El piloto de Yamaha se llevó el triunfo en una carrera de WSSP que dejó una caída de Mahias en el último suspiro y un accidente entre los dos rivales por el título, Sandro Cortese y Jules Cluzel.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Carrera loca la que se ha vivido esta tarde en el circuito de Portimao. El circuito portugués ha deparado una manga que ha tenido de todo: accidentes, problemas mecánicos en los peores momentos, adelantamientos, remontadas y sorpresas, que han garantizado un entretenimiento más que completo.

La prueba arrancó con Jules Cluzel, el segundo clasificado del campeonato, saliendo como un misil y ganándole la posición a Lucas Mahias, mientras que Cortese, el líder de la general, entonces por apenas 5 puntos, quedó tercero, seguido de Raffaele de Rosa, Corentin Perolari, Kyle Smith, Federico Caricasulo, que fue de los que peor partió, Hiroki Okubi y Ayrton Badovini.

La acción empezó pronto: Mahias rebasó a Cluzel y este quedó segundo, seguido por Cortese. Al instante, el alemán buscó el adelantamiento sobre el francés, con tan mala suerte que cayó y se llevó por delante a su rival por la corona de WSSP. El ex piloto de Moto 2 pudo continuar, mientras que el hombre de GRT quedó en el asfalto, dando puñetazos al mismo, incapaz de arrancar su moto y fuera de carrera.

Pese a que Cortese siguió, no lo hizo tan delante como estaba, sino que cayó a la décimo octava posición. Sin embargo, pronto empezó a ganar posiciones y en pocas vueltas ya estaba en los puntos, llegando después a un numeroso grupo que le llevaría hasta la sexta posición, tras adelantar a hombres como Hartog, Borja Quero Martínez, Héctor Barberá, Luke Stapleford, Ayrton Badovini o Hans Soomer, entre otros.

Mientras tanto, Mahias se mantuvo primero, aventajando por un segundo a Federico Caricasulo. De Rosa trató de quedarse cerca de los dos hombres de Yamaha, pero perdió ritmo con el paso de las vueltas y, a 5 giros del final, Kyle Smith se le acabó echando encima. El de Honda le pasó con muy poca resistencia en la primera curva y se metió en el podio.

Todo parecía indicar que la clasificación no iba a sufrir más cambios, hasta que llegó la última vuelta. Entonces, al cruzar la línea de meta, Lucas Mahias sufrió un problema en el neumático trasero, que pareció pincharse de forma repentina, quedando el vigente campeón del mundo fuera de la trazada y bajado de su moto. Sin embargo, el #144 pudo volverse a montar en su Yamaha e intento volver al pit lane.

Esto se combinó con una bandera roja, por un accidente entre Tessels y Borja Quero. El piloto de Kawasaki trató de adelantar al español y le acabó tirando en la curva 11, dejando la pista en malas condiciones. Así, se decretó que la carrera no se reanudaría, al superarse los 2/3, y que la clasificación de la misma se tomaría de acuerdo con la última vuelta completada.

Esto daba opciones a Mahias, que si llegaba al box podía clasificarse y acabar primero. El francés lo intentó todo para llegar al pit lane… y finalmente lo consiguió. Lo malo es que lo hizo sin completar una vuelta completa, tomando atajos para hacerlo dentro del tiempo permitido, lo que fue observado por Dirección de Carrera, que tomó la decisión de darle un ‘OUT’, lo que provocó una gran decepción en el piloto, puesto que un triunfo podía meterle en la lucha por el Mundial.

Así, la victoria acabó siendo para Caricasulo, por delante de Kyle Smith, que consiguió el primer podio para Honda en 2018, y de Raffaele De Rosa. Krummenacher, Cortese, Soomer, Badovini, Gradinger, Okubo, Barberá, que debuta así en WSSP con un Top 10, Stapleford, Pons, van Sikkelerus, Stange y Hornsey, cerraron la zona de puntos.

En la general, Cortese sigue líder tras su gran remontada con 149 puntos. Por detrás, están Cluzel (133), Caricasulo, Krummenacher (129) y De Rosa (119). La acción seguirá dentro de dos semanas en Francia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here