja para el de Corbera.

Marini y Lowes sueñan con la corona de Moto2

Una vuelta más tarde, a 16 del final, Marini y Lowes asestaban un golpe a Gardner al darle caza. En ese momento, ambos se encontraban a 4 y 5 puntos, respectivamente, de Bastianini. Si el ’33’ era superado por más rivales, todo era posible.

Un giro después, Gardner reaccionaba y adelantaba a Lowes, rodando ambos a medio segundo de un Marini que había sacado rédito de su duelo. Por detrás, Jorge Martín (Red Bull KTM Ajo) se colocaba 6º al pasar a Bastianini. ¿Temblaría el líder?

Pese a su dolor, Lowes tiraría de vuelta rápida para seguir en la pelea por el triunfo, mientras Bastianini avivaba su tira y afloja con Martín. Con los últimos movimientos, el margen del líder quedaba todavía más reducido.

Cumplido el ecuador de la prueba, Marini ostentaba un margen de 7 décimas sobre Lowes, aunque Gardner todavía debía poner toda la carne en el asador. Tras abrirse en exceso en una curva, el británico sería superado por el australiano a falta de 11 vueltas. Comenzaba su plan definido para sumar una victoria de prestigio en tierras portuguesas.

A falta de tan solo 10 vueltas, Bastianini cobraría algo de aire fresco tras un susto de Martín a la llegada de la curva 8. Sin embargo, aún había margen para que el líder se sintiera nuevamente acechado.

Por delante, Gardner y Lowes recortaban a 6 décimas la brecha respecto a Marini, aunque el australiano iría a más y se acercaría peligrosamente un giro después. La posible victoria del ’87’ volvía a tomar cuerpo de forma ilusionante para el piloto del Onexox TKKR SAG Team.

Gardner empuja, Lowes siente la presión y Fernández quiere arruinar la fiesta a Enea

Con Lowes todavía muy vivo, capacitado para acechar a Marini y Gardner, Bastianini decidía mover ficha para colocarse 5º al superar a Augusto Fernández. Cualquier punto podía valer su peso en oro y no había tiempo que perder.

Un susto de Lowes en la curva 13 le haría perder algo de fuelle, aunque volvería a recuperar terreno de forma paulatina. Por detrás, en cambio, Augusto le metía la moto a Bastianini para ser 5º de nuevo. Si Lowes lograba apelar a la heroica y ganaba la carrera, podría cantar el alirón. Increíble.

Curva a curva y con un esfuerzo titánico, Lowes seguiría en la pelea, mientras Gardner ya estudiaba dónde adelantar a Marini. En caso de molestarse entre ambos, Lowes podría pescar en río revuelto.

Con un margen de 5,5 segundos sobre Bezzecchi, el Top 3 iba enfilado hacia las plazas del podio. A falta de 2 vueltas, el margen de Gardner sobre Lowes era de un segundo y, poco después, el hijo del mítico Wayne Gardner atacaría a Marini para ponerse en cabeza y abrir un preciado hueco en el último sector.

Al pasar por meta por penúltima ocasión, Gardner gozaba de 7 décimas. Sería definitivo. Bastianini pasaba 5º, una circunstancia a la que se aferraría hasta el final para cantar el alirón.

En efecto, Gardner vería la bandera a cuadros en cabeza, seguido por Marini y Lowes, mientras que ‘La Bestia’, tras resistir el asedio final de Martín, cerraría el Top 5 por detrás de Bezzecchi para certificar su trabajado título de 2020 antes de dar el salto a la categoría reina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here