Quartararo impresiona al liderar los cronos en el día 2 de tests de Sepang sobre Jack Miller y Dani Pedrosa en su primera prueba con la nueva moto.

Es insaciable. El rendimiento de Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) no deja de sorprender día tras día. Pese a que ya se ha asentado en la élite del Mundial, está a la espera de presentar candidatura al título de MotoGP. En Sepang, después de ser el más rápido en la jornada inicial del test a lomos de la M1 de 2019, Quartararo ha ido un paso más allá.

Tras brillar el viernes, ‘El Diablo’ impresionó en la segunda jornada tras tener la oportunidad de testear la M1 2020. Pese a que en el ecuador de la sesión era 9º, el francés sorprendió al ir a más para dar el gran golpe en la última hora sobre la pista.

A falta de 40 minutos para finalizar la sesión, el ’20’ galo ‘voló’ sobre el trazado malasio para marcar un mejor crono de 1:58.572 que le permitió finalizar como el más rápido.

Por una cabeza a Miller

Quartararo, superó por 69 milésimas a un meritorio Jack Miller (Pramac Racing), que lideró la tabla de tiempos a lo largo de casi toda la jornada hasta el hachazo final del joven talento de Niza.

El australiano volvió a encabezar los registros de Ducati, muy por delante del resto de GP20 en pista, ya que Danilo Petrucci, ‘Pecco’ Bagnaia y Andrea Dovizioso finalizaron 13º, 14º y 15º, respectivamente.

Dicho tridente de pilotos tratará de reaccionar el domingo después de que el Team Manager del Ducati Team, Davide Tardozzi, revelara el viernes “haber encontrado algo” para incrementar el rendimiento de la nueva moto.

El Samurai se asienta a su nueva montura

Dani Pedrosa (Red Bull KTM Factory Racing) fue, junto a Quartararo, uno de los pocos pilotos que mejoró su registro tras la pausa del ecuador de la sesión, llegando a quedarse a tan solo 90 milésimas del francés.

El veterano piloto de Castellar del Vallès recibió una justa recompensa a su total entrega al proyecto desarrollado en Mattighofen, días después de liderar ya las primeras sesiones del Shakedown.

De su buen hacer sacó también partido Pol Espargaró, que finalizó 8º después de dar pasos adelante con el nuevo chasis de la RC16, del que probó esta vez una segunda versión.

Morbidelli por delante de las oficiales

Morbidelli, que cuenta con una M1 2019 con algunas evoluciones como el basculante de carbono, siguió entre los más rápidos al ser 5º por delante de pesos pesados como Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) o Àlex Rins (Team Suzuki Ecstar).

El de Roses, como Valentino Rossi, que finalizó 10º, dispuso de hasta 3 modelos de M1 para realizar diferentes probaturas.

Para ver la primera Honda en la tabla de tiempos hay que identificar a Marc Márquez (Repsol Honda Team) en la octava posición, entre ‘Polyccio’ y Rossi.

El octocampeón, que sufrió una caída sin consecuencias en la curva 3, volvió a hacer frente a las limitaciones propias de su operación de hombro para seguir ganando confianza a lomos de una RC213V.

La responsabilidad a la hora del desarrollo recayó en los hombros de Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol), que contó con 3 unidades distintas. El británico finalizó 12º, mientras que Alex Márquez (Repsol Honda Team) y Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) fueron 17º y 22º, respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here