Con el inicio de las sesiones de practica de la NorthWest 200 marca el regreso al road racing del piloto nacido en Madrid. Antes de partir, nuestro Oscar Gomez tuvo la oportunidad de charlar con él acerca del TT, su lesión (y posterior recuperación), y sus planes para este año

Por: Oscar Gómez Almendro
Twitter: @oscarmotogp

Luis de Arana, Santiago Herrero, Ángel Nieto, Carlos Kotnik, Sergio Romero, y varios otros comparten un espacio particular en el Olimpo de los pilotos españoles de motociclismo. Lejos de los nombres que cada fin de semana se ven en los circuitos de MotoGP o el Mundial de SBK, estos hombres lograron ascender gracias a su pasión por domar una de las bestias mas grandes del Motociclismo: El Road Racing.

Corriendo entre pueblos y setos, usando las calles como pistas de carreras, con los bordillos de las aceras como demarcaciones, estos pilotos arriesgaron sus vidas por considerarse los mejores entre sus similares.

Uno de los últimos que ha intentado inmortalizar su nombre es Antonio Maeso. Nacido en Madrid pero con toda su vida en Almería, Maeso es un ex bicampeon de la Copa Yamaha R1, que decidió cambiar su vida en el circuito por las road racing. Un aparatoso accidente lo privó de continuar en el 2013, pero cuatro años después esta listo para hacer su regreso.

A pesar de su ajetreada agenda, logré sentarme con Antonio para que nos contara sus experiencias en el circuito Snaeffell, su recuperación y lo que le depara para el futuro.

La primera participación en el TT llego en 2007 ¿Como decides ir a correr allí?

Bueno, realmente, más que decidirlo yo fue una cuestión de donde me llevó el destino. Yo conocía esta carrera porque mi padre me había hablado de ella pero dio la casualidad de que le dio un cursillo a unos cursillistas que eran de la Isla de Man y ahí comenzó una relación que al final terminó en amistad con aquellos chicos y conmigo participando en 2007 en el TT de la Isla de Man, en lo que fue el centenario de la carrera.

¿Que recuerdas del debut en esta carrera? Ya sabemos que las road race son las más peligrosas del mundo, con el  TT y el GP de Macau entre las más famosas.

Lo que recuerdo es que fue muy impactante porque el cambio de escenario y velocidad resultaba una combinación muy peligrosa, de tal nivel que jamás había podido imaginar que existiera al montar en una moto. Me toco aprender todo nuevo, cambiar todas las referencias y vivir un desafío que verdaderamente, repito, pensaba que no existía en el espectro de las competición de motos.

¿Nunca es sencillo lograr la financiación para cualquier deporte, pero además en el caso de una carrera de este tipo debe ser aún más complicado, no?

Es complicado porque tiene poca repercusión a pesar de que soy prácticamente el único que ha corrido estos años de una manera seria, programada y con continuidad en el tiempo. A pesar de todo, he conseguido mantenerme y poder participar muchos años a pesar de las condiciones bastante difíciles que he tenido que soportar debido a la falta de medios.

¿La Federación Española, para estas carreras, pone muchas trabas a la hora de ayudar a los pilotos a llegar a competir allí? De hecho, ¿La RFME tiene vetada esta carrera? ¿Como lo solucionas tú?

El veto sigue existiendo y los pilotos españoles, por desgracia, tenemos que correr con licencias de otros países, lo que ya no tiene ningún sentido porque este es una carrera que está hospiciana por la Federación Internacional de Motociclismo por lo tanto una federación nacional no puede negarse a emitir el permiso de salida para una carrera que un organismo superior tiene autorizada, pero bueno yo la verdad es que lo solucione por un camino que ahora mismo ya no voy a dejar, pero que espero que en el futuro se resuelva para que otros pilotos españoles tengan facilidad para poder competir allí

Después del primer año en el que competiste en dos categorías llegaron las replicas de bronce en 2008, 2009 y 2010. Para los que no sepan que son estas replicas, dinos que son.

Las réplicas son un trofeo muy preciado y que digamos que de alguna manera pone en valor el esfuerzo que hay que realizar para terminar una carrera de la Isla de Man y además hacerlo en unos tiempos decentes y cercanos a los de los ganadores. Si entras dentro del 110% del tiempo del ganador consigues una réplica de bronce, de las cuales yo conseguir 11 en mis 6 años participando en el TT de la Isla de Man

Entonces llegamos a 2013 en el que sufres un fuerte golpe en la rodilla al rozar un bordillo en una de las subidas a la montaña. ¿Que recuerdas de aquel día?

Recuerdo que estaba sometido a mucha presión, venía de hacer un esfuerzo increíble para poner en marcha el proyecto y preparar mis motos además de intentar estar físicamente bien cuando hacía sólo un mes que me había partido una costilla entrenando en un partido de baloncesto. A pesar de todo, veía que podía conseguir mi mejor resultado en el TT de todas las participaciones y de hecho lo estaba consiguiendo y habría conseguido mejorar mis registros de ese año, de no ser por ese fatídico accidente que llego en un momento en el cual yo me encontraba muy al límite de mis posibilidades. Aunque también es verdad que de haber dejado pasar aquella carrera de Superbike,  el resto de la semana estoy convencido de que me hubiese sido más favorable, porque ya no hubiese estado en ese punto de máxima presión y cansancio en el que me encontraba después de una semana muy difícil de entrenos y de venir de la NorthWest 200 la semana anterior

La recuperación tras la operaciones fue muy dura, hemos visto a lo lardo de la misma tu evolución, con los vídeos que ibas colgando en redes. Pero en esta recuperación hay un día en el que te dices… “Es hora de regresar”. Creo que superar una lesión como la tuya, demuestra mucha determinación y valor. ¿Como llegaste a la conclusión de regresar?

