Quartararo firma un autoritario triunfo en Silverstone ante Rins y un Aleix Espargaró que brinda a Aprilia su primer podio en la era MotoGP

Lo ha vuelto a hacer. Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP) demostró este domingo que está de dulce en la presente campaña 2021 de MotoGP para ser todavía más líder después de adjudicarse un brillante triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Una victoria que supo cimentar con celeridad, apoyado en su gran ritmo de carrera ya anunciado en la FP4, para abrir brecha e imponerse sin apuros en un sprint final en el que Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) y Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) coparon las últimas plazas del podio, permitiendo que el ’41’ hiciera historia para los suyos, con el primer podio para la fábrica de Noale en la era MotoGP.

Gestión inicial y frustración para Márquez y Martín

El resultado final también otorgó un valor histórico añadido a la carrera al concluir con 6 fabricantes distintos en las 6 primeras posiciones. Un hito único en la era MotoGP y que sucede por primera vez en la categoría reina desde el GP de Yugoslavia de 1972.

Para coronarse en un escenario único, Quartararo cambió el paso ya de inicio, avisando a Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team) en la misma salida, en la que la GP21 de ‘Pecco’ se levantó en exceso, permitiendo también ganar una plaza al propio Aleix, mientras Pol Espargaró (Repsol Honda Team) conservaba su posición preferente como ‘poleman’.

La decepción, en cambio, la protagonizarían Marc Márquez (Repsol Honda Team) y Jorge Martín (Pramac Racing) al irse al suelo a las primeras de cambio tras un toque entre ambos en la curva 9.

Día grande para los Espargaró

Pese al movimiento inicial de Quartararo, que partía con neumático blando delantero -como el propio ‘Pecco’ y Joan Mir (Team Suzuki Ecstar)-, el líder cedió alguna posición para pasar a ser 4º, cediendo el protagonismo inicial a Aleix y Bagnaia, con ambos siguiendo la estela de ‘Polyccio’.

El ’44’ lideraba con su RC213V, pero no podía abrir hueco, por lo que Aleix pasaría poco después al ataque, demostrando que no iba de farol cuando avisaba de su gran ritmo. Pese a verse superado en la cuarta vuelta por Quartararo y Bagnaia, el de Granollers le devolvería rápidamente la moneda al italiano para mostrar sus credenciales en la lucha por un podio por el que también pujaría su hermano, una vez superado por el diabólico líder en la quinta vuelta.

Un ritmo imparable

Una vez en cabeza, Quartararo iría imponiendo vuelta a vuelta su formidable ritmo de la FP4, entonces con el medio delantero. Aleix, por su parte, pasaría a ser 2º al consumar su adelantamiento sobre Pol.

Sin tiempo para asimilarlo, ‘El Diablo’ ya se había ido un segundo. Toda una declaración de intenciones. Por detrás, las Suzuki de Mir y Rins moverían ficha al superar a Jack Miller (Ducati Lenovo Team), pero el margen que cedían respecto al líder comenzaba a ser realmente determinante.

Las GSX-RR, eso sí, conseguirían imponerse a las Ducati en detrimento de un Bagnaia que, poco a poco, iría perdiendo fuelle en una alarmante caída en picado con un peso trascendental en la lucha por el título.

Reivindicación de Rins

A la discreta sombra del papel de los Espargaró, Rins asaltaría el podio provisional en la octava vuelta al colocarse 3º después de haber partido 10º, centrando entonces sus miras en Aleix.

Su ritmo era considerable, aunque, llegados al ecuador de la carrera, Quartararo ya ostentaba 3 segundos de renta en cabeza, demostrando ser el único piloto capaz de rendir realmente bien con el blando delantero. Poco después, Rins ya era 2º al aprovechar un error de Aleix Espargaró.

El piloto de Suzuki echaría el resto, llegando a clavar los registros del líder, pero, poco a poco, sería evidente que dar caza al piloto de Yamaha era prácticamente una quimera. Un factor, eso sí, que no mermaba ni mucho menos el valor de la actuación del ’42’.

Sentencia y un podio histórico

Con el paso de las vueltas, Quartararo no dejaría margen a las dudas, para gestionar a la perfección su margen de 3 segundos y firmar su quinta victoria del año. Por su parte, tanto Rins -primer podio desde el GP de Europa 2020- como Aleix serían capaces de resistir al asedio final de Miller, que habría superado previamente a Pol Espargaró, a la postre 5º al ver la bandera a cuadros.

Después de exhibir un gran ritmo en las últimas vueltas, ‘Jackass’ atacaría a Aleix en la última vuelta, pero el catalán se la devolvería para firmar su segundo podio en MotoGP™, el primero desde Aragón 2014 con Forward Yamaha. Es el primer podio de Aprilia en la era MotoGP y el sexto en la clase reina. El último lo había firmado Jeremy McWilliams en el GP británico del 2000.

Reacción final de KTM y resto del Top 10

Por detrás de la quinta plaza de Pol Espargaró sería 6º su excompañero de equipo Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing), capaz de volver a ejercer de ‘Sunday Rider’ para obtener un buen botín de puntos.

También se reivindicarían otros pilotos de KTM, en concreto la dupla del Tech3, ya que Iker Lecuona finalizaría 7º tras la estela de Binder, mientras que Danilo Petrucci completaría el Top 10 al batir al sprint a Johann Zarco (Pramac Racing).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here