El piloto francés consiguió su tercer triunfo en 2018 tras superar en un gran duelo final a Sandro Cortese, su máximo rival en la clasificación general. De Rosa acabó tercero por cuarta vez consecutiva

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Jules Cluzel no quería perder hoy el hilo del Mundial de Supersport. El francés llegaba hoy a Brno empatado con Cortese en el duelo que ambos están llevando a cabo en los últimos tiempos del campeonato: el francés ganó en Assen y en Imola, mientras que el alemán hizo lo propio en MotorLand y hace dos semanas en Donington Park. Así, todo estaba predispuesto para que hoy se midieran cara a cara y dirimieran el resultado de su quinto enfrentamiento, con Cortese partiendo desde la pole y Cluzel desde la tercera plaza, y con Krummenacher entre medias de ambos cerrando una nueva primera fila completa para Yamaha.

Desde el inicio de la carrera, ambos mostraron sus cartas: Cluzel fue quien mejor salió y llegó primero a la primera curva, seguido en primera instancia por Krummenacher, aunque el suizo no tardaría en ser rebasado por Sandro Cortese. De hecho, el suizo fue el protagonista de estos primeros compases, ya que sin que se hubieran podido marcar diferencias sufrió una colada que hizo que se descolgara del grupo delantero, siendo adelantado por Raffaele De Rosa, Federico Caricasulo y Lucas Mahias.

Una caída sin consecuencias físicas unos instantes después de Caricasulo dejó a un cuarteto en cabeza de carrera, comandado por Cluzel, a quien perseguían los ya mencionados Cortese, De Rosa y Mahias. El alemán hizo un intento de colocarse primero para intentar marcharse, y trató de adelantar al francés, pero el piloto de NRT consiguió aguantar delante después de un buen intercambio de maniobras.

Pasaron las vueltas y los protagonistas de la batalla se dedicaron a rodar delante y a imponer su ritmo, algo que provocó que se descolgaran sus rivales. Primero fue Mahias, que como viene sucediendo durante todo este año fue incapaz de sacarle las décimas definitivas a su Yamaha oficial de la escuadra GRT. Tanto fue así que se vino abajo hasta que Krummenacher le alcanzó en los últimos giros.

Después, a 6 vueltas del final, le tocó a Raffaele De Rosa, que volvió a colar a su MV entre tantas máquinas de la fábrica de los diapasones, pero que sigue sin estar en condiciones de luchar por el triunfo. Quedaron, por tanto, los pilotos #16 y #11 en una pelea que arrancó en la última vuelta. Fue entonces cuando Cortese llegó a pasar delante, pero en las curvas 3 y 4 Cluzel apretó los dientes: alargó la frenada y tras un toque con su rival logró mantenerse delante por los pelos, llegando así a la línea de meta.

De tal forma, Cluzel cerró su tercera victoria de la temporada, Cortese alcanzó su cuarto podio en el mismo periodo de tiempo y De Rosa logró su cuarto tercer puesto consecutivo. Por detrás, completaron la zona de puntos Mahias, Krummenacher, Gradinger, West, Smith, Lahti, Cresson, Hartog, Soomer, Okubo, Coppola, que salió desde el pit lane por sanción, y Badovini. Cerraron la clasificación Canducci, Irwin, Stapleford, Enderlein, Tessels, Calero, Morciano, Iturrioz, Chalupa y Coppa, y no terminaron por caída Molnar, Morais, Hill, Badovini y Caricasulo.

En la general, Cortese se mantiene líder, con 122 puntos, aunque únicamente con dos de diferencia sobre Cluzel. Detrás, les siguen Krummenacher (-17), Mahias (-19), De Rosa (-39), Caricasulo (-43), Stapleford (-77), West (-81), Gradinger (-82) y Tuuli (-84).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here