La victoria de Marc Márquez en el pasado Gran Premio de San Marino representa un nuevo hito para la casa italiana de frenos, al conseguir su primer victoria con discos de carbono bajo condiciones adversas.

Por: Ruth Alfonsín
Twitter: @Ruth_46

El pasado fin de semana en San Marino Marc Márquez ganó dando caza casi en el último momento al piloto del Pramac Ducati Danilo Petrucci. No fue una carrera fácil debido al clima y a las condiciones del asfalto ya que la lluvia hacía perder mucho la adherencia, y quedarse encima de la moto suponía un verdadero reto. Pero esta victoria del piloto del Repsol Honda lleva algo más consigo. Marc Márquez ganó usando discos de freno de carbono por primera vez en estas condiciones.

Esto desmonta las teorías hasta ahora existentes sobre los discos de carbono. Normalmente cuando la temperatura es fría los pilotos optan por discos de acero, ya que si el disco no trabaja de manera optima si no alcanza una temperatura alta, algo muy complicado de conseguir en caso de lluvia, condiciones que se dieron en el trazado italiano.

Por esta razón casi todos los pilotos del resto de la parrilla montaron los discos de acero menos el piloto de Cervera. Este hecho nos demuestra dos cosas: Una que Marc sabe muy bien hasta dónde arriesgar y esta decisión puede significar un paso más para hacerse con la corona 2017.

Y otro factor es el avance de Brembo en cuanto a sus discos de carbono se refiere. En el comunicado que ha sacado la marca explicando el compuesto de Marc, también ha mencionado que esta victoria hace años habría sido impensable. Pero gracias a los grandes avances de mejoras y al material utilizado, ademas de una producción cada vez más precisa, los discos de carbono han evolucionado significativamente.

Brembo de esta manera ha anulado con éxito varias tradiciones establecidas, introduciendo soluciones técnicas que un principio parecían imposibles de producir o menos cómodas que otras opciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here