Bueno la verdad es que me encontré en un punto de la recuperación en el cual estaba tan deprimido, tan hundido y tan cansado que solo fui capaz de pensar en un objetivo en mi vida en general, que fuera capaz de moverme hacia delante lo que faltaba para terminar de recuperarme hasta unas condiciones mínimas aceptables, y ese reto no era otro que volver a subirme a la moto y volver a competir así que lo asumí como una fuerza motivadora que necesitaba y a la cual si hubiese renunciado me hubiese hundido como persona de por vida .

Ahora pensando en el reto que te llega en 2017, aparte de superar todo lo sufrido, te enfrentas a la competición en dos categorías: Lightweight y TT-Zero. ¿Nos podrías explicar en que consisten?

La categoría Lightweight 650 fue inventada por el piloto Ryan Farqhuar de Irlanda del Norte al cual se le pidió que intentará poner en marcha una categoría en Irlanda para sustituir a las 125 de dos tiempos que eran muy caras de mantener para cualquier piloto que quisiera correr en carreras de carretera.

Aquella categoría tuvo mucho éxito y pronto empezó a crecer hasta un punto en el cual yo creo que el reglamento se les ha escapado de las manos ya que después de varios años de desarrollo estas motos de solo 60 caballos cuando sales de las tiendas, ahora dan casi 100 caballos con lo cual no hay ninguna otra categoría en el mundo, con motos de producción, a la cual se le saque tamaño incremento de rendimiento.

El caso es que para mí es la categoría ideal por ser la más pequeña y con las motos más lentas y ligeras de manera que no estando tan a 100% de físico como estaba cuando corrían Superbike me permite llevar un ritmo muy alto he intentar también defenderme la prueba.

Por el lado técnico, a pesar de que es una categoría carísima de preparar, lo que es todo lo contrario al objetivo con el que se inventó, sin embargo como digo me parece muy interesante para un ingeniero mecánico, como es mi caso, ya que te permite poner en práctica tus conocimientos de I+D para hacer una moto personalizada al 100%, ya que el reglamento es muy permisivo en la mayoría de los apartados

¿Como surge la oportunidad de correr con la moto de la universidad de Nottingahm?

La Universidad de Nottingham se puso en contacto conmigo gracias a que el doctor encargado del equipo de carreras es un español Mikel Jimeno y quiso contar con un piloto español con experiencia en la Isla de Man y sobre todo que fuese capaz de ayudarles en el desarrollo de la moto, con lo que la verdad que fue fácil llegar a un acuerdo ya que es un proyecto que me motiva muchísimo que me ilusiona trabajar en él y en el cual lo único que veo negativo es la pega de estar tan lejos y poder hacer muy pocos test antes de la carrera porque si no estaría todos los días allí con ellos trabajando en la moto para hacerla competitiva para la carrera de la Isla de Man

No mucha gente ha pilotado una moto eléctrica y mucha menos una de competición. La base es la misma que en una moto convencional pero ¿La sensación de pilotarla cómo es?  ¿Hay diferencia en la entrega de potencia y en la aceleración?

Pues es una moto que se pilota de una manera un poco rara, por un lado es muy suave y no tiene demasiada potencia por lo que digamos que se lleva como una moto de Trail o como una moto de baja cilindrada logran mucha velocidad de paso por curva, pero por otro lado es muy pesada debido las baterías con lo cual hay que tener cuidado con las inercias porque la moto se puede escapar de las manos en cualquier momento.

Luego en cuanto a la falta de sonido, realmente lo que ocurre es que te transportas un plano en el cual disfrutas de la velocidad pura ya que lo único que notas es la de la velocidad a la que va la moto y el silbido del aire rozando con el carenado de la moto, con lo que te olvidas de la parte mecánica. Es ideal te puedes centrar realmente en la velocidad pura la que te estás moviendo en ese vehículo.

Este año con solo el hecho de competir, para mi has logrado un grandísimo éxito, pero ¿Que meta te pones tu para esta participación?

Bueno, la verdad que la meta para mí como tú dices es simplemente el hecho de participar tener la posibilidad de terminar las carreras y dejar una buena imagen tanto mía como de los sponsor y a la gente que me acompaña, pero por otro lado, y puestos a soñar, me gustaría que mi moto 650, la que he preparado yo mismo pues obtenga los mejores resultados posibles y sobre todo en las North West 200 mejore las velocidades y los tiempos por vuelta, y en la Isla de Man intentar hacer un resultado digno en las motos eléctricas ya que es una oportunidad histórica para mí y no quiero desaprovecharla.

¿Que proyectos tienes a la vista?

Ahora mismo el proyecto principal es terminar este en el que estoy metido, que llega a su conclusión con la realización de las carreras en mayo y junio. La verdad es que para el año que viene todos mis pensamientos son un poco más mundanos, andar por casa, sacarme las oposiciones para una plaza de trabajo en la docencia como profesor desde el punto de vista de las motos y de mecánica, pues no sé realmente si saldrá algo que me pueda interesar y motivar, que se adapte a la circunstancia de mi carrera deportiva o simplemente veré los toros desde la barrera, desarrollando mi moto de 650 en la sombra, ya más que para ponerla en competición como reto personal para ver a dónde podría llegar.

Y con esto, mis 15 minutos con la estrella española del TT habían terminado. Desde aca le deseamos la mayor de las suertes en su regreso al mundo del Road Racing, y esperamos que sus proyectos a futuro sean fructíferos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here