Yamaha no sale de la crisis en la que entró la temporada pasada. Los pilotos piden una reacción urgente a la marca, ya que ni ellos ni sus respectivos equipos pueden hacer más por la M1.

Por: Ruth Alfonsín
Twitter: @Ruth_46

Puedo afirmar sin equivocarme que no soy la única que pensaba que esta crisis en Yamaha no duraría tanto. Por desgracia se está alargando en el tiempo, y no sabemos cuánto más lo hará esta nefasta situación.

Lejos de ese borrón y cuenta nueva, Jerez ha devuelto a los pilotos a la realidad que ya vivieron en 2017. ¿Cuál es el problema? Pues los dos pilotos coinciden en que el problema está en la misma marca japonesa.

Hagamos un pequeño balance de lo sucedido hasta ahora. En Qatar se veían más luces aparte del alumbrado de Losail, ya que Valentino Rossi conseguía el tercer cajón del podio, eso sí, dejando a Maverick Viñales sexto a casi cuatro segundos de la cabeza de carrera.

Argentina, la clasificación no fue nada buena. Valentino Rossi partía undécimo y Maverick Viñales noveno. El español finalmente terminó quinto y Valentino Rossi no pudo terminar la carrera debido al incidente con Marc Márquez.

Austin, el circuito de las américas ha sido hasta ahora el mejor trazado para las Yamaha. Viñales siguió tras la estela de Márquez terminando segundo y Rossi cuarto detrás de la Suzuki de Iannone.

Jerez, el trazado andaluz ha dejado ver la cruda realidad de esa difícil relación que tienen los pilotos de la M1 con el grip. Los resultados de todo el fin de semana dejan en evidencia la crisis por la que atraviesa la marca nipona. Los entrenamientos fueron duros, pero Rossi y Viñales quisieron afrontar la carrera de una forma positiva. El piloto del 46 explicó que la temperatura influía, ya que a primera hora de la mañana iban algo mejor, “nada fantástico” (declaraba), que cuando subía la temperatura, pero que este no era el problema principal, ya que a esto se le sumaba que no tenían suficiente aceleración en la salida de la curva.

Finalmente, Valentino Rossi ha sido quinto y Maverick Viñales séptimo en la carrera. A priori no parecen unos resultados para caer en el pesimismo, pero hoy debemos tener en cuenta la triple caída de los dos pilotos de Ducati y Dani Pedrosa cuando luchaban por la segunda plaza. Sin este error seguramente los resultados estarían por debajo de los obtenidos.

Los dos pilotos han querido pronunciarse ante esta situación, dejando claro que ellos y su equipo están trabajando duro pero las respuestas desde la sede en Iwata no llegan.

Llevo desde septiembre pidiendo lo mismo a Yamaha pero no me lo dan. No lo entiendo, espero una reacción que no llega, estoy frustrado”. Así se ha desahogado Rossi ante los micrófonos de Movistar. Y es que desde mitad de la temporada pasada vimos a Yamaha con carencias y al italiano buscando soluciones que parecen no ser suficientes.

“Dimos el máximo y personalmente ha sido una buena carrera, pero desafortunadamente este es nuestro potencial ahora”. Está declaración de Valentino Rossi la encontramos en el comunicado oficial del Movistar Yamaha. No se ve al italiano positivo, si no que deja ver su frustración por un trabajo que no lleva a ningún sitio porque la marca no reacciona y ya todo lo que estaba en mano de él y del equipo está hecho.

Somos más rápidos que el año pasado, pero no es suficiente para luchar por el podio…para hacerlo necesitamos acelerar el proceso de desarrollo”. Zanjaba el de Tavullia.

Al otro lado del box, Maverick Viñales coincide con su compañero en que los problemas existen desde hace meses y que los resultados han sido mejor de los esperados debido a errores de los pilotos de adelante.

No pude ir rápido en ningún momento y estaba luchando mucho para quedarme con Bautista y Morbidelli. Al final tuve un poco más de grip y apreté… no puedo estar contento”. Viñales ha dejado claro que su equipo ha trabajado durante todo el fin de semana, cambiando la configuración de la moto en busca de soluciones, pero cree que este no es el camino correcto a seguir.

El piloto de Roses ha añadido a Movistar lo siguiente: “Hemos probado de todo este fin de semana, creo que el problema está en la electrónica… tengo que cambiar de estilo de pilotaje 2 ó 3 veces cada fin de semana. No sé si Yamaha está dando el 100%, mi equipo sí. Tendrían que hablar con Meregalli sobre que está pidiendo Yamaha, se ve dónde están los fallos de la moto, yo los veo cuando voy detrás de otras motos”.

Por su parte Massimo Meregalli ha declarado que ni ellos esperaban el drama que ha tenido lugar hoy en el Gran Premio de España, pero que buscaran soluciones. “Mañana tenemos otro día de test aquí, que utilizaremos para buscar algunas soluciones… Tenemos que seguir trabajando para mejorar el rendimiento de nuestra moto y devolverla al nivel que teníamos”.

Claro nos queda que los dos pilotos coinciden en sus declaraciones, sin brecha entre ellos, ahora a Yamaha le toca reaccionar. A Rossi y Viñales solo les queda esperar a que haya circuitos más favorables para ellos mientras solventan los problemas.

Como dato curioso, está es la peor racha de Yamaha, 13 carreras sin victoria, registrado desde 2003 dónde se les fue la victoria en 18 ocasiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here