Quartararo da una cátedra de manejo en Barcelona, se impone a las Suzuki y recupera el primer puesto del Mundial de MotoGP

Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) vuelve a ser líder del Campeonato del Mundo de MotoGP. Después de arrancar como un trueno en el doblete de Jerez y ceder posteriormente la cabeza de la general a Andrea Dovizioso (Ducati Team), ‘El Diablo’ volvió a asumir el mando de la clasificación este domingo al ganar en el Circuit de Barcelona-Catalunya por delante de las Suzuki de Joan Mir y Alex Rins, que firmaron unas meritorias remontadas para frenar el potencial de las Yamaha.

Quartararo supo, además, sacar el máximo partido de una caída inicial de Andrea Dovizioso (Ducati Team) y del discreto papel de un Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) que tan solo pudo ser 9º después de una mala salida que hipotecó por completo su carrera.

Con el tercer triunfo en 2020, Quartararo pasa a ser nuevo líder con 108 puntos, 8 más que un Joan Mir que se confirma como el piloto más en forma con 4 podios en las últimas 5 carreras, mientras que Viñales es 3º con 90 puntos y tanto ‘Dovi’ como Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) completan el Top 5 con 84 y 77 puntos, respectivamente.

Victoria labrada con trabajo de hormiga

A pesar de imponerse con relativa comodidad en las últimas vueltas, Quartararo tuvo que hacer un trabajo de fondo para saborear la gloria en Montmeló. Su compañero Morbidelli no hizo concesiones a sus rivales en los primeros compases, al tiempo que Rossi perdió un poco pero reaccionó rápidamente.

El gran foco de atención inicial fue la caída de ‘Dovi’, víctima del ‘fuego amigo’ en Ducati. Su compañero, Danilo Petrucci, tuvo un pequeño susto y Johann Zarco (Esponsorama Racing) se fue a suelo siguiendo su rueda, condenando las opciones de ‘Dovi’, que no tuvo margen de reacción. Se abría un panorama increíble en la lucha por el liderato.

Morbidelli se mantenía en cabeza, con Rossi 2º al pasar a Jack Miller (Pramac Racing) en la curva 5, mientras que Quartararo también pasaría al australiano curvas después. Tras ellos emergían ambas Suzuki para presentar candidatura al podio.

La primera vuelta, en todo caso, también serviría para certificar el derrumbe de Viñales al perder un total de 10 posiciones para pasar a ser 15º, un camino inverso al de Rins, que arrancaba 13º y acabaría saboreando un trabajado podio.

“Morbido” y “Ill Dottore” apuran el paso

Con un gran ritmo tras amortizar su primera ‘pole’, Morbidelli abriría medio segundo de renta sobre Rossi en la tercera vuelta. El ‘Doctor’, a su vez, superaba en medio segundo a Quartararo, Miller y un Mir que completaba el Top 5 provisional por delante de Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing).

A diferencia de Viñales, el que sí conseguía remontar algunas plazas tras partir 14º para colocarse 9º por detrás de Petrucci era ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing), deseoso de encontrar un buen resultado tras la frustrante caída en el GP de la Emilia-Romaña.

Conocedor del ritmo de su compañero y de la caída de ‘Dovi’, Quartararo apretaría los dientes en los siguientes giros para superar a Rossi a final de recta en el inicio de la sexta vuelta, con el Top 5 todavía bastante concentrado.

Su asedio a la cabeza de carrera no quedaría ahí, ya que curva a curva arañaría milésimas a su compañero, mientras Miller tomaba aire respecto a Mir en la cuarta plaza, con Rins encabezando el grupo perseguidor.

Fabio da el golpe de vuelta de la carrera

Sería en la novena vuelta cuando Quartararo daría un golpe de efecto a la carrera y al campeonato al superar también a Morbidelli a final de recta. Rossi leería muy bien la acción para recortar tiempo a las dos M1 con una gran vuelta.

Un giro después, ‘El Diablo’ marcaría la vuelta rápida de la carrera con un crono de 1:40.142. Pretendía escaparse y abrir brecha. Al mismo tiempo, Rossi recibía un mensaje de ‘mapping 2’ cuando sacaba 6 décimas a Miller.

