El vigente campeón del mundo venció en la primera prueba del Mundial de Supersport, que tuvo que ser detenida con bandera roja por un fuerte accidente entre Canducci y Soomer. Krummenacher y Cortese, que venció por rebufo a Caricasulo, completaron el podio.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

No le podía ir mejor a Lucas Mahias en el arranque de su temporada 2018. El piloto francés, que cerró el pasado año ganando su primer título de Supersport 600, comenzó una nueva campaña venciendo la prueba inaugural en el circuito australiano de Phillip Island. Una carrera que, como viene siendo habitual, deparó emociones fuertes.

Con la premisa de parar antes de la vuelta 9 para evitar un sobresfuerzo de los neumáticos, la carrera empezó con el #144 dominando en la salida, por delante de Kenan Sofuoglu y de Federico Caricasulo. En las primeras curvas tuvieron lugar los primeros incidentes: por un lado, una caída de Hiroki Okubo y, por otro, problemas mecánicos en la Kawasaki de Anthony West, que dejaron a ambos fuera de juego en un principio.

Posteriormente, la atención se centró en la batalla por la segunda posición entre Sofuoglu y Caricasulo, que en un principio se decantó para el italiano, mientras que tras ellos llegaban Stapleford, Cluzel, Krummenacher, Badovini y Cortese. Sin embargo, la carrera tuvo que ser detenida con bandera roja a 13 vueltas del final, debido a un fuerte accidente en el que se vieron envueltos Canducci y Soomer. La peor parte fue para el italiano, ya que fue golpeado por la Honda del #38, y tuvo que pasar por el centro médico, aunque se mantuvo consciente y estable.

Así, Dirección de Carrera determinó una resalida de una carrera a 9 vueltas, evitando la obligación del flag to flag, con una parrilla basada en los resultados de la Superpole, aunque con la ausencia de todos los pilotos accidentados con excepción de Okubo.

En la nueva salida se repitió el guion anterior: Mahias volvió a mantener el liderato, aunque para ello casi se tocó con Sofuoglu, que logró aguantar segundo por delante de Caricasulo, Krummenacher, Cluzel, Cresson, Stapleford, Cortese y De Rosa. Sin embargo, tal aguante duró poco, ya que Caricasulo le pasó y, en la maniobra, el turco tuvo que irse por fuera de la pista, por lo que también le rebasó Krummenacher. De tal forma, el italiano y el suizo pasaron a luchar por el segundo puesto, mientras que el pentacampeón se dedicó a tratar de no perder posiciones, algo que resultó imposible.

Finalmente, Lucas Mahias consiguió imponer su ritmo para acabar venciendo la carrera y empezar desde el principio en la pelea. Por detrás, a la batalla entre Caricasulo y Krummenacher, que acabó decantándose para el suizo, se añadió Cortese, que batió el récord de la pista hasta dejarlo en 1:33.0 para ganar posiciones y, en la recta de meta de la última vuelta, batir al italiano al rebufo y subirse al podio por milésimas.

Por otro lado, terminaron detrás Stapleford, De Rosa, Cluzel, Smith, Badovini, Gradinger, Tuuli, Cresson, Sofuoglu, que se deshinchó completamente para acabar salvando 3 puntos, Okubo, Toparis, Van Sikkelerus, Di Meglio y Nacho Calero. Además, no terminó Epis, que se unió en la lista de bajas a Canducci, Soomer y West.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here