Rins firma un espectacular triunfo en Motorland ante Alex Márquez y Mir asume el liderato tras un doloroso cero de Fabio Quartararo

La gran carrera de MotoGP del Gran Premio de Aragón brindó un auténtico espectáculo de principio a fin plagado de remontadas y alternativas en las primeras posiciones con un triunfo decidido en el último suspiro por parte del octavo ganador distinto en una temporada 2020 atípica que no deja de sorprendernos por su alto nivel de competitividad.

Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) se llevó el gato al agua después de una brillante remontada al partir 10º y resistir, finalmente, el asedio de un fabuloso Alex Márquez (Repsol Honda Team), que había partido 11º tras él.

El podio lo completó el compañero de Rins, Joan Mir, para asumir el liderato de la general tras un cero de Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT).

Rins empieza su obra desde la partida

El declive de ‘El Diablo’ en MotorLand fue paulatino. Comenzó viéndose superado por Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) en la salida, en la que Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) también dio un paso adelante, opacado eso sí, por el arrollador salto de Rins, que se colocó 4º pese a partir 10º.

Tras las Yamaha y el ’42’ rodaban Jack Miller (Pramac Racing) y Mir, con Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu), Andrea Dovizioso (Ducati Team), Alex Márquez y Danilo Petrucci (Ducati Team) cerrando el Top 10 provisional.

Las Yamaha dominaban de inicio, pero Rins ya estaba desatado. Con raíces familiares en Valdealgorfa, el catalán se sentía una vez más como en casa e iniciaba su particular asedio sobre Morbidelli, con Viñales presumiendo de medio segundo de renta en cabeza en la segunda vuelta.

Alex Márquez, por su parte, se mantenía firme ante un ‘Dovi’ también muy necesitado de puntos. Peor le irían las cosas a otra Ducati, en este caso la de ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing), al irse al suelo en la tercera vuelta.

Viñales, con neumáticos blandos, no parecía de verlo del todo claro. Seguía en cabeza, pero no conseguía cuajar una escapada marca de la casa. El ritmo de carrera de las Suzuki pesaba en el ambiente y no iba a tardar mucho en sentir su presión.

En la quinta vuelta, Quartararo sufriría una pequeña colada y Rins tomaría la segunda posición. Por delante tan solo quedaba ya el propio Viñales. Al mismo tiempo, Alex Márquez se colocaba 6º al pasar a Miller exhibiendo un ritmo digno de podio como se confirmaría con el paso de laLs vueltas.

Las Suzuki en su hora de oro

En un abrir y cerrar de ojos, Rins recortaría hasta 6 décimas a Viñales. Ya estaba encima. La séptima vuelta también quedaría marcada por una estratosférica maniobra de Mir al superar a Morbidelli y Quartararo en la curva 17 para colocarse 3º. Dos por el precio de uno y otro golpe de efecto por parte de las GSX-RR.

El balear estaba a 1,2 segundos de Rins y quería llegar a su rueda. Sin tiempo para ello, el ’42’ pasaría a Viñales en la última curva de la siguiente vuelta, en la que Alex Márquez también daría caza a Quartararo en el mismo punto. Comenzaba la caída en picado del francés.

Mir seguiría a lo suyo, a 5 décimas del dúo de cabeza, mientras Quartararo comenzaba a sembrar dudas en la sexta plaza, con apenas un segundo de renta sobre Nakagami. Una dinámica diametralmente opuesta a la de Alex Márquez.

El rookie de Cervera, cada vez más crecido, se colocaría 4º al superar a Morbidelli, recortando poco a poco, curva a curva, nuevas décimas sobre Mir. Olía a podio a leguas. Y no, esta vez no era en mojado.

Por detrás, ‘Dovi’ sufría algunos apuros para resistir ante un Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) lastrado por una discreta salida tras partir en primera fila. Nakagami, en cambio, comenzaba a suponer todo un incordio para Quartararo y le daría caza en la última curva de la vuelta 11.

Miller también percibiría las dudas del entonces líder y ‘Dovi’ haría lo propio tratando de jugar con el paso de las vueltas debido a la elección de su neumático medio trasero. En cabeza, Rins endosaba medio segundo a un Viñales claramente encimado por Mir, mientras Alex Márquez llegaba con mucha fuerza a medio segundo.

Se derrumba Quartararo y se crecen los Álex

Los 4 españoles rodaban muy juntos, con Morbidelli un poco en tierra de nadie. El derrumbe de Quartararo sería casi total a falta de 11 vueltas al verse superado por Miller y ‘Dovi’ y pasar a ser 9º.

Alex Márquez por su parte, recortaba 6 décimas a Mir, que se vería obligado a acelerar su presión sobre Viñales. Tras meterle la moto en un primer momento y obtener réplica, el balear consumaría su adelantamiento poco después en la última curva. Ya era líder provisional ante la caída en picado de ‘El Diablo’.

Unos metros después, a 10 giros del final, Alex Márquez pasaría a Viñales tras una brutal frenada en la primera curva. Por detrás, Petrucci y Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) ensanchaban la herida de Quartararo tras una colada en la curva 12. El declive era imparable y aún perdería más plazas para pasar a ser 15º en dicha vuelta.

Por delante, Rins ostentaba una renta de 9 décimas, que se vería rápidamente recortada en los primeros sectores. Era mucho más que un aviso para el doble ganador de carreras en 2019. Su renta caería por debajo del medio segundo a 8 vueltas del final, mientras Viñales comenzaba a quedar fuera de la pelea por el podio a 1,6 segundos del menor de los Márquez.

Las prestaciones de las Yamaha parecían decaer, especialmente en el caso de Quartararo, que ya rodaba 17º. Como vasos comunicantes, Alex Márquez seguía yendo al alza y superaba incluso a Mir en la última curva de la vuelta 18.

La Batalla de los Álex empieza a hervir

Con tan solo 5 vueltas por disputar, Rins debía administrar sus 4 décimas sobre el rookie de Cervera, que firmaría un nuevo hachazo a las puertas del último sector. Tras pasar por meta a 4 giros del final, el margen sería de apenas una décima. Alex ya sabía ahí que podría ganar la carrera. Era cuestión de buscar el momento. ¿Ataque inminente o compás de espera?

Mir, en cambio, se descolgaba un poco debido a unos problemas con el tren delantero, como admitiría al final de la prueba, y Alex echaría el resto sobre Rins nuevamente en la última curva, el que parecía el punto elegido para su asedio final.

A falta de 3 vueltas llegaría un momento clave, con un sustito del rookie en su curva de confianza, la 17, que brindaría un poco de oxígeno a Rins. Con los neumáticos al límite, Márquez no arrojaría la toalla y volvería a apretar en busca de forzar un error del piloto de Suzuki que no llegaría a suceder.

Rins firmaba su tercera victoria mundialista, la primera del año, para ser el octavo ganador distinto en 2020 y dar la primera victoria de la temporada a Suzuki. El menor de los Márquez, por su parte, encadenaba su segundo podio, mientras que Mir resistía ante el asedio final de Viñales debido a sus dificultades para salvar un preciado podio que le abre las puertas del liderato de la general.

Tras Viñales cerraba el Top 5 Nakagami seguido muy de cerca por Morbidelli, mientras que ya a 8 segundos del vencedor acababa Dovizioso por delante de Crutchlow, con Miller y Johann Zarco (Esponsorama Racing) completando el Top 10. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here