Pol Espargaró robaría el protagonismo a los más rápidos en su particular duelo con Petrucci por la séptima plaza. El de Granollers pasaría al de Terni a final de recta en la vuelta 11, pero dos más tarde se iría al suelo mientras trataba de contener el empuje de su rival en el mismo punto. Un triste epílogo después de un gran papel durante todo el fin de semana en el que había compensado la teórica inferioridad de las KTM en el trazado catalán.

Quartararo y Morbidelli parecían destinados a jugarse el triunfo con el permiso de un Rossi que rodaba medio segundo y que reaccionaría a la perfección en la vuelta 14 tras un latigazo sufrido por Morbidelli en su M1 a final de recta.

Valentino lo aprovecharía para ganar una plaza e ir a la caza de Quartararo tras endosar más de un segundo a su futuro compañero en 2021. Miller y Mir, por su parte, seguían completando el Top 5.

Rossi termina sus ilusiones en la grava

La carrera entraría en una nueva dimensión desconocida un giro después, a 10 del final, tal y como habían advertido los pilotos. ¿Qué pasaría con la caída de los neumáticos? El primer revés en ese sentido llegaría para Rossi.

Tras rodar a 7 décimas de Quartararo, el italiano se iría al suelo en el cambio de dirección de las curvas 1-2 al verse penalizado, probablemente, por la menor temperatura del flanco izquierdo del neumático.

El incidente dejaba a Quartararo en una situación privilegiada, con casi 3 segundos de renta en cabeza. Por detrás, Mir pasaría a Miller en la curva 10 al aprovechar una pequeña colada del australiano para ser 3º.

A 3 segundos de Quartararo, Morbidelli debía apostar por un pilotaje más pragmático al sacar algo más de un segundo de margen a Mir a falta de 8 vueltas. Sin embargo, el ritmo del balear era superior a todo lo esperado.

La renta era exactamente de 1,5 segundos respecto al piloto de Suzuki, que recortaría medio segundo en tan solo una vuelta. Era un simple presagio de lo que estaba por llegar, ya que dos giros después estaría casi encima.

Las Suzuki empiezan a apretar el paso

La acción, en todo caso, se centraba entonces en un Rins con un ritmo estelar que se colocaba 5º encima de Miller, rodando ambos a 7 décimas de Mir. El hachazo de Rins llegaría una vuelta más tarde, a 5 del final, al superar a Miller en la curva 10 para ser 4º. Un punto maldito para el australiano tras ser adelantado previamente por Mir.

Con el paso de las curvas llegaríamos a un momento clave, ya que Quartararo comenzaría a pasar apuros para conservar sus neumáticos, pese a disponer de una buena renta sobre un Morbidelli que a duras penas podía mantener sus 7 décimas sobre Mir.

El balear recibiría un mensaje de ‘mapping 3’ mientras aventajaba en 8 décimas a su compañero Rins. A 3 vueltas del final y completamente inmerso en un ritmo muy consistente, Mir pasaría a moverse en la horquillas de las 2-3 décimas respecto a Morbidelli. El hachazo se intuía inminente.

Lejos de cualquier precipitación, el balear ejecutaría su plan de forma certera e inteligente al superar a la M1 del italiano a final de recta en la penúltima vuelta. Rins también se crecería viendo el potencial de la GSX-RR de su compañero para sacar el máximo partido de la frenada de la curva 10 y colocarse en posición de podio, para ser el piloto nº 13 en subir al podio este año.

Quartararo firma la victoria en Barcelona

La última vuelta no depararía mayores sorpresas en la lucha por el podio, con Quartararo gestionando a la perfección su margen pese a la degradación de los neumáticos, mientras que Mir y Rins dieron a Suzuki su primer doblete desde el cosechado por Chris Vermeulen y John Hopkins en el GP de San Marino de 2007 conquistado por Casey Stoner con Ducati.

Morbidelli debía conformarse con una cuarta plaza que le permite consolidarse en la zona alta de la general, mientras que Miller completó el Top 5. El australiano salvó la quinta plaza tras resistir el asedio espectacular de su compañero Bagnaia y Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu), que gestionaron a la perfección los neumáticos en el tramo final de la carrera.

A 6 segundos del ganador finalizó 8º Petrucci, mientras que Viñales logró ganar una plaza para ser 9º, ya a 13 segundos de Quartararo, por delante de un Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) que completó el Top 10 al imponerse por un estrecho margen sobre Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here