El piloto alemán se llevó la carrera de Supersport 600 en la ronda del Reino Unido por delante de Jules Cluzel, con quien protagonizó una tremenda maniobra, y de Raffaele De Rosa, que volvió a subirse al podio con la MV.

Por: Rubén Carballo
Twitter: @Ruben_DXT

Sandro Cortese sigue deslumbrando en este Mundial de Supersport. Después de la victoria que se llevó de MotorLand Aragón el piloto de Yamaha consiguió hoy su segundo triunfo de la temporada en Donington Park, presentando así su más seria candidatura al título de campeón de cara a las carreras que restan para el final del campeonato.

En el día de hoy, el alemán fue protagonista de una pelea a tres bandas, luchando con Jules Cluzel, quien salió como una bala y arrancó la manga liderando e intentando marcharse, y con Raffaele De Rosa, que a bordo de su MV volvió a colarse entre el Top 5 de R6 que comandan la categoría. Así, el italiano se enganchó al alemán y pasaron a perseguir al francés, mientras que, tras ellos, Lucas Mahias mandaba en el grupo perseguidor por delante de Hiroki Okubo, Randy Krummenacher y Federico Caricasulo.

Los movimientos se sucedieron después. Cortese y De Rosa llegaron a alcanzar a Cluzel, y por detrás Okubo se fue al suelo después de que le adelantara Krummenacher, algo que dejó una batalla por el cuarto puesto entre el suizo y los dos pilotos oficiales de la marca de los diapasones en este Mundial.

La pelea por la victoria arrancó y realmente acabó a 13 vueltas del final. Fue entonces cuando Cluzel sufrió una colada que no dudó en aprovechar Cortese. Tan al límite fue que el #11 llegó a tocar al #16 e incluso le pidió disculpas, pero el ex piloto de Moto 2 ya estaba delante. Después de tal maniobra, trató de marcharse una primera vez, pero no lo consiguió. Sí lo hizo a la segunda, para ir directo a por la victoria de carrera.

Mientras esto sucedía, en las últimas vueltas pasaron a medirse en duelo Cluzel y De Rosa. El italiano adelantó al francés, pero este no tardó en devolvérsela. Finalmente, un error del de MV en la última curva de la penúltima vuelta le dejó sin opciones de acercarse de nuevo, aunque finalizó en un meritorio tercer puesto que completó una racha de tres podios consecutivos, siendo el único piloto que no conduce una R6 en subirse al mismo en este 2018.

Por otra parte, Krummenacher terminó cuarto después de tener que pasar hasta 2 veces a Mahias, al sufrir una colada cuando ya lo había hecho por primera vez, en un momento en el que estaba tratando de llegar al grupo delantero. Tras el #144, completaron a su vez la zona de puntos Caricasulo, Badovini, Gradinger, Morais, Irwin, West, Cresson, Smith, Soomer y Perolari. Cerraron la clasificación Stapleford, Hill, Lahti, Coppola, Tessels, Canducci e Iturrioz, y no finalizaron Hartog, Okubo, Van Sikkelerus y Vickers por caída, mientras que Calero no arrancó por problemas técnicos.

En la general, Cortese es el nuevo líder con 102 puntos, seguido por Cluzel (-7), Krummenacher (-8), Mahias (-12), Caricasulo (-23) y De Rosa (-35). El Mundial seguirá dentro de dos semanas en el circuito de Brno, en la República Checa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here