Quartararo es más líder al ganar de nuevo en Jerez por delante de las Yamaha de Maverick Viñales y Valentino Rossi en una sufrida carrera de resistencia

Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) rubricó este domingo otro fabuloso fin de semana en el Circuito de Jerez – Ángel Nieto para ser más líder al llevarse la segunda victoria del año.

El francés terminó liderando un extraordinario papel de Yamaha, ya que estuvo escoltado en el podio por la dupla del equipo de fábrica de Yamaha: Maverick Viñales y Valentino Rossi, que regresa al podio más de un año después.

“El Diablo” como una bala hacia la punta en la salida

Quartararo, que aseguró haber vivido “la carrera más física y dura” de su trayectoria, se disparó en cabeza seguido por Viñales y Rossi, ya que ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing) cayó a la cuarta plaza.

Por detrás, se producía el primer incidente. Al llegar a la primera curva, Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing) embestía a su futuro compañero, Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3).

El luso quedaría fuera de juego pero el sudafricano se reincorporaba en busca de la remontada. En la última curva de la primera vuelta, Viñales colaba ligeramente y era superado por Rossi.

Llegados a la tercera curva, un dato hablaba por sí solo: Quartararo abría un margen de un segundo respecto a Rossi. Una distancia que se doblaría tan solo 2 vueltas más tarde.

Por detrás, Andrea Dovizioso (Ducati Team) minimizaba la herida de partir 14º al colocarse 9º al pasar a su compañero, Danilo Petrucci.

Con Rossi, Viñales, Jack Miller (Pramac Racing) y Bagnaia cerrando el Top 5, se abría un pequeño margen de 6 décimas respecto a Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) y Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT).

Jerez sigue cobrando victimas en su asfalto

El que quedaría fuera de juego en la sexta vuelta sería Iker Lecuona (Red Bull KTM Tech3). El rookie se iría al suelo en la curva 13 cuando rodaba junto a un encomiable Alex Rins (Team Suzuki Ecstar), haciendo frente a sus molestias en el hombro para salvar puntos.

En cabeza, Quartararo disponía de 3 segundos de ventaja mientras Rossi amagaba con escaparse de Viñales. Morbidelli pasaba a la acción y adelantaba a Nakagami para ser 6º. La decepción se apoderaría de Aleix poco después, al caerse en la curva 2 de la novena vuelta cuando pugnaba con su hermano Pol (Red Bull KTM Factory Racing).

Al mismo tiempo, Miller apretaba los dientes en la parte delantera para tratar de pasar a Viñales, pero se colaba y se veía superado por Bagnaia.

Rossi abría un margen de 6-7 décimas respecto a un Viñales que un giro más tarde sería superado por ‘Pecco’ al abrirse demasiado en la curva 6.

Viñales y Rossi empiezan a sentir la presión de las “Desmo”

Habría más para Viñales. La vuelta 11 supondría todo un desafío emocional para ‘Top Gun’. En la primera curva Miller le metía todo un hachazo y Morbidelli hacía lo propio apenas un par de curvas después.

Sin embargo, el australiano, que había sido 4º la semana pasada, se iría al suelo en la curva 9. Ducati apenas tendría tiempo para encajar el golpe, ya que en la siguiente vuelta ‘Petrux’ también sufriría una caída en la segunda curva. En cambio, Bagnaia rompía todos los pronósticos al colocarse 2º después de superar a Rossi.

Los problemas parecían acumularse para el ‘Doctor’, ya que Morbidelli acecharía a su mentor en busca de un preciado podio. Por detrás, Binder veía arruinada su remontada tras sufrir un ‘highside’ en la curva 13.

Quedaban 15 pilotos en liza, por lo que tanto Rins como Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) podrían puntuar en caso de acabar la carrera. Quartararo, en cabeza, seguía intratable abonado al 1.38 bajo.

Morbidelli y Bagnaia: Las próximas victimas del calor

La mala suerte se cebaría con Morbidelli varias vueltas después cuando, en plena lucha por el podio con Rossi, debería abandonar por un problema en su M1. Pese a que todo apuntaba a una cuestión de motor, desde SKY apuntaron al término de la carrera que se debía a las altas temperaturas.

Pese a todo lo visto hasta entonces, la carrera aún nos depararía más giros de guion. Bagnaia, lanzado a por la segunda plaza, debería abandonar tras soltar humo de su motor. Un final realmente cruel tras un fin de semana espléndido.

A 8 segundos de Quartararo, Rossi y Viñales incrementaban su lucha por las dos últimas plazas del podio, que podría conceder un triplete memorable a Yamaha. Con el paso de las vueltas Nakagami recortaría el margen respecto a las M1 hasta 1,2 segundos pero sería insuficiente. Rossi, que se defendía muy bien en los puntos calientes del circuito, especialmente en la ultima curva Jorge Lorenzo, sería finalmente superado por Viñales en la penúltima vuelta.

Nakagami haría un último conato de acercamiento a 8 décimas del ‘Doctor’. Era un espejismo. Quartararo ganaría con solvencia y Viñales amarraría la segunda plaza por delante de un Rossi que volvía a saborear un podio que celebró como un triunfo. No era para menos.

Tras el podio finalizó 4º Nakagami -su mejore resultado en MotoGP™- encimado por Mir, mientras que ‘Dovi’ salvó en cierta medida la papeleta al arañar 10 puntos tras ser 6º.

‘Polyccio’ fue 7º seguido por un meritorio Alex Márquez, que fue el mejor de los rookies al sacar partido de las caídas de Binder y Lecuona. Tras él finalizó 9º Zarco seguido por un épico Rins, mientras que Tito Rabat (Hublot Reale Avintia), Bradley Smith (Aprilia Racing Team Gresini) y Crutchlow también puntuaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here