Quartararo aprovecha una caída de Bagnaia para coronarse en Misano en un GP conquistado por Márquez seguido de Pol Espargaró y Bastianini

El Circuito Mundial de Misano Marco Simoncelli siempre tendrá un rincón preferente en el corazón de Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP).

Pese a tenerlo todo en su contra para cantar el alirón en la costa adriática tras su peor ‘qualy’ en MotoGP, ‘El Diablo’ supo remontar numerosas posiciones antes de sacar partido de una postrera caída de Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team) para proclamarse Campeón del Mundo de MotoGP 2021 de forma matemática, en una carrera conquistada por Marc Márquez (Repsol Honda Team) por delante de su compañero, Pol Espargaró, y Enea Bastianini (Avintia Esponsorama).

Un torbellino de emociones

Antes de acabar claramente emocionado debido a los homenajes propios de todo un campeón, Quartararo las vio de todos los colores en el asalto final del GP de la Emilia-Romaña. Sabía que podía cederle un máximo de dos puntos a ‘Pecco’ para ser campeón y templó los nervios de inicio para ir escalando de forma paulatina. Su progreso, con cierta dosis final de fortuna, acabaría teniendo la mayor de las recompensas para el talento de Niza.

Resistencia efímera del muro de Ducati

Apoyado en el empuje de su compañero, Jack Miller, Bagnaia tiró en cabeza de inicio, con Márquez demostrando sus intenciones desde un primer momento, para comenzar a tirar por detrás de las Balas de Bolonia. Al mismo tiempo, el reinado de Joan Mir (Team Suzuki Ecstar) tocaba a su fin de la peor manera con una caída tras un toque con Danilo Petrucci (Tech3 KTM Factory Racing). Era Marc, de hecho, el único capaz de aguantar el tirón de la dupla de fábrica de Ducati, pero el muro de contención sobre Bagnaia sería efímero, ya que Miller se iría al suelo en la curva 15 en la quinta vuelta al perder el contacto del neumático delantero. Quartararo, por su parte, se asomaba al Top 10.

‘El Diablo’ asume el cuerpo a cuerpo

Cada vez más entonado y liberado de la tensión de las primeras vueltas, el francés iría a más, codeándose primero con Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) y Jorge Martín (Pramac Racing). Varias vueltas después, en el ecuador de la carrera, ‘Martinator’ se iría al suelo en la primera curva. Todo un varapalo que, unido al podio final de Bastianini, propiciaría un vuelvo en la lucha por el Rookie del Año. Al mismo tiempo, Quartararo rodaba 9º cerrando un grupo integrado por Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini), Franco Morbidelli (Monster Energy Yamaha MotoGP), Rins y Luca Marini (SKY VR46 Avintia), con Johann Zarco (Pramac Racing) empujando por detrás. Todos ellos irían sucumbiendo ante el nuevo rey.

Duelo ‘a la aragonesa’ en cabeza

Como ya se viviera en MotorLand semanas atrás, Bagnaia y Márquez estaban destinados a un cuerpo a cuerpo final en Misano, ya que a falta de 10 vueltas ostentaban una renta de 4 segundos sobre Pol Espargaró y Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing). Todo ello con Bagnaia viéndose obligado a batir el récord de vuelta rápida en carrera. Centrándose en su actuación, Quartararo arañaba puntos al superar a Rins y Aleix Espargaró cerrando el Top 5. A más de 8 segundos de ‘Polyccio’ y Oliveira, no podía aspirar a más, pero el destino le tenía deparada una sorpresa mayúscula poco después.

Caída y título matemático

Sería a falta de 5 vueltas cuando ‘Pecco’ cambiaría el paso para endosar 8 décimas a Márquez. Quería amarrar el triunfo a toda costa, pero en su intento por apretar y consolidar una brecha diferencial se iría al suelo una vuelta más tarde en un punto maldito para Ducati, el mismo en el que había sucumbido Miller de inicio, la curva 15, dando el título de forma matemática a Quartararo.

A partir de ahí, con la alfombra roja puesta para Márquez, Pol Espargaró tampoco fallaría para brindar al Repsol Honda Team un doble podio que se resistía desde 2017 con Marc y Dani Pedrosa. Bastianini, por su parte, apretaría al final para adjudicarse su segundo podio, habiendo salido 16º, al superar a un Fabio que ya era todo un torbellino de emociones.

Por detrás de Quartararo, a casi 4 segundos, llegaría su compatriota Zarco, seguido de cerca por Rins, Aleix Espargaró y su compañero, Maverick Viñales. Tras ellos completarían el Top 10 los hermanos Luca Marini y Valentino Rossi (Petronas Yamaha SRT), que se despediría de su afición con un meritorio Top 10 tras partir 23º, mientras su hermano lucía una bella Desmosedici GP customizada con un precioso tributo amarillo para el ‘Doctor’.

Una vez vista la bandera a cuadros, la fiesta inundaría las gradas de Misano, encumbrando el imborrable legado de ‘Vale’ y rindiendo pleitesía al nuevo rey de MotoGP™. ¡Un domingo inolvidable para Quartararo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here