Este viernes se ha dado a conocer el análisis técnico del fatal accidente que acabó con la vida de “El Mexicano” Luis Salóm durante los entrenamientos libres de cara al Gran Premio de Catalunya.

En el informe, presentado y firmado por el director técnico de MotoGP, Danny Aldridge, y reseñado por el diario español AS, se revela que las causas de la muerte del piloto de Moto2 no fue una falla mecánica ni el famoso bache que tiene la curva 12 del circuito de Montmeló.

Según el informe, fue una distracción y la mala suerte la que ocasionó que el número 39, que corría para el Team Stop and Go (SAG), muriera sobre el asfalto catalán aquel fatídico 3 de junio.

El informe ya ha sido entregado a la FIM. En el se detalla que el piloto pudo haber perdido la orientación durante la salida de la curva 11 y entrada a la curva 12. Según el análisis, la telemetría mostró que para el momento del accidente, Salom iba a unos 150 kh/h cuando perdió el control de moto y se fue al suelo justo detrás de su montura que fue directo a chocar contra el Airfence.

Además, Aldridge señaló que el perito judicial Ángel Calzada Gómez “especuló con que el piloto pudo mirar hacia atrás y que, al volver la vista al frente, interpretó mal su posición o se encontraba fuera de trazada”, y como resultado, Salom frenó con la moto ladeada, por lo que “la rueda delantera perdió tracción y provocó el accidente”.

El informe ha sido elaborado luego de la inspección realizada por parte de los técnicos a la moto del “Mexicano”, además de la revisión de la telemetría llevado a cabo en el circuito de Montmeló justo después del accidente, por lo que en definitiva no fue ni el bache ni una falla mecánica la que acabó con la vida de uno de los pilotos más queridos del mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here